Frenteamplistas complican la intendencia de Andrés Lima

Los problemas del jefe comunal se centran dentro de su fuerza política
El último problema con el que se encontró el intendente de Salto, Andrés Lima, fue su condena a ocho meses de cárcel por haber difamado a la edila de Dayana Añasco, algo que se suma a las crisis de distintos tipos que atravesó en menos de un año de administración. Algunas complicaciones llegaron desde fuera del gobierno, como las inundaciones, la enfermedad de leishmaniasis o hasta la falta de dinero donada por Japón para la construcción de un banco de leche materna, a raíz de que el intendente anterior decidió gastarla en otros rubros.

Pero los últimos casos a los que tuvo que enfrentarse Lima aparecieron dentro de su fuerza política. En este tiempo como intendente se vio obligado a cambiar de apuro 10 cargos de confianza de su gabinete. Los últimos dos fueron a principios de mayo, cuando el director de Hacienda, Víctor Invernizzi y el director de la Oficina de Proyectos Especiales, Inversión y Desarrollo, César Sánchez, renunciaron sus cargos como represalia por la decisión que había tomado días antes Lima de sacar al director de Obras, Guillermo Minutti.

En paralelo, el intendente se encontró con que varias boletas presentadas por tres ediles para justificar gastos estaban adulteradas. Los tres firmantes -Martín Pertuzzati, Eduardo Godoy y Dayana Añasco- son integrantes del Frente Amplio y hasta hace un tiempo también formaban parte de misma agrupación que Lima, aunque eso no impidió que el jefe comunal optara por denunciarlos públicamente en conferencia de prensa. Añasco se sintió agraviada por la acusación y radicó una denuncia penal contra el intendente, lo que luego le trajo la condena a ocho meses de prisión. El juez penal Hugo Rundie -que es el mismo que investiga la presunta adulteración de boletas de la Junta de Salto- le concedió a Lima la suspensión de la pena, lo que hace que no tenga que cumplirla en la cárcel. Sin embargo, si el Tribunal de Apelaciones confirma la sentencia, Lima puede verse obligado a dejar la intendencia hasta que termine el el tiempo de condena.

La Mesa Política del Frente Amplio apoyó desde el primer momento la acusación de Lima contra los ediles y el tribunal de conducta tiene a estudio el caso para ver si corresponde desvincular de la fuerza política a los frenteamplistas involucrados. Por ahora, los tres ediles siguen formando parte de la coalición aunque dos de ellos le pusieron trabas al Frente en las votaciones de la Junta de Salto.

Oposición a un costado

Lo llamativo es que los problemas que atraviesa en estos momentos el intendente salteño tienen como protagonistas a integrantes del Frente Amplio y, en cambio, la oposición pasó a un segundo plano. El exintendente y ahora senador Germán Coutinho es el principal referente del Partido Colorado en ese departamento, aunque desde que perdió su candidatura a la reelección del departamento ha mantenido un perfil más bajo del que acostumbraba. El otro dirigente del peso es el nacionalista Carlos Albisu, que en los últimos tiempos ha aprovechado la circunstancia para remarcar las debilidades de la administración de Lima. Sin embargo, la bancada del Partido Nacional en la Junta salteña aún no ha marcado una postura con respecto a condena del intendente. De hecho, los blancos fueron los primeros en pedir una investigación sobre las boletas presentadas por los ediles.

El senador nacionalista Jorge Larrañaga está hoy Salto en el marco de una recorrida que realiza por diferentes departamentos. Desde el sector aseguran que su visita no tiene que ver con la situación de la intendencia, aunque en los hechos la crisis de Lima se termina convirtiendo en una oportunidad para que los opositores se empiecen a destacar.

Populares de la sección

Acerca del autor