Fotocopias: condenan a dueños de locales y confiscan máquinas

Jueza sentenció a siete meses de prisión a 14 personas

Luego de tres años de proceso, la Justicia dio por terminado –en primera instancia– el juicio contra 14 responsables de locales de fotocopiado de la Galería Montecarlo, ubicada en 18 de Julio y Eduardo Acevedo, que fueron imputados por el delito de reproducción ilícita de libros jurídicos editados por la Fundación de Cultura Universitaria (FCU).

La denuncia fue realizada en 2011 por la FCU ante el perjuicio que le causaba a la institución el fotocopiado de sus obras, que son de uso corriente para los estudiantes de la Facultad de Derecho. A modo de ejemplo, la reproducción ilícita de un libro original de casi mil páginas cuyo costo rondaba los $ 2.300 era vendido a menos de $ 400.

En octubre de 2013, el juez Martín Gesto (que interinamente se encontraba como titular de una de las sedes especializadas en crimen organizado) a pedido de la fiscal Mónica Ferrero, procesó sin prisión a los responsables de los centros de fotocopiado por el delito de reproducción no autorizada de libros, ilícito previsto en una norma de 2003 que actualizó la antigua ley de Propiedad Literaria y Artística de 1937.

Ahora, la sentencia dictada la semana pasada por la jueza a cargo del expediente, María Helena Mainard, condenó a los 14 procesados a siete meses de prisión, aunque ninguno deberá cumplir la privación de libertad dado que la magistrada concedió a todos los involucrados el beneficio de la suspensión condicional de la pena, que implica además que si en el plazo de un año no son procesado por otro delito se les eliminará el antecedente, por lo que volverán a ser primarios.

"Surge plenamente probado que en forma diaria se venían comercializando con fines de lucro obras literarias y otro material académico, entre el alumnado que concurría a los locales; además de ello lo almacenaban digitalmente en muchos de los casos, reproduciendo de una forma u otra material bibliográfico perteneciente en propiedad intelectual a sus respectivos autores, sin haber obtenido previamente la correspondiente autorización y derechos de autor", dice la sentencia de la jueza Mainard, a la que tuvo acceso El Observador.

En la condena, la magistrada confirmó la confiscación de las fotocopiadoras y computadoras utilizadas por los implicados que sean de su propiedad "y que contengan la información en su caso digital, con reproducción total o parcial de obras literarias".

Ley a estudio

A raíz de este caso, y en base a una campaña de recolección de firmas promovida por la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), surgió una iniciativa para modificar los derechos de autor, eliminándolos en el caso de los libros académicos. Esa propuesta fue aprobada por el Senado en abril y actualmente se encuentra a estudio de la Cámara de Diputados, que evaluará hacerle algunas modificaciones a sugerencia del PIT-CNT y de la Cámara del Libro, dijo a El Observador el diputado comunista Gerardo Núñez.

Si se confirman los cambios en Diputados, el proyecto deberá volver al Senado que tendrá que ratificar esas modificaciones.

Populares de la sección