Fuerte presión a la baja de la industria en precios del gordo

En general las plantas se alinearon pasando precios de US$ 3 por kilo de novillo gordo a la carne y US$ 2,70 para vacas buenas; la faena sigue en las 40 mil cabezas
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

A partir del martes los precios ofrecidos por la demanda fueron ajustados hacia abajo. En general las plantas pasaron a alinearse pasando precios de US$ 3 por kilo de novillo gordo a la carne y US$ 2,70 para vacas buenas, de entre 450 y 460 kilos, cuando por esos ganados previamente se manejaban entre US$ 3,15 y US$ 3,20 y hasta US$ 2,90, respectivamente. Vacas de entre 420 y 430 kilos, lo que más abunda, cotizan en el eje de US$ 2,60.

Los consignatarios consultados comentaron que se manejan entradas de animales a planta para los primeros días de febrero y las industrias se encuentran menos compradas en novillos. Agregaron que a los precios actuales no se han podido concretar negocios. La mirada se pone en las lluvias pronosticadas para la semana que viene. Se siente la falta de agua y las altas temperaturas en todo el país, aunque en forma más notoria en el sur.

En ovinos, la oferta es escasa, se han realizado ventas de corderos a US$ 3,30.

La Asociación de Consignatarios de Ganado redujo dos centavos su referencia para el novillo hasta US$ 3,17 por kilo a la carne. Mientras, la vaca permaneció sin cambios en US$ 2,82. En ovinos las categorías que vieron cambios en sus valores fueron el cordero que perdió tres centavos hasta US$ 3,28 y la oveja que subió un centavo hasta US$ 2,73. El cordero pesado quedó como la semana pasada, en US$ 3,33, el borrego en US$ 3,28 y el capón en US$ 3,03.

En la semana que terminó el 16 de enero se faenaron 40.252 vacunos, 736 animales más que en la semana previa y 2.638 menos comparado a la faena registrada un año atrás.

La faena de vacas alcanzó las 22.168 cabezas mostrando un avance semanal de 1.114 cabezas y de 1.044 en relación a un año atrás. Representaron el 55% de la faena total. La faena de novillos fue de 16.976 animales, 257 menos que la semana pasada y 3.807 menos que en la semana equivalente de 2015.

En ovinos la faena semanal fue de 18.045 lanares, lo que marcó un retroceso semanal de 3.608 y de 8.803 respecto a la misma semana de 2015. Es la menor actividad desde la semana cerrada el 12 de setiembre de 2015. El 56% de la misma fue cubierta con corderos, volumen que equivalió a 10.361 animales, 4.369 menos que una semana atrás pero 1.056 más en la comparación interanual. La faena semanal de ovejas fue de 3.662 cabezas, 1.018 y 5.122 menos respectivamente.

Respecto a los precios INAC, en la semana que cerró el 16 de febrero la cotización del kilo de novillo cayó a US$ 3,333 desde US$ 3,396, e incrementó a la variación interanual en un punto porcentual a -5%. En vaca el valor aumentó a US$ 2,91 desde US$ 2,895, ubicándose 9% por debajo del nivel de un año atrás.

Mientras, en la exportación, los ingresos semanales aumentaron tanto en carne vacuna como en ovina. En la vacuna la tonelada promedió en US$ 3.810, US$ 400 más que una semana antes. En tanto, en la ovina lo hizo en US$ 3.983, US$ 150 más. Dichos ingresos fueron 0,3% mayor y 24% inferior respectivamente, comparados a los de un año atrás.

Por otro lado, los consignatarios comentaron que el mercado de reposición se encuentra firme, con poca oferta y muy buena demanda, pero pretencioso en precios. Se realizan muchos pedidos en general, pero sobre todo de vaca de invernada y piezas de cría según comentó el consignatario Alejandro Silveira en el programa Tiempo de Cambio de radio Rural. Destacó que a pesar de que se precisa agua, los campos se encuentran con buen forraje.

Populares de la sección