Fiebre investigadora en el Parlamento

La oposición abrió varias investigaciones en el Parlamento de casos polémicos y logró colocarlos en el debate público. Unas pocas fueron apoyadas por el FA.
Desde el fin de la comisión investigadora por ANCAP, que terminó en una causa judicial que tiene como indagado al vicepresidente de la República, Raúl Sendic, empezó una fiebre parlamentaria por indagar cuestiones de gobierno.

Esa investigadora fue la única que logró imponer la oposición durante las primeras dos administraciones frenteamplistas. En ese caso la izquierda, con muchas dudas, aceptó indagar y dio sus votos en el Senado.

Pero luego de ese "éxito" para la oposición, en este nuevo período llegó otra oportunidad: la pérdida del voto 50 para el oficialismo en Diputados.

Allí aparecieron otras propuestas, como una de las formas que encontró la oposición para profundizar en temas de dudosa resolución y que a su vez impactaron en la opinión pública.

En algunos casos el Frente Amplio las apoyó porque no tenía más remedio, como la que indagará sobre el financiamiento de empresas a partidos políticos.

En otro, como la referida a posible espionaje en democracia la promovió, aunque con oposición interna.

Pero, ¿qué tanto se logró avanzar por esa vía y cuáles fueron los resultados concretos?

A diferencia de lo que sucedió con ANCAP a finales del período pasado, donde hubo mucho trabajo de los legisladores en indagar, ahora en estas nuevas comisiones, todo viene lento.

Varias empezaron a sesionar el año pasado y durante el verano entraron en receso.

Responsabilidad

Desde la oposición defienden la herramienta y afirman que es válido investigar. Además, dicen, que es lo que corresponde.

También saben que sacar a relucir los trapitos al sol del oficialismo les puede servir electoralmente, aspecto éste que públicamente no reconocen.

Abrir varias comisiones, que de por sí son mecanismos lentos, "no dispersa" el trabajo parlamentario, comentó a El Observador el diputado colorado Fernando Amado, al ser consultado por lo lento de ese mecanismo.

Para el legislador "la ebullición de los temas que surgieron" y el hecho de que durante muchos años el Frente Amplio las pudo neutralizar, hace que hoy haya varias funcionando.

Las comisiones son un camino seguido tanto en Diputados como en el Senado.

Las críticas del FA


Para el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, los llamados y las comisiones investigadoras son parte de "una estrategia" y advirtió que se puede "bastardizar" una herramienta democrática. Miranda dijo que quiere "una oposición en serio, que debata ideas" y no una que ande "aventando fantasmas y sacudiendo sábanas".

"Cuando se propone a cada rato una interpelación o una investigadora, se deterioran mecanismos que son válidos, pero pierden valor y la población lo percibe como tal y eso deteriora la política y ahí hay un riesgo mucho mayor", afirmó Miranda el miércoles en el programa Pisando Fuerte de Metrópolis FM.


El diputado Pablo González (Lista 711 del FA) también entiende que se está ante "una lógica" del comportamiento de la oposición que busca generar "un estado de situación donde son todos corruptos".

Es una estrategia y por eso prevé que se pidan más comisiones investigadoras, dijo González a El Observador.

"Fijese que se investiga la regasificadora que fue un negocio fallido donde el Estado cobró a su favor una multa de US$ 100 millones". "¿Cuándo el Estado cobró algo así?", se preguntó el legislador del sector de Raúl Sendic.

Freno

Pero el Frente Amplio con su poderío en votos, también logró evitar dos investigadoras, una en cada cámara.

En el Senado, donde la mayoría del Frente es inamovible, el colorado Pedro Bordaberry propuso determinar si los casos de corrupción que se investigan en Argentina por la gestión Kirchnerista, y lo que ocurre en Brasil donde cayeron legisladores y ministros vinculados a corrupción, no pasaron para el lado uruguayo. Ahí el oficialismo no aportó sus votos y frustró la intención de Bordaberry.

Otro caso donde el Frente se impuso fue en Diputados cuando evitó que se averiguara sobre los negocios entre Uruguay y Venezuela en los que participó comointermediaria la empresa Aire Fresco, que tiene claros vínculos con el MPP, el sector del expresidente José Mujica.

Esa comisión la impulsó el nacionalista Jaime Trobo.

Finalmente la investigadora no salió porque el diputado de Unidad Popular, Eduardo Rubio, dio al oficialismo el voto 50 que necesitaba.

El Frente perdió la mayoría automática que tenía al declararse independiente del diputado Gonzalo Mujica.

. Con el actual cuadro político, en el Senado no hay chances de crear investigadoras sin el consentimiento del Frente Amplio. En Diputados, sin embargo, la llave la tienen legisladores como Gonzalo Mujica, Fernando Amado o Rubio, quienes se mostraron dispuestos a votar con la oposición o con el oficialismo según los temas.

En qué está cada comisión investigadora


Financiamiento a partidos

Cambio Nelson

La última investigadora votada fue la propuesta por el Partido Colorado en Diputados para estudiar el financiamiento de los partidos políticos a partir de lo hecho por cinco empresas con vínculos partidarios.

Se revisará lo ocurrido en Cambio Nelson (vinculada a los colorados) y también a las empresas Cutcsa, Fripur, la agencia de publicidad La Diez y Aire Fresco, todas éstas con conexiones con el Frente Amplio. También se indagará sobre las tarifas en publicidad que cobraron los medios, sobre todo la televisión, a los partidos políticos en tiempo electoral.

