Francisco Fattoruso y el ensamble del tiempo

El disco Khronos, ya disponible en Spotify y Youtube, se presentará en La Trastienda el próximo 13 de julio
Cuando a fines de 2011 Francisco Fattoruso decidió volverse con su familia a Montevideo, por su cabeza pasaba la incertidumbre. A su hija mayor le costaba romper los lazos con Atlanta, la ciudad que los recibió durante seis años y que sumergió al menor del clan musical más importante de Uruguay en el submundo del gospel y la música negra. "Cuesta al menos dos años ser el habitante de una ciudad. En Atlanta nos quedamos seis. Pero más allá de todo lo impresionante que viví en la comunidad y de la chance de tocar en lugares que se me abrieron por haber conectado con muchos músicos, nos sentíamos demasiado aislados. Fueron en total diez años lejos de Uruguay. Y al volver, nos costó mucho adaptarnos a acá", recordó el músico.

Las canciones de aquel tiempo, registradas en el disco Music adventure (2013), sonaban un poco a eso, explica el bajista y productor. "Esto me encuentra en un lugar más estable", aseguró ayer a El Observador en medio de un café en el hotel Ibis.

El concepto de la "estabilidad" tiene en este caso varias capas. Porque Khronos, el nuevo trabajo de Francisco Fattoruso, rezuma no solo tranquilidad y solidez, sino que también presenta al músico y productor de las ya icónicas jams "Martes on fire", del boliche Paullier y Guaná en el entorno a través del cual quiere proyectar su carrera: su banda, un ensamble de músicos uruguayos y argentinos que se fue armando durante todos estos años mientras la familia conectaba con la ciudad y Fattoruso se encontraba con Montevideo. El disco ya está disponible en Spotify y algunas de sus canciones en formato audiovisual en Youtube, aunque será editado en CD por el sello MMG.

Francisco Fattoruso - Nuevos Tiempos

El Francisco que se había ido de la ciudad era el del Trío Fattoruso (formado con su padre Hugo y su tío Osvaldo), el de las colaboraciones con artistas a un lado y otro del Río de la Plata y el de Cleptodonte, grupo cuya canción 104 adquirió con los años cierta condición de clásico de culto y de contraseña generacional para jóvenes uruguayos roqueros de ese entonces (con un dato cinéfilo que pocos recuerdan: el guionista Rodolfo Sayagués integraba la banda y Federico Álvarez fue el director del videoclip de ese tema).

Fattoruso piensa que lo que volvió de Estados Unidos fue un artista mucho más formado en la técnica y en la capacidad de producir (desde que regresó fue contratado por una amplia variedad de grupos que van del reggae al rock) y con la capacidad de concebir un trabajo con una dirección conceptual y sonora diferente. The house of groove (2007) y Music adventure (2013) ya lo encuentran recostado hacia el jazz pero siempre desde un costado de identidad funk, eléctrica y roquera. Su paso por Illya Kuryaki and The Valderramas –ahora reducido a algunas presentaciones puntuales– lo hizo reconectar también con Argentina.

Ya parados en 2016 y en este disco, el protagonista de este trabajo es el Francisco Fattoruso Group. Sin estos músicos, aseguró Fattoruso, Khronos no sonaría como suena. "Hay un concepto que se genera previamente a grabar. Se trabaja frente a ese concepto, que en este caso era el del tiempo. El tiempo es crecimiento y el tiempo me trajo a este disco que es el primero que grabo enteramente acá desde que volví", explicó.

La banda también es hija del transcurso del tiempo y de los encuentros en el estudio y sobre el escenario. Fattoruso tocó con muchos músicos, pero con los que fueron sumándose a esta banda hay conexiones cercanas al éxtasis musical, según una definición suya.

"Conectar con un músico arriba de un escenario es un tema de concepto y de lenguaje porque la música es eso. Es una cuestión de sensibilidad, no tanto de técnica; la técnica es solo un vehículo. Los mejores músicos son los que tienen la humildad de no 'pisar' a los otros cuando están tocando, sino que tocan para que todo suene", explica Fattoruso.

Francisco Fattoruso - Universal Music Theory

Juan Pablo di Leone en flauta, Nicolás Ibarburu en guitarra, Álvaro Torres y Manuel Contrera en teclados, Pablo González en batería, Federico Blois en percusiones y Ramiro Flores en saxofón forman parte del elenco estable que se encerró "como en la concentración de un equipo de fútbol" para grabar el disco en sesiones con espectadores en el estudio Vivace, ubicado bajo el Palacio Salvo. "Soy fanático de todos ellos. No solo de tocar con ellos sino de ir a verlos tocar. Y creo que compartíamos la inquietud por esta experiencia de grabar un poco a la antigua este disco. Creo que la tecnología dañó un poco al arte de la música. Los tiempos ya no son los mismos y todo el mundo anda demasiado apurado; los artistas también. Nosotros intentamos que esto tuviera otro tipo de proceso".

En el video, las reacciones de los músicos y el público presente en la sesión son palpables, algo que Fattoruso quiere que se vea fronteras afuera y que primero se podrá comprobar la próxima semana, en La Trastienda. "Necesito que la gente me vea junto a la banda, porque este sonido es el que se logró con ellos y es lo más original que tengo para mostrar".

De Hancock a Snarky Puppy

"Khronos tiene mucho de jazz, aunque no es esencialmente un disco de ese estilo ni yo soy un jazzero experto", se ataja Fattoruso. John Coltrane y principalmente el Herbie Hancock más cercano a la música funk (un testigo que en su momento tomaron los esenciales Opa) aparecen entre las influencias más cercanas a Francisco Fattoruso. "El manejo de lo electrónico que Hancock hizo con sus influencias antes de ponerse más electrónico es una referencia fuerte de ese disco", rescata Fattoruso, quien se reconoce además como muy influenciado por Daft Punk, herederos directos del Hancock más electrónico.

"Otra influencia clara para hacer este disco como lo hice, metido dentro del estudio y con público, fue la de la banda Snarky Puppy, uno de cuyos temas más populares fue grabado de ese modo y presentado en video, para que se pueda conocer de forma rápida en diferentes países".

Populares de la sección

Acerca del autor