Fuerte incremento en la inversión del agro en Argentina

Pablo Ambrosetti, economista jefe de la SRA, actualizó datos en cada rubro durante la Expo Palermo

Más de la mitad del gasto en dólares que realizó el sector agropecuario argentino en los primeros meses de este año corresponden a inversiones.


El dato, difundido este miércoles en el portal news.agrofy.com.ar, lo anunció Pablo Ambrosetti, economista jefe de la Sociedad Rural Argentina (SRA), en diálogo con Télam en el marco de la 130° Exposición Rural de Palermo.


El gasto en el sector, durante los primeros meses, se estimó en US$ 58.000 millones.


Ambrosetti contó que "de la perspectiva de un gasto de US$ 58.000 millones del sector que hicimos en los primeros meses del año, más de la mitad es inversión".


"Sólo en lo que es granos tenemos que pensar en una inversión de US$ 12.000 millones, una cifra que da un crecimiento anual del 27% en moneda norteamericana", destacó el especialista.

Granos

Ambrosetti explicó que ese monto "abarca todo lo que es compra de semillas, fertilizantes, agroquímicos y demás. Tenemos un crecimiento de 800.000 hectáreas en trigo, un millón para maíz, 450.000 que se van a sumar al girasol y seguramente más sorgo, avena, cebada y centeno", agregó.


En la misma línea, consideró que "trigo y maíz son los dos cultivos que tienen más para crecer".

Ganadería

El economista recordó que "el monto de la inversión en ganadería siempre es más importante, por una cuestión de costos, pero este sector también tiene mucho para crecer".


Ambrosetti dijo que los costos para producir maíz "van de US$ 450 a US$ 500 la hectárea, US$ 350 para trigo y soja, lo que hace que con este nivel de precios y los cambios impositivos por eliminación y baja de retenciones, haya una mayor rentabilidad" que en el año precedente.

Maquinaria

Respecto a lo que es la maquinaría agrícola, Ambrosetti comentó que "el crecimiento en la compra de maquinaria, entre sembradoras, pulverizadoras y herramientas menores, va de un 23% a un 27%".


"Para el caso de los tractores vamos a ver un crecimiento en la segunda parte del año, como suele ocurrir una vez que termine la cosecha de soja", dijo.


Para Ambrosetti, "este crecimiento generalizado surge a partir del cambio de escenario, eliminación de retenciones, que mejora los números del campo, apertura económica para poder incorporar tecnología".


"Venimos viendo hace rato que si el productor recibe ingresos invierte en tecnología y se nota en todos los indicadores", subrayó.

Lechería

Por último, respecto a la situación de que atraviesa la lechería, el rubro más golpeado en lo que va del año, Ambrosetti consideró que "ahí inciden varias cosas, por un lado están sufriendo el impacto de caída del 50% en los precios internacionales, falta de competitividad interna que tiene la Argentina, donde se destacan una alta presión impositiva, falta de infraestructura y alta inflación".


"Hay que mejorar todo eso para que la lechería pueda ser competitiva, y sumarle cambios en el sistema de producción. Este año vas a tener salida de producción de varios tambos, una cantidad interesante y preocupante, y vamos a ver un cambio en el sistema de producción, de más intensivo en maíz a extensivo a pasto con suplementación del maíz", concluyó el especialista.