Feria de vinos del Géant: me paro y aplaudo

Hasta el 21 de junio se pueden probar y comprar etiquetas a buenos precios en ese hipermercado

Martín Viggiano

No son pocas las bodegas que por lo bajo se quejan de un evento que ya va por su decimocuarta edición. El llamado salón del vino del Géant -aunque para mi gusto es una feria con exposición y venta- significa para los consumidores una oportunidad casi única de probar gratis (sí, gratis) decenas de vinos nacionales y de la región antes de comprar. Durante tres semanas una treintena de bodegas instalan sus puestos en pleno hipermercado de Ciudad de la Costa para mostrar sus productos y dar a probar a quien se acerque sin otra cosa que ganas de paladear un vino.

Decía que no son pocas las bodegas que asisten a regañadientes, porque si bien es un evento de promoción importante, la inversión y el rédito no les termina de cerrar.

Pero también digo en el título de este post que me paro y aplaudo al Géant, porque como consumidor, el evento es ideal.

Los que consumimos vino de calidad de forma habitual podemos probar sin costo decenas de etiquetas y, a la vez, comprar a buenos precios, incluso con promociones que son difíciles de encontrar en otros lugares. Podría mencionar varios ejemplos de vinos en exposición en esa feria cuya relación calidad precio es muy buena. También hay novedades de bodegas locales. Pero como se trata de gustos, y la entrada es gratis, lo bueno es que quien quiera y pueda, vaya.

Cierro esta entrada corta y concreta con un mensaje dirigido a más de un macanudo que pueda pensar que esto es un mandado al hipermercado, o una nota comprada. Para que tengan una idea, Géant ni siquiera invita a Sacacorchos a la presentación y lanzamiento de ese salón, cuando se trata de uno de los pocos espacios periodísticos destinados al vino. No es un reproche, es un dato.

Ver aquí el catálogo


Comentarios

Acerca del autor