"Figueredo no le robó a nadie": su familia lo defiende

Su esposa e hijo aseguraron que el exdirigente de la FIFA no infringió la prisión domiciliaria
"Tengo todo para probar en la Justicia. Mi esposo no le robó a nadie", aseguró Carmen Burgos, esposa de Eugenio Figueredo en el programa Desayunos Informales.

Esta mañana, Burgos fue entrevistada junto a su hijo, Eugenio Figueredo, a partir de una polémica iniciada por un periodista que aseguró haberlo visto en Punta del Este, por lo que habría violado su prisión domiciliaria.

"Hasta ahora la familia nos hemos mantenido callados pero hay cosas que van más allá de la impunidad. Los periodistas amparados en un micrófono pueden decir cualquier barbaridad. No solamente tenemos pruebas, sino que además hay cámaras y nadie puede salir del edificio si no es filmado", agregó. "Mi esposo no le robó a nadie, él está siendo juzgado por otro tema que no tiene nada que ver con robar a nadie", reiteró Burgos.

Este martes el periodista Carlos Peláez publicó en su cuenta de Facebook que Eugenio Figueredo estaba en Maldonado. Escribió que eran las 22 horas aproximadamente cuando ingresó Eugenio Figueredo acompañado de otros tres hombres. También especificó que "la conversación tuvo un solo tema: Paco Casal" y que "luce un visible estiramiento facial y aplicación de botox".

Sin embargo, el hijo de Figueredo aseguró que son "barbaridades" y definió al periodista como un "terrorista" porque cada auto que ingresa al predio del edificio es identificado por los porteros, además de que la Policía concurre a la casa familiar a la una de la madrugada, diez de la mañana y seis de la tarde, para verificar que Figueredo se encuentre allí. "Tenemos todas las pruebas, estamos traquilos de que no ha salido de acá nunca", dijo su hijo.

"El puede moverse dentro del predio de la casa. Tiene gimnasio, una barbacoa, tiene piscina y espacio para salir a caminar, sin embargo él prefiere cumplir a rajatabla el tema de la prisión domiciliaria y no se mueve del apartamento", relató Eugenio Figueredo hijo.

El 24 de diciembre de 2015 el exdirigente de la FIFA fue procesado con prisión por delito continuado de estafa en reiteración real y un delito continuado de lavado de activos. Permaneció un tiempo en Cárcel Central pero luego obtuvo prisión domiciliaria porque un informe médico definió que debía recuperarse en su domicilio tras una intervención quirúrgica de próstata.


Populares de la sección