Fibra óptica: un plan estratégico de US$ 550 millones

La apuesta de ANTEL por esta tecnología suscita admiración pero también críticas

Uno de los caballitos de batalla del gobierno para convertir a Uruguay en “un país de primera”, como sostuvo hace unos meses el subsecretario de Industria, Edgardo Ortuño, es la instalación de la fibra óptica en todos los hogares del país. Se trata de una inversión que le costará a ANTEL unos US$ 550 millones y que el gobierno entiende no solo como una manera de proveer la mejor tecnología para internet, sino como una forma de democratizar su acceso, a través de una instalación sin trámites y sin costo para todos los uruguayos. No obstante, el camino hacia la modernización no parece libre de polémicas como cada vez que aparece una nueva tecnología. Aquí ANTEL, como ente monopólico, haría una apuesta sin precedentes en el mundo, mientras que hay quienes creen que no se debe descartar la conexión a través del cable de cobre.

En la actualidad el proyecto de fibra óptica ya llegó a más de 166 mil hogares y tiene proyectado 240 mil conexiones al término de 2012, para el final del quinquenio se proyecta llegar con fibra óptica a todos los centros poblados de más de 3.500 hogares, informó la presidenta del ente, Carolina Cosse, en una reciente reunión de expertos de internet en el hotel Radisson.

La jerarca instó a pensar el proyecto como impulsor de la telee-ducación y la industria audiovisual. Justamente en este aspecto es donde hay más dudas. La pregunta es si detrás de la inversión de ANTEL se procura brindar la mejor tecnología a todos los uruguayos –llegando a zonas donde a las empresas privadas no les sería redituable hacerlo, como ha declarado el gobierno– o si esta también es una forma en la que el ente monopolizará no solo internet sino los otros servicios que la fibra óptica posibilita, como la televisión para abonados.

Fibra versus cable módem
La fibra óptica es un hilo muy fino de material transparente, de mejor calidad que el cobre y hecho de vidrio o materiales plásticos, que envía pulsos de luz que representan los datos transmitidos. Debido a que no transmite a la velocidad de la electricidad sino de la luz, esto la hace factible de enviar información digital con gran velocidad y calidad. De acuerdo a un informe del gobierno sueco sobre la velocidad de las tecnologías de internet, la fibra óptica puede llegar, al menos de momento, a los 1.000 Mbps (Megabits por segundo), aunque esta velocidad es excesivamente alta para las aplicaciones y los contenidos actuales y es cien veces más rápida que el máximo que ofrece ANTEL por ADSL (10 Mbps).

Además de internet mediante fibra óptica, en la actualidad se puede acceder a la red a través de la conexión ADSL que da ANTEL, que se hace por medio del cable de cobre de la línea telefónica, y por medio de las conexiones inalámbricas de internet móvil (que también proveen empresas como Claro, Movistar y Dedicado), que representa menos de 5% del mercado.

Otra forma de conexión presente en la mayoría de los países del mundo, pero que no es permitida en Uruguay por el monopolio de ANTEL, es la de cable módem, prestada por los operadores de TV por abonados a través de la red de cable coaxial por la que transmiten el servicio de televisión. Durante el mandato de Tabaré Vázquez se pretendió, por medio del Plan Cardales, ofrecer el servicio denominado “triple play” (televisión por cable, internet y teléfono)  de forma compartida entre ANTEL y las compañías de cable, pero esto fue suspendido a inicios de la administración de José Mujica. A pesar de que las empresas de TV por abonados siguen reclamando dar el servicio, el gobierno ve el cable módem como una tecnología que está superada. “Nos cuesta creer que se esté criticando al gobierno por impulsar algo 10 veces mejor para los uruguayos porque no contempla los intereses de algunas empresas”, dijo Ortuño en el mes de abril.

