Futuro, política y negocios en la terraza del aeropuerto

Con cerca de 900 personas presentes, el America Business Forum propuso una exposición atractiva y contundente de cinco empresarios de alto impacto regional y global, como el argentino Daniel Hadad y el belga Gunter Pauli
"Hoy vivimos en un tiempo en que la tecnología ha cambiado todo lo que creíamos". Así abrió la economista Laura Raffo el segundo America Business Forum llevado a cabo el miércoles 5 de abril en la terraza del Aeropuerto Internacional de Carrasco, que con cinco atractivos oradores transitó por varias temáticas: futuro, política, negocios, tecnología e industria. El evento duró algo más de cinco horas y contó con la presencia de empresarios y emprendedores uruguayos de diversas áreas, en un marco que convocó cerca de 900 personas.

El empresario de medios argentino, Daniel Hadad, dio inicio en una puesta en escena en formato entrevista (una novedad para el evento) que fue realizada por el CEO de America Business en Uruguay, Ignacio González, quien llevó al también periodista en un comienzo a recordar los orígenes de su abuelo para luego abarcar aspectos de la vida empresarial, incluyendo algunos momentos tensos que vivió durante el gobierno del kirchnerismo. El empresario ha denunciado en diversas oportunidades haber recibido presiones para vender varios de los medios de los que era propietario en su momento (C5N, Radio 10, entre otros).

En un tono reflexivo, comentó que para comenzar una empresa lo primero que se tiene que saber es si hay demanda. "La oferta viene después", puntualizó como complemento. Entre otras apreciaciones, el presidente de Infobae América sostuvo que hoy la riqueza de las naciones se encuentra en el conocimiento y que se puede generar desde cualquier lugar del mundo. "Basta comparar el PIB de Uruguay y Argentina con lo que valen Apple y Mercado Libre. En esta parte del mundo tenemos que revolucionar las escuelas y lo que se enseña allí", señaló.

La economía azul

Como un torbellino de conceptos puede describirse la exposición de Gunter Pauli, autor del libro The Blue Economy y líder de más de 200 proyectos basados en economía sustentable, que lo han convertido en un referente de la temática a nivel global. "No queremos dividir el mundo entre buenos y malos, queremos solo molestar para mejorar", arrancó Pauli.

El belga hizo un enérgico recorrido descriptivo por sus emprendimientos en Sudamérica (principalmente Colombia), Europa y China, para concluir que el cambio del mercado debe ser rápido y a gran escala, en referencia a su infinidad de disruptivos proyectos productivos. Entre otros, con imágenes de sus hijos mediante, el emprendedor destacó construcciones en base de bambú y el uso de los residuos de café para cultivar hongos de utilidad para la industria textil.

"Es quien genera más valor agregado por múltiples canales quien va a ganar el mercado en el futuro; no aceptar las reglas de juego y cambiar los modelos de negocio con tecnología y ciencia", dijo Pauli.
Con verborragia y optimismo, Pauli opinó que "el futuro de la economía es generar valor agregado con múltiples beneficios, no solo producir más a menor costo como dicen todos los MBA. Por eso tienen miedo", señaló en alusión al empresariado más tradicional para finalizar con la más impactante exposición de la jornada.

Otro de los disertantes fue el managing director de Bestseller para América Latina, Andrés Contreras, que subrayó que hay dos tipos de empresas: las que innovan o las que desaparecen. En su alocución el español justificó las razones que tiene Uruguay para que una empresa como Bestseller se instale en el país a operar para toda la región.

Entre esos aspectos positivos destacó las claras reglas de juego, la seguridad jurídica y fiscal, que además son acompañadas por una economía estable. "Uruguay es un país seguro, cosa que todos los uruguayos saben pero muchas veces no quieren admitir. Si tuviera una inflación más baja sería el mejor país del mundo para instalar un centro de operaciones regional", reiteró.

"Al final del día lo importante es que el consumidor nos elija. Es el jefe, el que decide si tendremos trabajo mañana", Andrés Contreras

El español habló de tres revoluciones en la historia de la moda: una a finales de la década de 1960, la segunda en los 90 y una tercera que se está dando en estos momentos.

