Fondes negará apoyo a empresas con problemas de viabilidad

Las restricciones incluyen dificultades de gestión, mercado y endeudamiento, entre otras

El Poder Ejecutivo aprobó el nuevo reglamento operativo del Fondes–Inacoop cuyas condiciones entrarán a regir a partir de este año. Entre sus principales puntos se destaca que no se apoyará en ninguna forma a empresas ya existentes que "por sus problemas de gestión, de mercado, de competencia, de costos, de productos, de endeudamiento u otros factores que hayan podido afectar su rentabilidad o estabilidad, lo requieran", dice la resolución oficial publicada ayer por Presidencia.

Bajo esa nueva estructura, sería inviable para el Fondes-Inacoop apoyar un emprendimiento industrial como Fanapel que cerró sus puertas en los últimos días, golpeada por problemas de competitividad y la pérdida del mercado argentino. Según el reglamento, podrán ser excepciones los apoyos a proyectos que tengan por objetivo "revertir sustancialmente dichos factores negativos", pero dependiendo de los análisis correspondientes.

Por otro lado, el nuevo esquema establece que se podrán otorgar hasta dos préstamos a un mismo proyecto o emprendimiento en un período de cinco años. Los créditos que hayan sido cancelados no se tendrán en cuenta en la aplicación de esta limitación

El monto total prestado no podrá superar el 15% del valor promedio anual de los activos administrados por el Fondes en los últimos cinco años. Cuando se conceda un segundo préstamo a un mismo proyecto o empresa deberán haber transcurrido al menos 18 meses desde el otorgamiento del primero.

Además, la totalidad de los nuevos apoyos a conceder al total de los emprendimientos o proyectos de un nuevo grupo económico, no podrá superar en ningún caso el 10% de los activos administrados en el año corriente por el Fondes.

Además, el reglamento agrega que el Fondes podrá requerir a los beneficiarios la contratación de auditorías externas o de profesionales independientes a fin de realizar el seguimiento de los proyectos o planes de negocios.

En ese sentido, se prevé que el Fondes-Inacoop realice diferentes tipos de controles, de acuerdo a la complejidad de los proyectos para evaluar "la correcta marcha del emprendimiento, seguimiento del riesgo de crédito de la cartera, análisis de situaciones comprometidas y propuestas a cerca de posibles reestructuras", dice el reglamento.

"No paga nadie"

En referencia a la cartera actual de préstamos, el reglamento señala que "se ha dado prioridad a contribuir con apoyo técnico para la supervivencia de los emprendimientos y se está diseñando un protocolo de actuación para un seguimiento estricto y gestión de morosos que se continuará aplicando en los años venideros".

El retorno del dinero es un dolor de cabeza para las autoridades del Fondes-Inacoop. "Prácticamente no paga nadie", había dicho su presidente, Gustavo Bernini, al ser consultado por el nivel de morosidad. Ante la pregunta de si eso se revertiría, contestó: "Uno aspira a que sí, pero no vemos que en el corto plazo haya posibilidades de hacerlo". De 22 emprendimientos que obtuvieron dinero a través del Fondes hasta el 28 de febrero de 2015 –lo que totalizó

US$ 69,2 millones–, ocho acapararon 93% de los fondos, según consta en el Informe de gestión Fondes Inacoop marzo 2015- mayo 2016.

Esos ocho proyectos eran Alas Uruguay (US$ 15 millones); CTC (ex Metzen & Sena, US$ 13,3 millones); Envidrio (US$ 11,5 millones); Funsacoop (US$ 6 millones); COEP (ex Pressur, US$ 6 millones); Cotrapay (ex Paylana, US$ 5,9 millones); UCOT (US$ 3,7 millones) y Urutransfor (US$ 3 millones).

De esta lista, tres –COEP, Cotrapay y, más recientemente, Alas Uruguay– cerraron sus puertas tiempo después de haber recibido el apoyo del Fondes. Sobre los riesgos de los tres proyectos había alertado en su momento la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) a través de su Unidad Técnica.

Luego del "rediseño" del Fondes tras el comienzo de la segunda presidencia de Tabaré Vázquez, solo un préstamo obtuvo luz verde. Fue para la Cooperativa Textil Puerto Sauce (ex Agolán, de Juan Lacaze, Colonia). El crédito ascendió a US$ 1,62 millones, y se sumó a los US$ 960.352 que se le habían otorgado previamente durante la presidencia de José Mujica.

Proyectos competirán para obtener los fondos

La recepción de los proyectos se seguirá haciendo mediante la modalidad de "ventanilla abierta". Pero también se sumará la modalidad de convocatoria que funcionará mediante llamados con un perfil predeterminado. De acuerdo al nuevo reglamento, los proyectos competirán entre sí y se elegirán los que obtengan mayor puntaje de acuerdo a la metodología de evaluación. Para incentivar que los emprendimientos utilicen está vía de presentación "las condiciones de fondeo serán más ventajosas", dice el nuevo reglamento. En otra parte, se señala que los emprendimientos que reciban apoyos reembolsables o garantías del Fondes deberán comprometerse a reinvertir las utilidades, y a no tomar préstamos u otorgar garantías sin autorización de la Junta Directiva del Fondes-Inacoop, "mientras no se haya producido el reintegro total de los apoyos reembolsables recibidos o se encuentren vigentes las garantías, cualquiera sea su naturaleza".


Populares de la sección