Fuerte interés de firmas locales y extranjeras para comprar gas

Solo la multinacional Shell pidió 15 millones de m3 diarios por un plazo de 20 años
Al menos nueve empresas se presentaron al llamado realizado por Gas Sayago para conocer cuál es la demanda potencial de gas en Uruguay y la región. La compañía había extendido el plazo a solicitud de algunos interesados que había pedido más tiempo para presentar la información exigida.

Se trata en su mayoría de empresas de la región, aunque también mostraron interés un par de compañías locales. En la primera etapa del llamado que tiene carácter no vinculante sobresale la multinacional Shell que pidió unos 15 millones de m3 diarios por un plazo de 20 años, según supo El Observador, en base a fuentes vinculadas al negocio de la regasificadora.

El Observador había informado semanas atrás del interés potencial de Shell por sumarse como cliente de la futura planta de Punta Sayago. La multinacional cerró hace poco tiempo una compra millonaria para quedarse con la británica BG, la petrolera que tiene tres bloques en la plataforma marítima uruguaya. Precisamente, BG tiene una participación del 40% en Cruz del Sur, el gasoducto que comunica Montevideo con Buenos Aires.

El interés expresado por Shell es un fuerte espaldarazo para la construcción de la planta, si se tiene en cuenta la magnitud de la oferta realizada que expresa voluntad de adquirir la totalidad de la producción. Originalmente el proyecto está pensado para una producción diaria de 10 millones de m3 ampliables a 15 millones de m3 por día.

El grupo Edenel, que es propietario de uno de los distribuidores privados de energía eléctrica en la vecina orilla (Edesur), es otro privado que mostró intensión de importar gas natural de una regasificadora en la bahía de Montevideo.

En el caso de la multinacional Shell la aspiración no pasa solo por adquirir gas natural licuado procesado en Uruguay para comercializarlo en la vecina orilla, sino por los contratos para el suministro de ese combustible de sus propios yacimientos a nivel global. Se trata de un negocio que movería entre US$ 350 y US$ 400 millones anuales, solo suponiendo que la planta operara con 10 millones de m3", se había indicado a El Observador.

En el llamado ya finalizado las empresas debían informar, entre otros puntos, la modalidad del servicio en que están interesadas (almacenamiento, regasificación y /o recarga), y el plazo del mismo. Las condiciones mínimas para viabilizar el llamado era por una demanda total de regasificación –entre todas las expresiones de interés– de un millón de metros cúbicos por día y por 10 años de plazo para cualquiera de los servicios.

Este es el primero de los nuevos pasos que se planteó dar el gobierno para tener un panorama preciso, para definir la viabilidad de la obra y para acotar el riesgo. Si bien en la primera etapa ya finalizada la expresión de interés es no vinculante y no obliga a ninguna de las partes a celebrar contratos, quienes resulten calificados quedarán habilitados a participar en las siguientes etapas del proceso que está previsto se inicien el mes próximo.

El 6 de junio se publicarán las condiciones de un segundo llamado (vinculante) denominado de "temporada abierta de subasta de los servicios", previo a la firma de contratos en base firme (modalidad "take or pay"), previsto para setiembre.

El tercer paso consistirá en la convocatoria a empresas interesadas en ser socios estratégicos de Gas Sayago y partir de allí se tomará la decisión final de inversión de la terminal, que se espera sea antes de fin de año. En esa etapa se pondrá sobre la mesa la demanda existente y el proyecto de ingeniería en el que trabajan técnicos del gobierno.

El compromiso de Argentina


Una pata clave para la concreción del proyecto es también el compromiso que asumió el gobierno argentino. El Poder Ejecutivo ya autorizó la firma de un acuerdo energético con Argentina por el que el país vecino reafirma su voluntad de comprar la totalidad de los excedentes de gas natural que se originen en una futura planta regasificadora. En la propuesta se encomienda a las empresas Gas Sayago y Energía Argentina (S.A) (Enarsa) a celebrar los contratos necesarios para efectivizar la relación comercial.

Populares de la sección