FMI sugiere mejorar "credibilidad" de la política monetaria y fiscal

El organismo considera que ayudaría a enfrentar futuros shocks externos
El Fondo Monetario Internacional (FMI) instó a las autoridades del equipo económico a que mejoren la "credibilidad" de los objetivos de su política monetaria y fiscal, en momentos en que el ciclo económico parece dejar atrás la bonanza de la última década, según el artículo Uruguay: manteniendo el curso trazado en una región volátil. El organismo destaca que el país se ha convertido en un "bastión de la estabilidad". No obstante, advierte que "no es inmune" a los shocks y desafíos de una región volátil y con una economía doméstica que se está desacelerando.

"En este tiempo de incertidumbre regional mayor, se recomienda aumentar la credibilidad de los objetivos a mediano plazo de la política fiscal y monetaria, lo cual podría complementar los amortiguadores de Uruguay para capear los shocks económicos y financieros", dijo Jan Kees Martijn, jefe de la misión del FMI para Uruguay.

En los 12 meses cerrados a diciembre, el rojo de las cuentas públicas se ubicó en 3,5% del PIB.

Las autoridades del equipo económico esperaban iniciar en 2015 un proceso gradual de mejora en las cuentas públicas con un déficit proyectado de 3,2%, algo que en la práctica no ocurrió.

El director de la Asesoría Macroeconómica del MEF, Andrés Masoller, reconoció en su última exposición en el Foro Económico de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE) –sobre fines del año pasado– que "hay que comenzar a reducir (el déficit fiscal), porque está en un nivel muy alto que no se puede mantener". En ese sentido, reiteró el compromiso del gobierno de llevar el rojo de las cuentas públicas al equivalente a 2,5% del PIB para el final de período de gobierno.

Por su parte, en materia de combate a la inflación el gobierno también enfrenta dificultades y presiones que han alejado el ritmo de alza de precios cada vez más lejos del rango meta del Banco de Central, de 3% a 7%. En los 12 meses a enero, el IPC aumentó 9,7% y varios analistas ya anticiparon que superará los dos dígitos en los próximos meses. El FMI admite que la depreciación del peso frente al dólar ha presionado la inflación. Pero también sostiene que a pesar de la desaceleración de la actividad, los precios han superado el 9% desde julio del año pasado.

Para controlar las presiones inflacionarias, los economistas del organismo recomiendan mantener la política monetaria restrictiva, con el apoyo de una política fiscal prudente; la eliminación completa de la indexación de los salarios por inflación pasada, y reforzar aún más el marco de la política monetaria.

En su informe anual, el FMI reconocen los logros económicos y sociales de la última década, pero también los riesgos y desafíos que enfrenta el país, por lo que sugieren medidas para "fortalecer la capacidad de resistencia" del país a los shocks. El organismo estima que la economía uruguaya creció 1,5% en 2015 y se que se mantendrá este año con una expansión de 1,4%.

Populares de la sección