Garzón y avenida Italia, las vías más rápidas para el transporte

Según la IMM, el polémico corredor ha tenido mejoras en los últimos tiempos y el promedio de viaje en algunos tramos supera los 24,4 kilómetros
Un informe de la Intendencia de Montevideo muestra que avenida Garzón y avenida Italia son las vías de la capital donde el transporte público viaja en general más rápido. En los tramos más ágiles, los ómnibus se trasladan en promedio a 24 kilómetros por hora, una velocidad que la intendencia considera "importante".

Según muestra el estudio realizado por el Observatorio de Movilidad de la comuna, en el polémico corredor Garzón los ómnibus circulan a una velocidad promedio de 24,4 kilómetros por hora -entre San Quintin y Batlle y Ordoñez- y de 21,7 kilómetros por hora -entreBatlle y Ordoñez y Carve-, y es una de las pocas avenidas en que el transporte público supera los 20 kilómetros por hora.

"En el último tiempo Garzón ha tenido una leve mejoría", dijo a El Observador el director de la Unidad de Planificación de Movilidad, Justo Onandi. Mientras que en setiembre de 2016, la velocidad promedio medida entre las 7 y las 19 horas en un día habil era de 20,6 kilometros para los ómnibus con destino al centro de la ciudad, en abril de 2017, la medición daba 21,4 kilómetros por hora. En tanto, para los que se trasladan en sentido saliente, pasó de 21,3 a 22,5 kilómetros por hora.


Esas mejoras, explicó Onandi, reflejan el efecto de los cambios realizados en enero en las fases de los semáforos en el cruce de Garzón con avenida Millán. De todas maneras, reconoció que más allá de que se mejore la velocidad operativa, si no son tramos muy largos, los tiempos de traslado disminuyen segundos o minutos, y los pasajeros no lo notan.

A pesar de que en la mayoría del corredor hay "una velocidad bastante importante para lo que es el transporte colectivo", el tramo comprendido entre Carve y la Terminal Colón sigue presentando problemas y marca una alerta para la comuna, con una velocidad de 12,7 kilómetros.

Avenida Italia es el otro corredor donde los ómnibus se trasladan a mayor velocidad, con velocidades de entre 21 y 23 kilómetros por hora, en los tramos medidos entre Comercio e Hipólito Irigoyen. Esa avenida presenta sin embargo, un comportamiento dispar y tiene grandes diferencias entre tramos. Debido al problema de congestionamiento vehicular, en la zona de Tres Cruces y Parque Batlle, la velocidad de viaje baja a entre los 12 y los 13 kilómetros por hora.
Lea también: Proponen alternativas para que la imagen de la virgen vea la luz

Otra avenida con tramos con velocidades de 25 y 26 kilómetros por hora es Rivera en su tramo final, donde no hay semáforos y la demanda de transporte es menor.

En el resto de las avenidas, los ómnibus se movilizan en general a unos 16 o 18 kilómetros por hora. Para Onandi, no se puede decir sin embargo que el transporte colectivo es lento, pero sí que existen zonas con mayor congestionamiento. "Es un transporte ágil para la ciudad que tenemos con algunas situaciones más conflictivas", dijo.

Los lugares donde se presentan los mayores problemas son 18 de Julio y 8 de Octubre -en algunos tramos-, con velocidades de operación bajas, y donde la comuna busca mejorar los tiempos de circulación. Se trata de lugares céntricos, donde circula más población, vehículos, y donde hay más semáforos.

Populares de la sección