De acuerdo a datos de ANTEL en la actualidad los servicios de banda ancha mediante la conexión de cobre aseguran un mínimo de 2 Mbps y un máximo de 10 Mbps. Con los servicios sobre fibra óptica el mínimo de velocidad es de 20 Mbps. No obstante, en los planes Vera el máximo llega a 120 Mbps en la velocidad de bajada de archivos, aunque es solo 4 Mbps la velocidad de subida (ver recuadro).

Sin embargo, de acuerdo al asesor internacional en telecomunicaciones y exasesor de ANTEL, ingeniero Omar de León, el cable módem no es una tecnología obsoleta sino competitiva, algo que se constata en que en los países desarrollados conviven las dos tecnologías y se continúan haciendo inversiones en internet por cable, explicó. “Una cosa es la fibra óptica única hasta el hogar (FTTH, por su sigla en inglés), eso permite velocidades muy superiores a la del cable y otra lo que está desplegando ANTEL, que es compartida por un máximo de 64 hogares”, sostuvo.

Sin embargo, Cosse negó a El Observador que esto sea así, aunque explicó que el sistema utilizado parte de una terminal a partir de la cual se divide la fibra en 24 líneas, cada una de las cuales llega a cada hogar (Ver mayor detalle en la entrevista a Cosse en página 3) . De acuerdo a la jerarca el gasto por hogar para la instalción de fibra óptica es de unos US$ 500.

De León dijo que si se permitiera hacer inversiones (a los operadores de TV por abonados) se pueden estar prestando servicios de velocidades de 100 Mbps. En Chile o Brasil están dando 100 o 200 Mbps con cable coaxial.

El ingeniero Carlos Martínez, responsable de investigación y desarrollo de Lacnic, tampoco considera que el cable módem sea una tecnología obsoleta y sostuvo que de acuerdo al perfil de tráfico de los usuarios uruguayos, hay muchos cuyas necesidades quedarían resueltas con el ADSL y el resto podría completarse a demanda con fibra óptica, como sucede en el mundo. “El servicio de dar más ancho de banda no alcanzaría para justificar esa inversión”, indicó.

El exdirector colorado en ANTEL, Carlos Guariglia, en una entrevista a Búsqueda en junio, cuestionó la inversión de fibra óptica y sostuvo que podría pensarse en una complementariedad con otros operadores.

De acuerdo a Martínez y a De León, Uruguay es el único país que está realizando un proceso de instalación de fibra óptica de esta magnitud, ya que en el resto del mundo conviven varios sistemas de internet. No obstante, el director de Netgate, Álvaro Lamé, y el socio fundador MVD Consulting, Mario Tucci, encuentran la apuesta del gobierno por esta tecnología como algo extremadamente positivo.

“La fibra óptica permite mucha más velocidad en la cantidad de la información como en la calidad. Es clave tanto para el desarrollo económico, cultural y educativo, y cada vez más el mundo se mueve hacia el contexto digital. Si se logran los objetivos,  la instalación de la fibra óptica va a ser para el gobierno de Mujica lo que fue el Plan Ceibal para el de Vázquez”, señaló Lamé.

De acuerdo a De León, “para las aplicaciones actuales del cliente residencial, 3 Mbps de bajada es suficiente. Hay que invertir y gastar lo necesario. Es como comprar un Maserati para ir a hacer las compras”, expresó.  

Lamé, en cambio, sostuvo que no se puede definir la inversión en tecnología a partir de los consumos actuales, porque en los últimos años se han dado cambios y crecimientos en este ámbito que no eran imaginables. 

Al respecto, el último Perfil del Internauta del Grupo Radar indicó el crecimiento exponencial de los usuarios de internet, que en Uruguay ya alcanza a la mitad de la población, 1.650.000 personas.

Tucci consideró que no se puede hacer toda una infraestructura de despliegue de una red de todo un país pensando en el hoy, sino en 10 años, y celebró que la fibra óptica representa una oportunidad única para Uruguay de “transformase en un lugar donde la tecnología apoye a vivir mejor”.

