Fuerza Aérea: "El helicóptero estaba en condiciones de operar"

Se abrirá una investigación para determinar las causas del accidente que debe estar pronta en 50 días, según FAU
La Fuerza Aérea comenzó una investigación para conocer las causas de los dos accidentes de los últimos días, en los que murieron cuatro pilotos. En conferencia de prensa, el comandante en jefe de la Fuerza Aérea, Alberto Zanelli, señaló que en un máximo de 50 días deben estar los resultados de la investigación.

La Comisión Investigadora de Accidentes e Incidentes de Aviación será la encargada de relevar el informe en el que se estudiarán los factores operacionales, los factores materiales -que incluye el estado del helicóptero-, los factores humanos y medioambientales, expresó Zanelli, aunque advirtió que el viento era "inexistente" como para provocar una caída.

Además indicó que "el helicóptero estaba en condiciones de operar" y que no se descarta ninguna hipótesis sobre las causas del accidente.

La Comisión Investigadora tiene 30 días para elaborar el informe, aunque luego puede pedir otros 20 días más en caso de que lo considere necesario. De todos modos, en 48 horas luego del accidente habrá un informe preliminar sobre el hecho.

La Fuerza Aérea aseguró que el helicóptero que cayó ayer durante una maniobra de entrenamiento estaba en condiciones de volar y que el capitán tenía más de 1.300 horas de vuelo. Según Zanelli, fue algo "que sin dudas salió mal". El Alférez, en tanto, tenía 260 horas horas de vuelo.

Zanelli
El comandante en jefe de la Fuerza Aérea, Alberto Zanelli.
El comandante en jefe de la Fuerza Aérea, Alberto Zanelli.

"Lo más fácil es acusar a la tripulación. Son los únicos que no tienen voz para defenderse", dijo Zanelli durante la conferencia de prensa. Agregó que el capitan del vuelo fue quien había trasladado al comandante días atrás hacia Durazno, donde se registró el pasado viernes otro accidente en el que murieron dos pilotos.

Cuatro días después, un nuevo siniestro en un vuelo de práctica de la Fuerza Aérea Uruguay (FAU) ocurrió ayer en el Aeropuerto de Carrasco, y causó el fallecimiento de otros dos oficiales. En el accidente del viernes no hay registros de voz de los tripulantes, lo que implicará que la investigación cuente con menos elementos. En cambio, en el accidente del helicóptero de este martes, sí se conservaron los registros de audio.


El accidente tuvo lugar ayer próximo a las 16.15 cuando el helicóptero UH-1H matrícula FAU 055 perteneciente al Escuadrón Aéreo Nº 5 con asiento en la Brigada Aérea I (contigua al Aeropuerto de Carrasco) se precipitó "durante la realización un vuelo de entrenamiento", informó la fuerza de aire en un comunicado.

En cuanto al helicóptero, Zanelli informó que llegó a Uruguay en 1998 procedente de Estados Unidos. Su fabricación fue en 1967 y antes de ser utilizado en el último vuelo había tenido una inspección que lo señalaba como apto para ser operado.

"Si las aeronaves no estuvieran en condiciones, los aviones no serían indicados a cumplir una misión y los pilotos (...) no volarían", dijo el comandante en jefe de la FAU.

El helicóptero era tripulado por el Capitán Aviador Fernando Martín De Rebolledo y el Alférez Aviador Gonzalo Correa, quienes fueron trasladados inmediatamente al Hospital Policial en estado crítico y fallecieron en las primeras horas de la noche producto de los serios politraumatismos que sufrieron, informó la FAU en un segundo comunicado divulgado el martes.

En ambos casos los tripulantes estaban realizando maniobras de entrenamiento. Zanelli indicó que se deben "seguir practicando emergencias", a pesar de estos das tragedias, dado que son las que entrenan a la tripulación cuando se altera la normalidad del vuelo. En el caso puntual de este martes, en el cual los militares simulaban una falla hidráulica, Zanelli señaló la necesidad de realizar la práctica dado que "es una posibilidad bastante común que falle el motor".

Populares de la sección