Garrapata planteó desafío de un mejor manejo de específicos veterinarios

Fuerte impacto logra acción interinstitucional en campaña sanitaria
Los problemas de residuos de etión en carnes conocidos a principios de 2016 originaron una movida técnica que terminó impactando en el fortalecimiento de la campaña contra la garrapata y que deja como desafío hacer un mejor uso de los específicos veterinarios, según se definió en la jornada de evaluación de la respectiva comisión público-privada que se reunió en la Dirección General de los Servicios Ganaderos (DGSG).

La actividad generada a partir de junio pasado fue evaluada positivamente, incluyendo una acción interinstitucional pública y privada que generó 36 reuniones con productores y técnicos en todo el país y 63 talleres que contaron con 2.000 participantes. Fue una primera etapa, cuya actividad continuará en 2017, destacaron en la reunión de evaluación cumplida el pasado martes en la sede la DGSG
.
Técnicos de varias instituciones dan un mensaje común en lucha contra la garrapata

Los distintos participantes destacaron que hay un mensaje en común, que hay herramientas para controlar la garrapata y para saber lo que sucede con residuos biológicos.

Acción conjunta


También hay capacidad y habilidad de instituciones públicas y privadas para accionar en conjunto durante unos meses y se logró una respuesta muy rápida.

El director de la Plataforma de Salud Animal del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), Franklin Riet, consideró que este sistema es fundamental. Admitió que no es fácil mantenerse trabajando en forma interinstitucional, como ser evaluados por los otros técnicos permanentemente; pero es el camino. Y dejó en claro que la investigación es fundamental.

El investigador de INIA remarcó la importancia de trabajar pensando en el productor y en el veterinario de campo, trabajando con ellos y escuchándolos. Hay que tratar de construir el conocimiento junto con ellos y eso "va a ser mucho más la garantía de que se va a aplicar el conocimiento".

Un punto relevante fue el trabajo interinstitucional promoviendo reuniones y talleres en forma coordinada con técnicos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y el Instituto Plan Agropecuario (IPA), pero también con el aporte de otras instituciones.

Este ámbito de evaluación trató de tener todas las visiones. Por ejemplo, en los talleres los productores manifestaron que el problema de infestación son los animales en los caminos, que hay presencia insuficiente del MGAP y que el productor solo no puede luchar contra esta enfermedad.

También dijeron tener sospechas de la calidad de los medicamentos, plantearon los problemas de resistencia, que no hay baños para los ganados. Además nadie denuncia, según el trabajo presentado por el técnico del IPA, Rafael Carriquiry.

En foco

Juan Antonio Mangado, de Comisión Nacional de Fomento Rural, quien habló en representación de todas las gremiales rurales en la comisión interinstitucional, consideró que es importante poner el foco de control en los residuos, pero no solo en relación a los parásitos, por lo que en el futuro deberá ampliarse el espectro de control. Aseguró que el productor es receptivo a las ideas que se le transmiten y atiende las preocupaciones que se generan a consecuencia de las amenazas que recibe la carne en los mercados.

La limitante es la divulgación

El presidente de la Cámara de Especialidades Veterinarias (CEV), José Mantero, resaltó que muchos actores de la cadena cárnica no tenían conciencia que al aplicar un producto veterinario se estaba generando un residuo, los que dependiendo de su principio activo tiene un grado de importancia determinado y agregó que el tema de alguna forma es nuevo.

Por ello, en el caso del etión ante un cambio en los límites permitidos en EEUU se generó un rechazo en mercados a los que exporta Uruguay. Consideró que existe suficiente información técnico científica para trasmitir y que la principal limitante es la extensión y la difusión de la información disponible.

Esta actividad promovida por el MGAP ha sido valiosa y de gran impacto, habiéndose recibido consultas sobre los contenidos de las etiquetas de los medicamentos sobre los tiempos de espera y su uso, lo cual es muy positivo y nunca había ocurrido. El presidente de la CEV consideró importante que todos los actores de la carne, "tengamos la capacidad de adaptarnos rápidamente frente a un cambio que se produzca en los mercados".


Acerca del autor