Con respecto a la primera, Contreras subrayó la diferencia entre hoy en día –que se compra ropa terminada–, a aquella época en que después de adquirir la tela era llevada a un sastre para que confeccionara la indumentaria. Eso ha tenido una notable repercusión en la baja de los precios que ha llevado a una "democratización" de la ropa.

"Hubo un cambio tecnológico en la cadena de valor en los talleres y fábricas que provocó se empezara a producir ropa en serie que inundó el mercado de productos terminados", dijo.
Veinte años más tarde la evolución de los grandes retailers que apostaron por la tienda como el centro de estrategia y por la deslocalización de la producción que, si bien bajó los márgenes, aumentó de forma sustantiva las ventas.

En cuanto a la tercera, que se está dando ahora mismo, Contreras señaló que se trata de un cambio disruptivo total en que las empresas grandes están colaborando entre ellas, después de un período de agotamiento en que algunas firmas han decidido dejar de invertir en merchandising. "Muchas pensaron que se venía la crisis y la crisis al final de cuentas eran ellas mismas"; dijo el ejecutivo.

Según datos brindados por el ejecutivo, el e-commerce nace en 2001 y empieza a crecer de forma imparable en 2006, para representar al día de hoy el 16% del mercado mundial. Su empresa hoy posee más de 10 mil tiendas en el mundo, representando el e-commerce el 20% de su facturación ya sea vía su propia plataforma o de terceros. "Ahora las empresas grandes están vendiendo marcas de otras empresas, colaborando entre ellas e interactuando con plataformas y tiendas online que son los que más venden en el mundo", finalizó.

Abrirse al mundo

"Un país chico como Uruguay tendría que estar abierto al mundo. Sería un país mucho más rico", fue la frase más fuerte del director de Fiat-Chrysler en Argentina, Cristiano Rattazzi. Luego de esa afirmación y ante la insistencia de quien moderó su intervención, Laura Raffo, el italo-argentino señaló que en Uruguay cada vez que se hicieron referéndums por privatizaciones se resolvió que no.

"Los trabajos de calidad solo se generan abriéndose al mundo", Rattazzi

"Tener algunas de estas fábricas que en el mundo son todas privadas y son un lastre para el Estado es una decisión política de todo el país", sostuvo, antes de subrayar que los trabajos de calidad se crean solamente al abrirse al mundo. Entre otras cosas, el descendiente de la familia Agnelli –creadora del imperio Fiat– afirmó que a partir de la fusión con Chrysler (2014), Fiat desapareció como empresa para convertirse en una marca.

"Lo que da el auto es libertad, independencia de movimiento, por eso siempre la gente va a querer tener uno", fue uno de los conceptos finales que deslizó Rattazzi.

El contenido y la fortaleza

El cierre de la jornada consistió en una entrevista con cierto sesgo más intimo por parte de
González al gerente de Programación de Canal 13 (Argentina), Adrián Suar, quien subrayó que lo más importante en la industria de los medios hoy en día es el contenido.

"Epitafios en HBO nos abrió la puerta a la región. Y el mundo te exige más, te profesionaliza", Adrián Suar

"Cuando pasé de actor a productor tuve que aprender a no ser demagógico y que hay que ponerse colorado. Hay escenas que hay que hacer. Una cosa son los contenidos cuando los armás y los pensás, y otra cuando salen a la calle y se rodean de la energía de la gente", sostuvo. Agregó que para emprender es clave estar fuerte ante la frustración.

"La marca del emprendedor se identifica entre los 20 y 30 años. Cuando ves que está hecho de otra cosa y pensás: este está para 12 rounds", dijo Suar.

Hadad y el cambio de hábitos del consumidor

"Lo que hay que tener en cuenta es que todos los medios competimos por un bien escaso que es el tiempo del espectador, del oyente o del lector", analizó Daniel Hadad en charla con Café & Negocios.

El empresario afirmó que si se ven curvas de consumo, los medios del siglo XIX caen en picada (diarios de papel y revistas), pero aclaró que esto no ocurre porque no tengan calidad informativa, sino que cuando se lee en papel ya es viejo y se perdió el hábito de comprar en el kiosco.

"Los jóvenes no escuchan radio ni televisión; usan pantallas para ver los contenidos que ellos quieran y cuando lo deseen. Hoy lo primero y lo último que ve una persona en el día desde que aparecieron los smartphones es su celular. Este es el cambio", finalizó.


Populares de la sección

Acerca del autor