Frente Amplio habilita comisión que discutirá suba de impuestos

Por primera vez, el FA no tiene votos para el presupuesto
Por primera vez desde que el Frente Amplio llegó al gobierno en 2005, deberá construir un presupuesto nacional para lo que resta de esta administración sin tener los votos asegurados para su aprobación. Por eso se esperan negociaciones intensas, primero en la interna y luego con los demás partidos para conseguir apoyo.

Paralelamente, empezará a funcionar un grupo de trabajo que discutirá cambios tributarios que impulsaron sectores del Frente y que quedaron por el camino. Algunos pueden incluirse en las discusiones presupuestales de Rendición de Cuentas. El presidente Tabaré Vázquez dio luz verde a esa instancia cuando debió alinear a la bancada que resistía votar la pasada Rendición.

El presupuesto vigente abarcó ampliaciones de gasto solo en los dos primeros años del gobierno, por lo que la próxima discusión presupuestal será para los tres años restantes. La incertidumbre económica en la región y el estado de las cuentas nacionales en 2015 llevó al equipo económico a utilizar esa estrategia de elaborar un presupuesto bianual. Sin embargo, en aquel entonces ningún frenteamplista anticipó que sobrevendría un cambio político que dejó al oficialismo sin el voto 50.

El tema fue analizado ayer en la Mesa de la Agrupación Nacional de Gobierno del Frente Amplio, que empezó a delinear los grandes temas de la discusión presupuestal.

El nuevo escenario político obligará "a abrir la negociación" no solo con el diputado disidente Gonzalo Mujica, sino con todos los legisladores, dijo ayer el vicepresidente Raúl Sendic, quien presidió el organismo. De la reunión también participó Javier Miranda, presidente del Frente Amplio, la senadora Lucía Topolansky (MPP), además de diputados y dirigentes.

El Frente Amplio mantiene la mayoría en la cámara de Senadores. No así en Diputados donde le falta un voto. En algunos temas, Gonzalo Mujica acompañará al oficialismo y en otros no, situación que embretó a la izquierda.

Allegados a Miranda comentaron a El Observador sin embargo que el voto de Mujica no estará en duda cuando se trate el presupuesto que sostiene el programa del Frente Amplio.

Otro participante del encuentro dijo a El Observador que el gobierno primero dará la discusión presupuestal en la interna y luego saldrá a hablar con terceros.

En esa línea, Sendic comentó que "seguramente habrá que abrir espacios de negociación sobre algunos de los puntos que habiliten la mayoría que se necesita para aprobar el presupuesto".

"En Diputados habrá que tener una discusión amplia, no solo con Gonzalo Mujica que es el diputado que tuvo más trascendencia, sino que estamos abiertos a la discusión con todos los representantes en la cámara para llegar a la mayoría que necesitamos", afirmó el vicepresidente.

La elaboración del presupuesto empezará en febrero o principios de marzo y el presidente Tabaré Vázquez tiene previsto reunirse con las dos bancadas del Frente Amplio para ajustar detalles y evitar sorpresas cuando el texto llegue al Parlamento.

En la última Rendición de Cuentas, la posición de diputados de distintos sectores obligó a realizar cambios respecto a la distribución de recursos e incluso estuvo en duda la aprobación del proyecto. Vázquez quiere evitar eso en la próxima discusión. En el Frente no esperan ahora un escenario de conflicto, pero si de mucha negociación.

En la reunión de ayer, un representante del Frente Liber Seregni propuso que los temas de salud, educación y seguridad integren la lista de las prioridades para 2017, dijeron a El Observador fuentes de la coalición.

Tributos


Un capítulo importante de la discusión que se viene referirá a los impuestos.

En agosto pasado se anunció la formación de un grupo de trabajo entre el Poder Ejecutivo y la bancada oficialista para discutir alternativas tributarias.

Varias de ellas fueron propuestas de sectores del Frente para aumentar impuestos. Los planteos de los legisladores buscaban obtener recursos en el marco de la última Rendición de Cuentas.
Subir el Impuesto al Patrimonio, aumentar el Impuesto a la Renta de las Actividades Empresariales (IRAE), aplicar el IVA a algunos juegos de azar y revisar las exoneraciones que hoy se ofrecen, estarán en el menú.

El diputado José Querejeta (Lista 711) dijo ayer a El Observador que esos serán "los insumos iniciales" para discutir y se podrán anexar otros. "No hay nada prohibido", especificó Querejeta.
También aclaró que "no se revisará el sistema tributario en su conjunto". Los planteos realizados "son serios en el sentido de mantener el orden fiscal", dijo el legislador.

Para agilizar la formación de esa comisión, esta semana Sendic envió notas a los coordinadores del Frente de ambas cámaras pidiendo la lista de legisladores que estarán en el grupo que analizará la situación tributaria del país. Esa comisión se conformará en enero o febrero para iniciar el trabajo.

Si bien en la última campaña electoral una de las promesas fue no subir impuestos, en este período se aumentó la carga sobre los cigarrillos y desde enero comenzará a regir un aumento del IRPF para determinadas franjas de ingresos salariales.

Por otro lado, se discute en el Senado un nuevo impuesto que afectará a los retirados militares que perciben jubilaciones a partir de los $ 47.000 nominales.

Dentro del capítulo económico se evaluó ayer en la Mesa de la Agrupación de Gobierno la inversión proyectada de la pastera UPM y se mencionó a la regasificadora.

Sobre UPM, Miranda comentó que "ninguna inversión se puede tomar como un hecho hasta que no esté concretada. Hay una expectativa importante".

Sobre ese punto, Sendic dijo que hay "optimismo" en el gobierno respecto a una inversión privada de US$ 4.000 millones a los que habrá que agregar otros US$ 1.000 por parte del Estado para infraestructura, en particular en el ferrocarril.

La obra impactará en la economía y en los puestos de trabajo, estima el Poder Ejecutivo.

Educación


El 6% del PIB para la educación también es una de las metas. "Es un compromiso y esperemos que lo podamos alcanzar. La educación es una de las prioridades del gobierno. Es un objetivo que el presidente Vázquez defendió mucho", afirmó Sendic. Este fue uno de los puntos de más discusión en la última Rendición de Cuentas.


Populares de la sección

Acerca del autor