Fiscal de crimen organizado halló mérito y pide iniciar investigación del caso ANCAP

Piden nómina de jerarcas y formarán equipo de peritos

A 90 días de presentadas las denuncias de la oposición, la fiscal especializada en crimen organizado María de los Ángeles Camiño se pronunció a favor de iniciar la indagatoria respecto a posibles irregularidades en la gestión de ANCAP, lo que pone en el ojo de la tormenta al vicepresidente Raúl Sendic, que en las dos administraciones anteriores del Frente Amplio presidió el directorio de la empresa.

"La Fiscalía entendió que hay mérito para iniciar una investigación", expresó Camiño ayer a El Observador luego de pronunciarse en ese sentido por escrito ante el juez Néstor Valetti.

En la lluviosa tarde del martes 19 de abril, los principales dirigentes de los cuatro partidos de la oposición representados en el Parlamento (Partido Nacional, Partido Colorado, Partido Independiente y Unidad Popular) se presentaron en el juzgado especializado en crimen organizado que funciona en la calle Bartolomé Mitre casi Buenos Aires, al costado del Teatro Solís.

Allí, en un claro gesto de unidad ante el reclamo, la oposición presentó tres denuncias penales (blancos y colorados lo hicieron en un mismo expediente) en las que pidieron indagar la gestión de ANCAP, que entre 2011 y 2014 registró pérdidas por US$ 602 millones.

Como primeras medidas instructorias Camiño pidió, en relación a los tres expedientes, que toda la documentación aportada por los denunciantes sea analizada por el equipo de peritos del juzgado, que el 1º de agosto cambiará de titular ya que Valetti será reemplazado por Beatriz Larrieu, según lo decidió semanas atrás la Suprema Corte de Justicia.

La representante del Ministerio Público también solicitó que se requiera a ANCAP el detalle de autoridades que "intervinieron de una u otra forma" en los asuntos denunciados, dijo Camiño. La fiscal aclaró que por ahora no hay individualizados indagados, ya que la oposición no apuntó contra personas en concreto sino que pidió investigar hechos.

Camiño indicó que si bien los episodios denunciados refieren a varios períodos, "en general" son de la administración del gobierno de José Mujica (2010-2015), en la que Sendic presidió ANCAP hasta octubre de 2013.

Los puntos denunciados

Los insumos de las denuncias presentadas por la oposición surgen de una comisión investigadora parlamentaria sobre la gestión de ANCAP en el período 2000-2015. Una vez concluida la investigación parlamentaria, el Frente Amplio, a diferencia de la oposición, consideró que no hubo ilícitos.


Las denuncias piden investigar los gastos en publicidad de ANCAP que de US$ 1,5 millones pasó a US$ 10,7 millones entre 2013 y 2014. El período coincide con la campaña electoral en la que Sendic fue compañero de fórmula del presidente Tabaré Vázquez.

La oposición también entiende que hubo irregularidades en la contratación de la agencia de publicidad La Diez a través de la cual se pagó publicidad a una radio comunitaria de Quebracho (Paysandú) que no estaba al aire. Además, se gastaron US$ 370 mil en la fiesta de inauguración de la planta de desulfurizadora en La Teja en agosto de 2013, evento al que asistió la entonces presidenta argentina, Cristina Fernández, junto a otros jerarcas de su gobierno.

Por otra parte, la oposición pidió investigar la construcción de dos barcazas y un remolcador que fue bautizado como Ky Chororo en el marco de un contrato con la Armada por US$ 12,5 millones aunque finalmente ANCAP pagó casi US$ 15 millones. El remolcador tuvo problemas de construcción que retrasaron su puesta en funcionamiento, lo que obligó a la empresa a gastar US$ 7 millones en alquilar ese servicio.Además, la oposición pidió investigar la actuación de la petrolera estatal como broker de la empresa holandesa Trafigura en un negocio de intermediación con Petroecuador. Al final ANCAP ganó unos US$ 6 millones. Sin embargo, según el Partido Nacional, el ente no tiene marco jurídico para actuar en un negocio offshore.

La oposición también pretende que la Justicia indague los acuerdos entre ANCAP y la firma Exxor, que iba a articular el canje de deuda con la venezolana Pdvsa. El acuerdo no se cumplió y la petrolera uruguaya terminó pagando US$ 3,5 millones a esa firma. Otros aspectos incluidos en las denuncias refieren a varias licitaciones de ANCAP que fueron ganadas por el mismo oferente.


Populares de la sección

Acerca del autor