Fiscal y diputados de acuerdo en legislar el derecho de admisión

Jorge Díaz aseguró en el Parlamento que es necesario establecer responsabilidades

El fiscal de Corte, Jorge Díaz, y legisladores de todos los partidos políticos, estuvieron de acuerdo ayer en la necesidad de legislar el derecho de admisión en los espectáculos deportivos, con el objetivo de sacar de las canchas a los que cometen actos de violencia. Díaz asistió a la comisión especial de Deporte de la Cámara de Representantes, que desde hace algunas semanas recibe a actores vinculados al fútbol con el objetivo de contribuir a encontrar una solución a la violencia.

Según contaron a El Observador participantes de la reunión, el fiscal entiende que se debería establecer con precisión quién es el responsable de aplicar ese derecho.

El Frente Amplio entiende que son los privados organizadores de los espectáculos (los clubes) con apoyo de la Policía quien debe aplicar el derecho de admisión, según explicó a El Observador el diputado de la Liga Federal Sergio Mier. Los blancos, en cambio, piensan que debe ser la Policía la responsable de aplicar el derecho de admisión, dijo a El Observador el diputado de ese partido Amín Niffouri. "Es necesario establecer una clara responsabilidad de quién aplica el derecho de admisión", comentó Niffouri, que además es presidente de la comisión.

Mier aseguró que una aplicación efectiva de ese derecho, que consiste en impedir el ingreso a personas identificadas como violentas, "mejoraría mucho" la situación en el deporte. En ese sentido, los legisladores y el fiscal Díaz consideraron que sería de mucha ayuda la incorporación de las cámaras de reconocimiento facial en los estadios donde juegan los equipos grandes, como forma de tener pruebas contundentes para evitar el ingreso de los violentos y luego castigar conductas delictivas.

El diputado del Frente Amplio también habló de limitar el ingreso de banderas y cartelería a los estadios, como forma de poner punto final a esos objetos como trofeos de guerra, muchas veces motivo de disputas y enfrentamientos entre hinchas. Mier contó a El Observador una anécdota que lo tuvo como protagonista en medio de la barra de Peñarol, junto con uno de los referentes de los hinchas.


"Jorgito, un caballero"

El diputado del FA Sergio Mier, recordó que años atrás asistió con niños a ver a Peñarol al estadio de Cerro Largo, en Melo. Se instaló en la tribuna pero no podía ver el partido porque tenía la visión tapada por las banderas. Molesto, empezó a criticar a los hinchas, hasta que en un momento se le acercó uno de ellos. "¿Qué pasa señor?", le preguntó, y de inmediato bajaron las banderas. El interlocutor resultó ser "Jorgito", exreferente de la barra de Peñarol. "Conmigo Jorgito, un caballero", dijo Mier.


Populares de la sección