Frigoríficos empiezan a ganar la pulseada ante la ausencia de lluvias

Algunos productores se ven obligados a vender a precios que no los conforman

La ausencia de lluvias y la necesidad de dinero para afrontar los pagos que se vencen en los primeros meses del año ponen a los productores en una posición desfavorable en la pulseada por los precios con la industria frigorífica. Esta última tenía la intención de bajar la cifra que paga por el ganado gordo y lo está logrando; de todos modos, los productores resisten lo más que pueden.

En algunas zonas del país, sobre todo en la región sur, la sequía empieza a complicar la situación. Ante la ausencia de forraje y la disminución de aguadas, los productores acceden a vender sus ganados gordos por precios inferiores a los que pretendían.

Tampoco es menor que en estas fechas se vencen varias cuentas y el productor necesita hacer caja para poder pagarlas.

De todos modos, en general, el mercado sigue trancado. La industria ofrece precios máximos de US$ 3 por kilo de novillo en cuarta balanza, la mayoría paga US$ 2,90 y hay varias que ni siquiera pasan precios.

Por las vacas se paga entre US$ 2,60 y US$ 2,70 por kilo a la carne. Y las entradas de los ganados a planta se hacen más largas, 15 días o más, comentó a El Observador el presidente de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), Sebastián Blanco.

En definitiva, si no llueve en los próximos días los frigoríficos terminarán ganando la batalla. Por ahora, los productores están vendiendo de a poco, "les cuesta pero no les queda otra; los que tienen ganado gordo no lo pueden aguantar más, porque los campos se están secando", reconoció el intermediario.

Hasta estos días la situación de los campos sigue siendo mejor en el norte que en el sur, porque aquella región fue más favorecida por las precipitaciones. Pero a su vez es donde se registran las temperaturas más altas y los suelos son más superficiales, lo que hace que la humedad se evapore más rápido. Por lo tanto, de mantenerse la ausencia de lluvias, la sequía instalada en parte del sur del país se puede generalizar.

Por otra parte, el mercado de ovinos para faena sigue firme, con poca oferta, lo que hace que se mantengan los precios.

Populares de la sección

Acerca del autor