Frank Ocean y el apogeo del "disco sorpresa"

El músico rompió el silencio luego de cuatro años sin editar volvió a convertirse en sensación
El 13 de diciembre de 2013 Beyoncé lanzó un álbum homónimo sin ningún anticipo previo. No hubo estrategia de marketing para generar entusiasmo en los fanáticos ni alertas a la prensa. El disco –que más bien es un álbum visual en el que cada canción iba acompañada de un video– apareció en iTunes y desató un torbellino.

Beyoncé no solo fue un éxito a nivel comercial y de crítica, sino que además instaló una nueva modalidad de lanzamiento: el álbum sorpresa. Durante los siguientes años, varios fueron los artistas que siguieron sus pasos: U2, David Bowie, D'Angelo, Skrillex, Drake, Björk, Kendrick Lamar y Rihanna.
Estos y varios más utilizaron la estrategia a su manera (adelantando, por ejemplo, algunos temas antes del lanzamiento sorpresivo, como movida para combatir filtraciones), al punto que para 2016 se saturó hasta llegar al cliché. La única que escapó a él fue Beyoncé, quien nuevamente tomó al mundo por sorpresa con Lemonade, otro álbum visual en el que dejó entrever detalles de su vida y su matrimonio que alimentaron los chismes en internet durante meses.

frankocean.jpg

"El álbum sorpresa se está transformando en una opción efectiva para el 1% del 1%. Mientras más popular sea el artista, mejor funciona", escribió este año Billboard. Todo el mundo –o casi todo– sabe quién es Beyoncé, Radiohead o Rihanna. Y aunque a simple vista el músico Frank Ocean no parezca entrar en esta categoría, la misma estrategia le funcionó excepcionalmente bien por varios factores.

El disco más esperado

Frank Ocean no será una megacelebridad mundial, pero el reconocimiento unánime que consiguió con su primer disco de estudio (Channel Orange, 2012) pasó de ser un compositor de alquiler a ser un faro de inspiración para los artistas de R&B, tanto de su generación como mayores. Ocean consiguió el aval de cantantes como Kanye West, así como también marcó agenda al declararse bisexual, en un género en el que la homofobia está arraigada.

En cuanto a la música, Channel Orange se transformó inmediatamente en un disco fundamental para el R&B contemporáneo, un clásico para el género. Tuvieron que pasar cuatro años para la nueva creación. Fue una espera agonizante para fans y medios que se aferraban a cualquier rumor. La ansiedad y los amagues desde 2014 fueron la mejor campaña de expectativa.

tumblr_o9w7luaePA1qdrz3yo1_1280.jpg

En poco tiempo, Ocean consiguió el poder suficiente para realizar una maniobra a la altura de los grandes del pop

El 18 de agosto finalmente rompió el silencio presentando en Apple Music Endless, una especie de película musical de 45 minutos. No es exactamente un álbum visual ni tampoco un álbum en sí mismo, ya que las canciones se presentaron como un único track que no se puso a la venta. Dos días después, también en Apple Music, fue editado Blonde, el debido sucesor de Channel Orange.

Los ribetes detrás de este lanzamiento sorpresivo se conocieron después. Endless fue en realidad el último disco con el sello Def Jam, mientras que Blonde fue un lanzamiento independiente. Esto significó el alejamiento de un sello que, aseguró, no supo apoyarlo de la manera que deseaba.

Ocean terminó burlando el viejo sistema de lanzamientos discográficos no solo porque decidió usar el factor sorpresa, sino también porque se asoció con una plataforma de streaming para ofrecer dos productos que compiten entre sí, pero luego puso a la venta únicamente su disco independiente.
Mientras Def Jam no decida demandarlo por incumplimiento de contrato, Ocean gana. Blonde se posicionó en el primer puesto de ventas en el ranking de Billboard, y con sus 276 mil copias vendidas se ubicó tercero en los más exitosos lanzamientos, detrás de Drake y Beyoncé.

ocean-frank-507ed3e6ed64b.jpg

Sin embargo, la exclusividad de plataformas tiene una contrapartida: la piratería. De acuerdo con el sitio Music Business Worldwide, Blonde se descargó más de 750 mil veces en menos de una semana.

Esta estrategia, sumada al hecho de que Blonde es excepcional, desafiante e introspectivo, solo confirma que, pese a no ser aún un megaartista global, en poco tiempo consiguió el poder suficiente para realizar una maniobra a la altura de los grandes del pop. Condiciones para llegar a ese sitial le sobran.

Otros discos sorpresa


Beyoncé - Lemonade
La artista que popularizó la estrategia del "álbum sorpresa" anunció el estreno de un proyecto con HBO. Lo que se esperaba que sería un documental o una película de gira fue en realidad Lemonade, su segundo álbum visual y una superación con respecto al ya sobresaliente Beyoncé (2013).

Radiohead - A Pool Shaped Moon

Luego de cinco años, la banda inglesa comenzó a alertar a los fans sobre un nuevo disco, enviándoles a sus casas postales con frases crípticas. Luego eliminaron todo rastro de su actividad en las redes sociales y en su sitio web, y a los tres días presentaron su primer single, Burn the Witch, seguido del lanzamiento del disco.

Populares de la sección

Acerca del autor