Francisco vs Trump: la guerra dialéctica en medio de las elecciones

Los seguidores del precandidato iniciaron una nueva polémica al señalar que el Vaticano es un estado amurallado
Deslice el mouse sobre la imagen para ver las frases cruzadas entre el papa y Trump

El precandidato republicano Donald Trump, célebre por sus ideas radicales, está ahora en el centro de un nuevo debate sobre los muros que dividen países. Él ha propuesto ampliar esa barrera que separa a su país de México y ayer el papa Francisco consideró que "no es cristiano" alguien que piensa así.

"Una persona que quiere construir muros y no puentes, no es cristiana", respondió Francisco a la pregunta de un periodista sobre la posición antiinmigración del candidato a las primarias republicanas. "Votar o no votar, yo en eso no me meto. Solo digo, no es un cristiano", agregó.

Trump respondió calificando como "vergonzoso" el comentario de Francisco: "Que un líder religioso cuestione la fe de alguien es vergonzoso". En un comunicado -que leyó en medio de un acto- se expresó según su estilo y dijo que "si el Vaticano es atacado por el Estado Islámico (EI), que, como todos sabemos, es el máximo trofeo del EI, les puedo asegurar que en esos momentos el papa deseará que Donald Trump hubiera sido presidente, porque entonces eso no habría sucedido".

La versión oficial del Vaticano llegó tras una aclaración del vocero de la Santa Sede: "La política no es el oficio del papa. Es un hombre de fe. Pero no hay que sorprenderse si su mensaje pastoral tiene repercusiones políticas y sociales", advirtió.

Pero la polémica continuó.

Embed

Dan Scavino, responsable de las redes sociales de Trump, publicó en Twitter un comentario que refería a la falta de autoridad del papa para hablar de muros, cuando el Vaticano está rodeado por una muralla.

Entonces comenzaron las respuestas con explicaciones de todo tipo. La primera, histórica: ese muro fue construido en el año 800 para proteger al papa de las invasiones bárbaras. La segunda, actual: el muro no prohíbe el ingreso de nadie, pues si bien existe, hay zonas en las que está abierto y todos pueden pasar.

Otros respondieron con imágenes de la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, repleta de gente.

Embed

"Eso no es cierto. De hecho, el Vaticano es 'invadido' casi todos los días", indicó un usuario.
Otros, como el sacerdote James Martin, editor de la revista America, insistieron en que, en todo caso, los muros vaticanos no pretenden dejar fuera a los migrantes como propone Trump.

"Recuerden el mensaje del papa Francisco sobre los migrantes: son nuestros hermanos", escribió en la red social.

Embed


Populares de la sección