Fuerte disputa conservadora por encontrar el sucesor de Cameron

La ministra del Interior, Theresa May, aparece con mayores posibilidades
La batalla por suceder al primer ministro británico, David Cameron, se endureció aún más ayer en los medios de comunicación, en un momento en que la ministra del Interior, Theresa May, aparece como la gran favorita. May contaría ya con el apoyo de casi un centenar de los 330 diputados conservadores, quienes deberán escoger a partir del mañana martes a los dos candidatos finalistas, según establecieron medios británicos.

Sin embargo, los principales rivales de la ministra decidieron bloquearle el paso, asegurando que el sucesor de Cameron debería salir de las filas de los partidarios del Brexit que logró la victoria hace algunas semanas atrás.

Theresa May militó por la permanencia en la UE, así como Cameron, que anunció su dimisión un día después de la victoria de los partidarios de abandonar el bloque.

"Theresa es una candidata destacable, pero el país necesita un dirigente que crea realmente en las oportunidades que se abren con esta salida", declaró a la BBC la secretaria de Estado de Energía, Andrea Leadsom, también candidata y que hizo campaña por el Brexit.

En la misma línea, otro de los candidatos a suceder a Cameron, el euroescéptico ministro de Justicia Michael Gove, afirmó también en el medio inglés Sunday Telegraph que "el próximo primer ministro deberá ser alguien que defendió la visión de la independencia durante el referéndum".

Ventaja importante para May
Un sondeo de ICM para el diario Sun otorgaba amplia ventaja a May frente a sus rivales. Un 46% de los conservadores la consideran como la mejor candidata, por delante de Gove (18%) y Leadsom (7%). El 59% de las personas encuestadas estiman además que el próximo jefe de gobierno no tiene por qué haber defendido la salida del Reino Unido de la UE durante la campaña.

"La carrera por la sucesión de David Cameron podría no ser un maratón, sino un esprint", estima Martin Boon, del instituto ICM, para quien May "aparece de manera aplastante como la candidata más competente".

Mientras Andrea Leadsom padece una falta de notoriedad, Michael Gove tiene la imagen de "traidor" respecto a su amigo Cameron por elegir el campo del Brexit y, después, de cara a su aliado euroescéptico Boris Johnson, por anunciar su candidatura antes que él.

Gove reiteró ayer en una entrevista con la BBC que no pensaba que Boris Johnson podría haber dirigido el país. "Tengo el sentimiento de que no estaba listo para responder al desafío", declaró y puso como ejemplo el hecho de que finalmente el exalcalde de Londres renunciara a suceder a Cameron.

En declaraciones a la cadena ITV, May estimó, por su parte, que el país merece algo más que un primer ministro pro-Brexit. "Necesitamos a alguien que sepa construir a partir de la herencia de David Cameron" y para todo el país, aseguró.

La víspera, decenas de miles de británicos marcharon en el centro de Londres para manifestar su oposición a una salida de la UE.

Respecto a las negociaciones con Bruselas, la ministra de Interior reiteró que, en caso de ser elegida jefa de gobierno, no piensa notificar el Brexit a la UE antes de finales de año. Los líderes europeos reiteraron, no obstante, durante el Consejo Europeo del pasado martes, que "sin notificación, no hay negociación" con Reino Unido.

"Es importante que alcancemos un buen acuerdo sobre el control de la libertad de circulación, pero también para el comercio de bienes y servicios", agregó May.

Los dirigentes europeos defienden que la libertad de circulación es innegociable si Reino Unido quiere permanecer en el mercado único europeo tras el Brexit.

Tras la designación por parte de los diputados conservadores de los dos finalistas al puesto de primer ministro el 12 de julio, unos 150 mil votantes conservadores deberán elegir al sucesor de Cameron antes del 9 de setiembre.

Fuente: AFP

Populares de la sección