Frente Amplio sin margen en Diputados

El diputado Mujica apoyó a la oposición en su intención de crear una nueva investigadora

La decisión del diputado Gonzalo Mujica de actuar en el Parlamento de forma independiente al Frente Amplio (FA) genera preocupación en la fuerza política y el gobierno nacional, que ve resquebrajarse la mayoría parlamentaria que la izquierda mantiene desde 2005 gracias a la votación popular y confirmó en las últimas dos elecciones.

Ayer, el presidente Tabaré Vázquez habló del tema durante el Consejo de ministros abierto realizado en Ecilda Paullier (San José). "Cada cual es libre de hacer lo que mejor le parezca sin lesionar los derechos y las libertades de los otros (...). Yo soy hombre de partido político y entiendo que cuando actuamos en política y lo hacemos en un partido debemos respetar las normas de ese partido que aceptamos cuando ingresamos al mismo", dijo Vázquez.

El presidente se refirió al tema horas antes de que Mujica votara junto a la oposición la propuesta de crear una comisión investigadora para analizar los negocios con Venezuela. Esa iniciativa no fue aprobada porque Eduardo Rubio (Unidad Popular) se sumaba anoche al oficialismo en su rechazo a la investigadora.

"Es un tema complejo, ha sido discutido muchas veces en Uruguay si quien abandona una fuerza política debe dejar también su banca", agregó Vázquez en San José. Cuando le preguntaron si Mujica debía dejar la banca, respondió: "Hay que estudiarlo".

Por la tarde, en un cuarto intermedio de la sesión de la Cámara de Representantes donde se discutió la creación de la investigadora (ver página 3), la bancada del Frente Amplio a pleno ofreció una conferencia de prensa para transmitir su posición y dejar en evidencia la postura disidente de Mujica.

"El colectivo se debe respetar", dijo el diputado socialista Gonzalo Civila, rodeado de todos los legisladores del FA, a excepción de Gonzalo Mujica. "Si alguno no acompaña lo que resuelve el colectivo, el FA deberá entender en ese caso. Creemos en la importancia ética de lo colectivo. Es mejor equivocarse en colectivo que solo. Las fuerzas políticas deben tener reglas y por eso creemos en la unidad del Frente Amplio", dijo el diputado. Civila remarcó que los ciudadanos eligieron y votaron en las elecciones de 2014 la mayoría para el FA, y por eso la bancada oficialista seguirá "militando" para "defenderla".

En la historia reciente de Uruguay, varios legisladores han abandonado sectores o lemas y salvo excepciones, no renunciaron a sus bancas.

Los últimos casos fueron el senador colorado Daniel Bianchi y el diputado blanco Daniel Peña, que dejaron sus partidos para sumarse al nuevo movimiento que conforma Edgardo Novick.

"Es mejor equivocarse en colectivo que solo. Las fuerzas políticas deben tener reglas y por eso creemos en la unidad del Frente Amplio" - Gonzalo Civila, diputado del partido socialista

Los dos mantuvieron sus bancas y, como recordaron algunos políticos en ese momento, más allá de cuestionamientos políticos o morales, la Corte Electoral ya ha laudado que la banca es del legislador, por lo cual no tiene porqué renunciar. El tema fue analizado ayer también por el Secretariado del FA.

Para José Mahía, uno de los vicepresidentes del FA, este episodio "es parte del Frente Amplio. Es una situación puntual , importante pero puntal", dijo a El Observador.

"Preocupado"

Mujica tenía previsto votar anoche contra la decisión de su partido de rechazar la investigadora, pero a diferencia de otras disidencias anteriores, esto puede ser el inicio de una nueva etapa en los gobiernos del FA.

Mujica fue electo en las listas del MPP y luego se pasó al astorismo. La semana pasada, trasmitió a sus compañeros de bancada y al presidente del FA, Javier Miranda, que su vinculación con la coalición es dificultosa y que en el futuro votará con el gobierno cuando lo crea conveniente, con la oposición si entiende que es lo mejor, e incluso aspira a aprobar sus propios proyectos.

