Florencia Kirchner tenía US$ 4,6 millones en cajas de seguridad

El dinero estaba guardado en la bóveda de un banco bonaerense
La Unidad de Procedimientos de la Gendarmería argentina abrió ayer de tarde dos cajas de seguridad registradas a nombre de la hija de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la casa matriz del Banco de Galicia, en el microcentro de Buenos Aires. Allí se encontraron unos US$ 4,6 millones, que fueron secuestrados.

La medida había sido ordenada por el juez federal Juilán Ercolini en el marco de la causa Hotesur, que investiga el patrimonio de la familia de los ex presidentes, y requerida por la propia Florencia Kirchner para "terminar con este show mediático".

Fuentes judiciales dijeron que el operativo se cumplió con la presencia de las personas autorizadas por el juzgado, entre ellas el abogado de la familia Kirchner en esta causa, el abogado Carlos Beraldi.

También fue notificado el contador de la familia de la ex presidenta, Victor Manzanares, a los que se sumaron personal del juzgado de Ercolini y de la fiscalía de Gerardo Pollicita, a quien el juez delegó la investigación.

El operativo se realizó en la bóveda del banco. El primer intento de verificar las dos cajas fracasó porque los gendarmes encontraron cerrada la bóveda por el mecanismo automático de relojería que regula este tipo de instalaciones bancarias.

Florencia Kirchner había presentado ayer un escrito ante el juzgado de Ercolini para solicitar que, tras haber sido fajadas, sus dos cajas de seguridad fueran abiertas "con premura" para evitar que "continuara el show mediático" alrededor del tema.

Ercolini había dispuesto que las cajas de seguridad fueran fajadas para evitar que pudieran ser vaciadas y así avanzar con la investigación de una ampliación de denuncia presentada por la diputada Margarita Stolbizer.

"Como no tenemos nada que ocultar, autorizo y requiero que proceda a la apertura de las cajas de seguridad Nº 5783-9-9 y 5873-3-5, de las que soy titular, tal como se informara voluntariamente a ese Juzgado", pidió la hija de la expresidenta.

Stolbizer había denunciado "movimientos extraños" en relación a las cuentas bancarias de la ex presidenta y de sus hijos Florencia y Máximo: "Estamos hablando aproximadamente de casi US$ 5 millones en cajas de seguridad, los cuales nunca fueron declarados ni por la ex presidenta en su última declaración jurada ni por su hijo Máximo Kirchner".

Según la denuncia, se trataba de una caja de seguridad en la que se guardaban unos US$ 2.250.000 y otra con US$ 2.214.000, además de una tercera que estaba a nombre de la ex mandataria en la que habían sido guardados unos 65.995.660 de pesos argentinos.

La exjefa de Estado se presentó la semana pasada ante el fiscal Pollicita, a quien relató que el contenido de las dos cajas de seguridad se debió a que cambió 65 millones de pesos declarados previamente, a dólares, tras el cambio de gobierno.

La ex presidenta denunció además a Stolbizer, a su abogada Silvina Martínez y al juez federal Claudio Bonadio por la supuesta filtración y tergiversación del contenido de un documento que pudo haber sido encontrado durante un allanamiento.

Para Fernández de Kirchner, la denuncia de Stolbizer se basó en una mala interpretación de la información que fue encontrada en el estudio contable de Víctor Manzanares, allanado por Bonadio en el marco de la causa Los Sauces.

Populares de la sección