Fracasó venta de Alas Uruguay y solo asoma la opción de Azul

"Acuerdo marco" entre uruguaya y chilena no llegó a buen puerto
La posibilidad de que la aerolínea chilena Latin American Wings (LAW) comprara el 100% del paquete accionario de la uruguaya Alas Uruguay quedó por el camino. A través de un comunicado divulgado ayer, la trasandina informó que había "decidido desistir de la suscripción del convenio marco con la compañía" nacional. Este acuerdo había sido anunciado el jueves de la semana pasada. En ese momento, se indicó que la chilena se haría cargo del total del pasivo de Alas Uruguay (el más grande, los US$ 15 millones que le prestó el Fondes y que debe empezar a pagar en enero de 2018).

"En el caso de que la auditoría legal y financiera de Alas Uruguay avance correctamente, se espera que la aerolínea vuelva a operar a la brevedad, teniendo como prioridad el restablecimiento del puente aéreo entre la ciudad de Montevideo y el aeropuerto de Aeroparque en Buenos Aires, lo que se enmarca en la estrategia de LAW de expandir su presencia en América Latina", señalaba el texto dado a conocer la semana pasada.

Sin embargo, las negociaciones naufragaron. Ayer LAW sostuvo que su decisión de no avanzar en la compra "no obedece a una pérdida de interés en la operación analizada en conjunto por ambas empresas las semanas anteriores, sino a que ante la difícil situación de la empresa, y tal como se manifestó desde el primer día, los tiempos eran apremiantes". El 24 de octubre, Alas Uruguay informó a la Dirección Nacional de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia) su decisión de suspender las operaciones por 60 días. "Ante la apremiante situación que vive la compañía, y al hecho que debido a los tiempos que se manejan dentro de la industria aeronáutica está en riesgo la vigencia del Certificado de Operador Aéreo (AOC) y los otros permisos que posee Alas Uruguay, para nosotros es inviable seguir adelante con nuestras negociaciones", argumentó LAW.

Qué esperar ahora

Una fuente cercana a la negociación indicó a El Observador que ahora la esperanza que alberga Alas Uruguay es la concreción de un acuerdo con la brasileña Azul, cuyo nombre había sonado en meses anteriores.

Representantes del gobierno uruguayo se reunieron con ejecutivos de la aerolínea brasileña en los últimos días, con la intención de idear una fórmula para que pueda operar las rutas que tiene Alas Uruguay, pero no trascendieron mayores detalles sobre el resultado de esas gestiones.

Tiempo atrás, agregó un informante, Azul había planteado "asumir" (no comprar) la compañía, prescindiendo de los aviones que tenía arrendados Alas Uruguay –hoy ya no tiene ninguno en su poder–, y contratar a 30 personas. Antes del cese de operaciones, 150 trabajadores integraban la plantilla de la aerolínea nacional. "En ese caso, (Azul) actuaría como una base de operaciones, como cualquier aerolínea extranjera que opera en Uruguay", añadió la fuente.

Populares de la sección