Firma de ANCAP en Argentina perdió US$ 1,7 millones a marzo

La petroquímica Carboclor tiene pasivos concursales por US$ 27,3 millones

Luego de terminar el 2016 con el peor desempeño de su historia, lo que le reportó un rojo de US$ 18 millones, la petroquímica Carboclor que ANCAP tiene en Argentina tuvo en el primer trimestre del año pérdidas por US$ 1,7 millones. La empresa se encuentra en concurso preventivo de acreedores y su planta estuvo en marcha solo 42 días hasta marzo, lo que llevó a un descenso de entre 50% y 60% en los volúmenes de producción.

El balance de la compañía da cuenta que en el primer trimestre los ingresos totales por venta de productos y prestación de servicios totalizaron US$ 9,3 millones, de los cuales US$ 7,1 millones correspondieron al mercado interno y US$ 2,2 millones a exportaciones a mercados regionales.

La planta solo produjo entre el 13 de enero y el 23 de febrero. En esa fecha un desperfecto en la refinería dejó sin abastecimiento de materia prima al complejo hasta el 31 de marzo inclusive.

En relación a los negocios, el balance señala que fue visible una recuperación del mercado interno, mientras que externo se vendió 35% menos que en igual período de 2016 y se registró un descenso de 24% de facturación a valor FOB.

Según el balance al que accedió El Observador, la gestión en el 2017 está focalizada en la optimización de costos fijos y variables, que en los dos primeros meses del año contribuyó a lograr resultados operativos positivos, los cuales "lamentablemente no pudieron ser sostenidos en el mes de marzo", se indicó.

"A pesar de ello, se continúa trabajando en la eficiencia de los procesos tanto operativos como administrativos, en pos de revertir el resultado en lo que resta del ejercicio", dice el documento.

La justicia argentina aprobó el 22 de febrero pasado la apertura del concurso preventivo de acreedores, actualmente en trámite, que había solicitado ANCAP a fin de 2016 con el fin de evitar la quiebra y buscar salvar a la empresa. El proceso concursal estableció el 13 de junio próximo como fecha hasta la cual los acreedores podrán verificar sus créditos ante la sindicatura designada.

Es así que hasta ahora no se ha determinado el monto final de la deuda concursal y su forma de pago. Los estados financieros dan cuenta que al 31 de marzo la compañía tenía un pasivo concursable corriente por US$ 26,3 millones, entre los cuales figuran cuentas comerciales a pagar por US$ 8,5 millones y préstamos pendientes otorgados por entidades financieras por US$ 15,3 millones.

En tanto, el total de pasivos concursales no corrientes es de aproximadamente US$ 1 millón.

El concurso preventivo supone la suspensión en la ejecución de los intereses en contra del deudor. Y a su vez, permite a la empresa continuar la operativa bajo la vigilancia de un síndico y un comité de acreedores. Hoy la petroquímica no está pagando ninguna obligación financiera, pero sí impuestos y salarios.

El futuro acuerdo con los acreedores puede pasar por la venta de las acciones o el diseño de planes de refinanciación con quitas o nuevos plazos de pago, entre otras alternativas.

También puede pasar que un tercero (sea acreedor o no) adquiera las acciones y negocie un plan de pago con el conjunto de acreedores. De hecho, fuentes del ente habían dicho días atrás a El Observador que continúan habiendo sondeos con interesados para vender total o parcialmente la empresa.

Al analizar los números desde el comienzo de su operativa, en 2003, la pérdida acumulada de Carboclor es de US$ 20,3 millones. El histórico también deja ver que, después de cerrar el ejercicio 2008 con un rojo por US$ 1,3 millones, logró completar cuatro años consecutivos con ganancias pero esa racha se cortó en 2013. Desde ese entonces hasta la actualidad, las pérdidas acumuladas son de US$ 36,1 millones.


Populares de la sección

Acerca del autor