"Imagináte que yo presento un proyecto y la oposición me lo vota, ¿qué tengo que hacer? ¿retirarlo? Es una barbaridad", le dijo Mujica el miércoles 26 a Miranda y al coordinador de los diputados frenteamplistas, Gonzalo Civila (Partido Socialista).

El FA tiene 50 diputados en la Cámara Baja y los necesita todos para aprobar sus proyectos. Miranda lo convocó para decirle que estaba preocupado por el futuro de la coordinación de la bancada frenteamplista. "Y tenés razón en estar preocupado", fue lo primero que le dijo Mujica.

"No hay margen"

Para el politólogo Eduardo Bottinelli (Factum) la situación generada por el diputado Mujica "claramente complejiza el panorama" del FA y muestra la importancia de haber obtenido, en 2004, una mayoría parlamentaria más holgada. "Los votos disidentes existieron en los distintos períodos de gobierno pero ahora no hay margen", subrayó a El Observador.

"Gonzalo Mujica no marcó un quiebre con el Frente Amplio y dio señales contradictorias respecto a si se va o se queda", agregó.

"El tema de los amagues de irse no es inédito con el Frente Amplio gobernando y ya pasó en períodos anteriores", aseguró a El Observador, por su parte, el analista político Federico Irazabal de la Universidad Católica.

En este período también hubo amagues, como el de los cuatro legisladores rebeldes que se negaban a votar el presupuesto y al final lo hicieron.

"No es la primera vez que el Frente pierde la mayoría pero sí la primera vez que la pierde Tabaré Vázquez", dijo. "Al Frente esta vez lo termina salvando Unidad Popular por lo que la pérdida de la mayoría en este caso es más simbólica y deja un mensaje a la interna de la izquierda", agregó Irazabal.

Con esta actitud, el diputado Mujica "está marcando su camino", comentó el analista.

De todos modos, señaló que los frenteamplistas deben empezar a imaginarse un escenario político para el 2020 donde gane quien gane no tendrá mayorías en el parlamento.

Antecedentes

Aunque el FA ha tenido mayoría parlamentaria desde 2005, los votos de algunos legisladores en temas puntuales han dificultado la aprobación de algunas leyes.

En el 2005 el senador comunista Eduardo Lorier dejó una rosa roja al retirarse de sala para no votar la participación de la Armada en las llamadas Operaciones Unitas, pero el FA tenía votos. El representante socialista Guillermo Chifflet se manifestó en contra del envío de más tropas a Haití. Decidió no votar y retirarse de sala. Pero antes de hacerlo, renunció a su banca.

En 2011, el entonces senador- Eleuterio Fernández Huidobro votó a favor de la ley interpretativa de la Caducidad por disciplina partidaria, pero también renunció a su banca. Sin embargo, esa ley no se sancionó debido a la negativa del exdiputado del Espacio 609, Víctor Semproni, lo que le valió una suspensión. Semproni había votado en contra de la ley que despenalizaba el aborto tres años antes, al igual que Juan Andrés Roballo, actual prosecretario de Presidencia.

En 2012 se envió un nuevo proyecto para despenalizar el aborto. Fue impulsado y aprobado en el Senado. Cuando pasó a Diputados, Andrés Lima no acompañó el proyecto por "cuestiones filosóficas". El voto salvador para el FA vino de la mano del diputado del Partido Independiente, Iván Posada, quien presentó su iniciativa y fue el proyecto que finalmente se aprobó.

Más cerca en el tiempo, Semproni volvió a recibir el calificativo de "rebelde" junto a Darío Pérez y Sergio Mier (Liga Federal). Los tres se negaron a votar algunos artículos del presupuesto que fue aprobado en diciembre de 2015.


Populares de la sección