Esto podría implicar, además de la transmisión de internet, voz y televisión digital, la usabilidad de sistemas de control en los hogares, la integración de comunidades y hasta la posibilidad, por ejemplo, de que los padres puedan ver con una cámara de video a sus hijos en el jardín de infantes. “Son cosas que hoy están disponibles en internet, pero la usabilidad es poca porque la velocidad es muy lenta”, indicó.

Los precios
Otro tema que suscita dudas en el ámbito de las telecomunicaciones es el referente a los precios que cobrará ANTEL cuando toda la red esté instalada, al tener el monopolio de la fibra óptica.

De León reclamó tener en cuenta que en la telefonía fija, donde solo opera ANTEL, Uruguay es el país más caro de la región, con precios que llegan a ser hasta cinco veces mayores que el de algunos países de América Latina.  No obstante, en la telefonía celular, donde sí hay competencia, Uruguay aparece como una de las naciones más baratas en el costo del minuto.

Lamé y Martínez dudan que los precios aumenten pese al monopolio, debido a la presión de la población y al costo político que esto puede representar.

Los precios de internet en el país han venido reduciéndose en los últimos tiempos. De acuerdo a un estudio de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), Uruguay tiene el servicio de banda ancha más barato de América Latina en relación con el salario promedio. En cuanto a los precios de fibra óptica, en julio ANTEL bajó los precios que pasaron a costar entre US$ 45 y US$ 70 para velocidades que van de 30 a 100 Mbps.

Según informó Cosse en aquel momento, las tarifas “están por debajo de Europa (US$ 55) y de EEUU (US$ 63) y con mejor velocidad”. No obstante, arguyó Tucci, un inconveniente que tiene Uruguay en comparación a otros países es la escasa capacidad de velocidad de subida (el máximo en el plan Vera es 4 Mbps frente a los 120 de bajada), por lo  que el servicio no es simétrico.  Cosse desestimó que la velocidad de  subida sea muy baja y sostuvo que se está trabajando para aumentarla.  En velocidad de subida, ANTEL avanzó 70 posiciones a nivel mundial (con un  promedio de 7,35 Mbps) para servicios residenciales pasando del puesto 135 al 65 a nivel mundial y del 13 en América Latina al segundo lugar después de Chile en la región, de acuerdo a datos del portal Prensario Internacional.  

Otro asunto que está en debate es cuál va ser la posición de ANTEL  en el futuro, cuando la TV por abonados se transmita a través de la fibra óptica, algo que preocupa a las empresas de televisión por cable. Para De León y Martínez la apuesta del gobierno por esta tecnología solo se explica si se tuviera en miras brindar contenidos a través del servicio de TV por abonados. Pero según Cosse, ANTEL no brindará contenidos, aunque sí alquilaría la red (ver página 3). Para Tucci lo importante es ver  quién va a ser el dueño de esa fibra y qué servicios va a controlar o dejar pasar por ahí. La fibra es de todos, es como la calle que pasa enfrente de mi casa”, sostuvo.

 

Conectando el país

Durante octubre comenzaron las activaciones de hogares en Tacuarembó, Paysandú, Lavalleja, Rivera y Canelones. Se está trabajando también en Rocha, San José, Salto, Mercedes y Maldonado. En Montevideo ANTEL tiene actualmente 145.000 hogares pasados y  32.000 conectados a fibra óptica; se han realizado o se están realizando obras en el Centro, Punta Carretas, Pocitos,  Buceo, Malvín, Punta Gorda, Carrasco, Parque Batlle, La Blanqueada, Larrañaga, Brazo Oriental y Sayago. La instalación de la fibra óptica en el hogar se realiza sin trámites ni costos previos por parte del cliente. Para que los usuarios comprueben la tecnología se brinda un servicio con velocidad de 30 Mbps de bajada y 2 Mbps de subida por un período promocional.


Fuente: Fernanda Muslera

Populares de la sección

Comentarios