Fuecys rechaza propuesta y continuarán piquetes en supermercados

El sindicato califica de "insuficiente" fórmula presentada por empresas y mantiene reclamo de $ 20 mil como salario mínimo para el sector

Las negociaciones para la renovación del convenio colectivo en el sector de supermercados siguen estancadas.

La Asociación de Supermercados del Uruguay (ASU), presentó este jueves una nueva propuesta que es considerada "insuficiente" por la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys).

En diálogo con El Observador, el dirigente sindical, Carlos Baiz explicó que el objetivo sigue siendo un salario mínimo de $ 20 mil en el sector (hoy se ubica en alrededor de $16.000).

La escala salarial en los supermercados está dividida en cinco categorías: auxiliar de ventas, auxiliar de ventas calificado, auxiliar de ventas especializado, sub jefe y jefe de sección.

Baiz explicó que la fórmula presentada por las empresas permite que la segunda categoría (auxilias de ventas calificado) llegue a $ 20 mil en julio del año que viene, pero no así para la primera categoría (auxiliar de ventas) que recién podría llegar a esa suma al final del convenio en 2018 y dependiendo de cuál sea el correctivo por inflación.

Otra diferencia de peso radica en que los trabajadores aspiran a negociar lo más cercano posible a las condiciones recomendadas para los sectores "dinámicos", que supone ajustes nominales de entre 10% y 8% anual. Las empresas son partidarias de negociar en el sector intermedio que supone ajustes de entre 8,5% y 7% anual, según el sindicato.

Está previsto que las partes vuelvan a reunirse la próxima semana. Entre sábado y domingo el sindicato volverá a realizar medidas de protesta en diferentes cadenas de Montevideo, Maldonado y Canelones. Los "trancazos" comenzaron hace dos semanas y prometen extenderse en la medida que no haya una solución para los reclamos. Esta situación preocupa a los operadores turísticos ante el inminente comienzo de la temporada estival.

El sindicato y ASU tampoco se ponen de acuerdo en la eliminación del incentivo por presentismo. Esta partida mensual es actualmente de $ 2.400 y se pierde automáticamente por inasistencia o llegadas tarde que superen un total de 30 minutos por quincena. Para ASU ese cambio no es viable.

Tampoco existe acuerdo para la compensación mensual que se paga por quebranto de caja, que hoy es de $ 600 y Fuecys reclama que se lleve a $ 2.000.

El gremio encontró la negativa del sector empresarial para otros reclamos, como la reducción de la jornada laboral sin pérdida de salario a 40 horas semanales con dos días de descanso (hoy se trabajan 44 horas semanales con día y medio de descanso), el pago doble los domingos y el pago de un aguinaldo especial a fin de año en las cadenas, que aún no tienen incorporado el beneficio.


Populares de la sección