Frigoríficos pagan más si les dan más plazo

Los productores piden US$ 2,90 por kilo de novillo
Los frigoríficos ya tienen su materia prima comprada para las próximas tres semanas y no están dispuestos a seguir subiendo los precios. Según informó una fuente industrial consultada por El Observador, el novillo se paga a US$ 2,88 por kilo en cuarta balanza, con un plazo financiero de 45 días, aunque los productores pretenden al menos US$ 2,90. En esos casos la herramienta de negociación pasa a ser un mayor plazo para el pago. Hay productores que acceden y otros que no.

Las cargas se acuerdan para los días 19 y 20 de junio, aproximadamente, aunque los novillos pueden ingresar a planta antes que las vacas. En el caso de las vacas, el precio de compra es de US$ 2,58 por kilo, y en algunos casos llega hasta US$ 2,60, si se trata de vacas muy pesadas.

Los industriales son conscientes que la oferta empezará a escasear y ahí verán cómo actuar. Mientras tanto, esperan un par de semanas de buenas faenas y creen que luego se terminará la oferta de ganado. Los verdeos recién se están terminando de sembrar, ya que las abundantes lluvias de abril retrasaron esa tarea, y por lo tanto no habrá oferta temprana de ganados alimentados en esos mejoramientos.

En la oferta disponible en el mercado hay de todo, ganados buenos y otros que ya fueron afectados por el invierno. De todos modos los industriales reconocen que quedan ganados buenos por faenar. Con las últimas heladas, varios productores se vieron obligados a vender.

La semana pasada se cerró el envío de carne de la cuota Hilton por barcos y esta semana se podría realizar algún otro envío por avión, aunque ese modo de transporte es muy costoso.

Hasta el momento llegaron a Uruguay pocos equipos de faena kosher. Hay retrasos en las negociaciones porque cada semana se quiere bajar el precio de la tonelada de carne en US$ 500, mientras el precio del ganado sube, lo que no permite cerrar negocios.

Además, hay expectativas de que China reactive sus compras de volumen en el segundo semestre. Mientras que a Estados Unidos se está enviando carne pero con mucha precaución, consultando a cada productor remitente sobre cuándo utilizó productos con etión en los ganados que van a faena.

Populares de la sección