Fiscal acusa a cuatro oficiales navales por abuso de funciones

Piden imputar a cuatro marinos, entre ellos, dos excomandantes

El fiscal especializado en Crimen Organizado Carlos Negro solicitó los procesamientos sin prisión de cuatro oficiales navales, a quienes imputa por el delito de abuso de funciones al concluir que participaron de una maniobra con vales de nafta de la Armada.

Negro presentó su dictamen el martes 6 ante la jueza Beatriz Larrieu. Es una de las tantas causas iniciadas a partir de 2010 sobre hechos de corrupción en la fuerza de mar y por las que ya fueron procesados con y sin prisión una decena de oficiales en actividad y también retirados.

El fiscal pidió enjuiciar a Juan Fernández Maggio (que fue comandante de la Armada entre febrero de 2006 y febrero 2010) y también a Óscar Debali (que ocupó el máximo cargo de la fuerza de mar entre febrero de 2010 y agosto de ese año). En el caso de Fernández Maggio, en agosto de 2010 fue procesado en una causa por compras "fantasmas", razón por la que estuvo en prisión durante dos años y resultó condenado por fraude a fines de 2015, pero Negro pide ahora que su nuevo enjuiciamiento sea sin reclusión dado que el caso anterior implicó hechos delictivos que "eran conocidos y investigados como conexos con los presentes".

Negro también pidió imputar a dos capitanes de navío que se desempeñaron como ayudantes de Fernández Maggio y Debali. La maniobra consistía en canjear vales de combustible por dinero en cheques en diferido a través de la colaboración de al menos una estación de servicio que era propiedad de un marino retirado.

El fiscal Negro, en el dictamen al que accedió El Observador, señala que existió "una conducta persistente, injustificada y arbitraria, con conocimiento pleno de la ilicitud del desvío de la finalidad de los vales, todo ello con la intención de obtener fondos extras destinados a cubrir determinados gastos de funcionamiento de las unidades dependientes del Comandante en Jefe, los que no habían sido previstos en el presupuesto asignado al arma".

Según lo que sostiene el representante del Ministerio Público, "la manipulación de los vales estaba inspirada y fomentada en el hecho de solicitar rubros por cantidades bastante superiores a las necesidades reales de cada unidad, y en especial las del Comando de la Armada".

La maniobra implicó la realización de actos "arbitrarios" mediante los que se buscó "cubrir necesidades de dudosa y relativa urgencia", dice el dictamen del fiscal que pidió los procesamientos por abuso de funciones (artículo 162 del Código Penal) dado que no se probó que los implicados hayan "procurado y dirigido su accionar a un beneficio propio o de un tercero", en cuyo caso hubieran cometido fraude.

Compras "fantasmas"

El mes pasado, en el marco de otro expediente referido a hechos de corrupción en la Armada, el fiscal Negro pidió procesar sin prisión a los excomandantes Fernández Maggio, Debali y Alberto Caramés por su responsabilidad en ocho compras "fantasmas" de motores y equipamiento que la fuerza de mar registró pero no existieron entre 2005 y 2009, informó el El País el 27 de agosto.

Esas maniobras "en algunos casos tenían por finalidad obtener fondos frescos que permitieran cubrir distintas necesidades de la fuerza", concluyó el fiscal.