Fundadores deciden si aceptan solución de controversias

Venezuela busca defender su lugar en el bloque.
Los socios fundadores del Mercosur analizan por estas horas el pedido de Venezuela de activar el mecanismo de solución de controversias previsto en el Protocolo de Olivos. Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay están en consultas luego de que el gobierno de Nicolás Maduro hiciera la solicitud por considerar que hubo "agresiones y hostigamiento" contra su presidencia pro témpore.

La diplomacia venezolana convocó a una reunión el lunes en la sede del Mercosur para poner en marcha el mecanismo, pero ninguno de los otros socios acudió a la cita. En el Protocolo de Olivos está previsto que, en caso de activar la solución de controversias, la fecha para las negociaciones debe ser fijada de común acuerdo y no en función del llamado de una de las partes.

En el caso de que los cuatro miembros fundadores accedan al pedido de Venezuela, habrá una instancia de negociación directa en la que cada uno de los disputantes manifestará su postura. La experiencia histórica indica que esas negociaciones, por lo general, no llegan a buen puerto. En estos casos, entonces, se acude al arbitraje para solucionar la contienda.

Incoherencia

El analista internacional Nicolás Albertoni opina que existe una disonancia entre lo que el presidente venezolano le pide al Mercosur y lo que hace. "Maduro le pide al Mercosur una institucionalidad que él mismo no tiene en su país. Un derecho a réplica que él nunca dio a sus presos políticos. Una libertad para expresarse que él hace tiempo cortó a los periodistas de su país. En que Maduro se haga estos pedidos así mismo y no al Mercosur está la solución de este conflicto en el que se encuentra estancado el bloque", dijo Albertoni a El Observador.

El experto afirma que Venezuela busca complicidad en Uruguay para no quedar aun más solo en el escenario internacional. "Lo más doloroso de todo este proceso son dos cosas: primero el enorme tiempo que estamos perdiendo como país y como bloque regional de tratar de dar señales de progreso en materia de inserción comercial en un mundo ampliamente complejo. Segundo, es que Uruguay parece no darse cuenta de que está jugando el juego que Maduro busca y es el de buscar cómplices.

¿Alguien cree que Maduro quiere quedar en Mercosur por razones comerciales o económicas? Es porque el mundo entero le da la espalda (con excepción de Cuba, Bolivia, Ecuador, Rusia e Iran) y el Mercosur es el único que aún no le había soltado la mano", dijo.

Albertoni cree que el presidente, Tabaré Vázquez, no debería olvidar que no solo hace falta que funcionen los tres poderes del estado, sino que lo hagan de manera independiente. Y, en opinión del experto, en Venezuela no existe independencia entre el Poder Judicial y el Ejecutivo.

Populares de la sección