Fiscal de Apelaciones: "no fue Nisman quien disparó el arma que le dio la muerte"

En un dictamen, que no es vinculante para el Tribunal, Ricardo Sáenz entendió que el homicidio es la principal hipótesis que se maneja en la causa
Por primera vez, un funcionario judicial coincidió con la versión presentada por la querella según la cual el fiscal Alberto Nisman no se suicidó, sino que lo mataron.

Ricardo Sáenz, fiscal general ante la Cámara del Crimen, emitió un dictamen en el que apunta que su colega Alberto Nisman fue víctima de homicidio en enero de 2015, días después de denunciar a la entonces presidenta argentina Cristina Fernández por presunto encubrimiento de Irán en el atentado de la AMIA.

"Concuerdo con los apelantes en que el objeto procesal de esta causa hasta el momento, lo constituye la hipótesis de que Alberto Nisman ha sido víctima del delito de homicidio", señala el dictamen del fiscal, que pide que el caso pase a la Justicia Federal de Buenos Aires, "que es la que tiene la competencia más amplia para conocer y dilucidar cuál de todas las hipótesis implicadas resulta finalmente aplicable al hecho".

Según detalla, "no caben dudas ya de que no fue Alberto Nisman quien disparó el arma que le dio la muerte, lo que necesariamente lleva a concluir que fue víctima de un homicidio". Y sostiene que coincide con las pruebas que presentó la querella que concluyen que posterior al disparo, el cuerpo del fiscal "fue movido alterándose así la escena del crimen".

Su dictamen responde a una apelación de la exesposa del difunto, Sandra Arroyo Salgado, que no comparte la principal línea de investigación del hecho, que apunta a que el fiscal se suicidó. El planteo de Sáenz, empero, no es vinculante.

Sáenz es, además de fiscal general, vicepresidente por parte de los fiscales de la Asociación de Magistrados de su país. Fue uno de los que convocó a la marcha de magistrados para pedir justicia por Nisman en 2015.

En marzo conversó con El Observador sobre la situación en su país y acusó que "el gobierno intenta influir en las decisiones de la Justicia".

Cuando se le preguntó si en un futuro se podría saber qué ocurrió realmente con Nisman, respondió: "Tengo la esperanza de que algo más se va a poder averiguar. No sé cuánto".

Nisman fue hallado el 18 de enero del año pasado con un disparo en la cabeza en el baño de su departamento, en el barrio porteño de Puerto Madero, un día antes de declarar contra la expresidenta Cristina Fernández y el excanciller, Héctor Timerman y otros funcionarios por encubrir a los autores del atentado a la AMIA en 1994.


Populares de la sección