El diputado colorado, Walter Verri, dijo a El Observador que el objetivo de la investigadora es "puntual y acotado" por lo que espera que avance con cierta fluidez.

Sin embargo, el grupo de trabajo aún no se constituyó. Tendrá 15 miembros (el Frente estará en minoría por primera vez con siete diputados) y la comisión tiene un año para trabajar con opción a una prórroga de seis meses.

Regasificadora

La propuesta del Partido Nacional para investigar los contratos e inversiones vinculados a la regasificadora empezó a recibir delegaciones. Por su carácter técnico, cada sesión dura más de cinco horas. Ya estuvo el exdirector nacional de energía Ramón Méndez y el directorio de UTE.

Tiene previsto trabajar seis meses, se está reuniendo una vez por semana. Los diputados pueden pedir una prórroga de seis meses más.

El diputado Pablo Abdala, impulsor de la investigadora, recordó a El Observador que se empezó a trabajar en noviembre, luego vino el receso, y se prevé terminar a comienzos de agosto.

Abdala opinó que aún no puede determinar si será necesario extender el plazo aunque dijo que el trabajo que tiene aspectos "técnicos y engorrosos".

Como en el caso ANCAP si se sospecha de irregularidades terminará en la Justicia penal.

Panamá Papers

Hace casi un año, cuando surgió la información de los llamados Panamá Papers, el Frente Amplio presentó la idea de formar una comisión para analizar ese tema y ver vulnerabilidades del país.

A partir de allí se supo también que varios uruguayos utilizaban ese tipo de sociedades financieras, que son legales, y se benefician al pagar menos impuestos en el exterior.

El senador Rúben Martínez Huelmo (Frente Amplio) dijo a El Observador que se recibieron a algunas delegaciones, los próximos será la Asociación de Escribanos, y el primer objetivo es llevar al plenario, "este año", un nuevo proyecto sobre lavado de activos.

La comisión no tiene plazo para terminar su trabajo y estará operativa todo el período de gobierno.

Hasta ahora se reunió pocas veces.

Espionaje en democracia

Espionaje

Los archivos encontrados en la casa del hoy fallecido coronel Elmar Castiglioni aportaron información sobre la dictadura uruguaya.

Se trata de unas 60 cajas que fueron encontradas tras un allanamiento en el marco de una investigación por el homicidioi de Fernando Miranda, un militante comunista secuestrado en 1975.

Castiglioni fue subdirector del Centro de Altos Estudios Nacionales y jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia del Estado. De esos archivos surgió que al parecer hubo espionaje a políticos, jueces, periodistas y sindicalistas, en años de democracia.

El diputado Luis Puig (PVP) impulsó la investigadora que fue votada por unanimidad. Una de las invitadas fue la exministra de Defensa Azucena Berrutti.

El grupo trabaja bajo régimen de reserva, por lo que no se permite que haya taquígrafos que registren lo allí conversado.

Puig dijo a El Observador que la conclusión general es que hubo espionaje militar y policial en años de democracia. "No puedo decir más", acotó el diputado
.

La comisión tiene tiempo para funcionar hasta fines de julio y luego puede pedir una prórroga de seis meses, algo que seguramente ocurrirá.

Trata de personas

Presentado en seminarios que se organizaron en el Parlamento como un problema mayor que el que se cree, el Legislativo creó el año pasado una comisión sobre la trata de personas.

Los legisladores recibieron a organizaciones de la sociedad civil que ayudan a las víctimas, escucharon el testimonio de mujeres que fueron explotadas, algunas fuera del país, manejan cifras y también invitaron a autoridades del Ministerio del Interior y de Interpol.

En la comisión, los representantes de todos los partidos están de acuerdo en impulsar un proyecto integral que pone el centro en la atención a las víctimas. En diciembre pidieron ampliar el plazo de trabajo por seis meses más. La comisión la preside la senadora Daisy Tourné.

El grupo sigue trabajando.

Aportes y publicidad

El Senado formó una comisión especial para revisar la forma de financiación de los partidos políticos y aspectos relacionados a la publicidad electoral que contratan. Se comprobó que los partidos pagan precios diferentes para estar en las tandas de TV.

Se invitó a la Corte Electoral, técnicos internacionales para revisar lo hecho por otros países, fue la cátedra de Derecho Constitucional y analistas políticos.

El grupo empezó a trabajar en julio del año pasado. Hasta ahora se manejaron varias ideas, en algunos puntos hay acuerdo, pero no se presentó ningún proyecto. Sigue trabajando.

Violencia en el deporte

garrafa

El Senado formó una comisión especial para analizar la problemática de la violencia en el fútbol con el objetivo, si es necesario, de aggiornar las normas.

Los legisladores recibieron a representantes de los clubes y jefes de seguridad de Nacional y Peñarol para conocer más sobre el comportamiento de los barra brava. También fueron al Parlamento dirigentes de la Asociación Uruguaya de Fútbol, fiscales, jueces y hasta se invitó a Guillermo Madero, director de seguridad en espectáculos deportivos del gobierno argentino. Por ahora, no se propuso ningún cambio normativo.


Populares de la sección

Acerca del autor