GDF Suez prevé iniciar obra de regasificadora en tres semanas

Ajustan con Gas Sayago responsabilidad medioambiental que recaerá en cada uno

Luego de la polémica y el debate público que generó la Autorización Ambiental Previa (AAP) que otorgó el Poder Ejecutivo en plazos acotados, la compañía GDF Suez tiene previsto dar el puntapié inicial para la construcción de la planta regasificadora en un plazo no mayor a tres semanas, informó ayer a El Observador, Favio Jeambeaut, promotor de negocios internacionales de la firma.

El funcionario explicó que la empresa no pudo comenzar de inmediato que con la obra civil, porque primero debe “separarse” la responsabilidad medioambiental entre las partes (GDF Suez y Gas Sayago). Es que la AAP que otorgó la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) fue para la globalidad del proyecto, incluido el gasoducto de 14,5 kilómetros, que no corre por cuenta de GDF Suez sino que estará a cargo de Gas Sayago. De esa distancia, un tramo de 2,5 kilómetros será subacuático y otros 12 iran por tierra. El vicepresidente de ANCAP y director de Gas Sayago, Germán Riet, indicó ayer a El Observador que la obra marcha de acuerdo a lo previsto y que ya fue elevado un plan de acción social para mitigar los impactos en la zona, como había exigido la Dinama.

Jeambeaut indicó que en un plazo de dos semanas las partes terminarán de redactar un documento que precise qué obligaciones tendrá GDF Suez y cuáles recaerán en Gas Sayago. “Este proceso estaba estipulado dentro del contrato y no implica una demora adicional”, precisó.  Inmediatamente de concluida esa etapa, la compañía europea procederá a acondicionar el obrador. Un área donde habrá desde oficinas hasta plantas de cemento. Según estimó el jerarca de GDF Suez, el primer puntapié inicial de la obra llevará un proceso de tres a cuatro semanas.

Por otro lado, consultado  por cómo venía avanzando la empresa en la obtención del financiamiento para desarrollar la regasificadora –requerirá una inversión total de US$ 1.125 millones–, Jeambeaut dijo que ese es un “tema que no preocupa”. 

Aseguró que mientras la empresa define con qué organismo multilaterales resuelve tomar crédito, inyectará “varias decenas de millones de dólares” para iniciar con la primera fase de la obra civil. Ello obedece, dijo, a que recién las entidades financieras están haciendo el due diligence (auditoría) del contrato que GDF Suez firmó con Gas Sayago y que cuenta con la garantía soberana del Estado uruguayo.

Jeambeaut estimó que la empresa definirá en el correr de diciembre las entidades que financiarán el proyecto. “Lo que tiene que quedar claro es que el proyecto nunca estuvo en duda por la obtención de financiamiento. Hoy la empresa cuenta con capital de giro para iniciar la obra y una lista importante de organismos dispuestos a financiarnos”, aseguró el funcionario. De todas formas, precisó “no tiene sentido” que la empresa “ponga su propia plata” para financiar un proyecto que cuenta con Invesment grade (grado inversor), por verse favorecido por la garantía estatal.

Personal local
Una de las recomendaciones que fijó la Dinama para dar su aval para la regasificadora fue que el proyecto priorizara la contratación de mano de obra local. En este sentido, el funcionario de GDF aseguró que la empresa cumplirá con este requisito.

 “Todo lo que sea mano de obra, seguridad y servicios, como comida, vamos a priorizar la zona”, dijo Jeambeaut.  En este sentido, acotó que la empresa sigue monitoreando “con atención” lo que acontece en el barrio Santa Calina –lindero a la zona de Puntas de Sayago– luego de la conmoción que generó el asesinato de un joven a manos de la Policía. “Esperemos que este tema se solucione rápidamente. Desde la empresa, vamos a tener una fuerte inclinación hacia la mayor contención social y generar la mayor cantidad de fuentes de trabajo”, culminó Jeambeaut.

Socio sigue evaluando participación
El acuerdo de accionistas para que la firma japonesa Marubeni adquiera el 50% de participación en el proyecto de la regasificadora en Puntas de Sayago “aún no se ha cerrado”, informó Jeambeaut a El Observador. Si bien se está en la “etapa final” de la negociación, la firma japonesa se encuentra aún revisando las condiciones para ingresar al proyecto. Marubeni es una multinacional que desarrolla actividades en múltiples sectores como alimentos, textiles, pulpa de papel, productos químicos, energía, metales y recursos minerales, entre otros. Varios ejecutivos de la empresa nipona estuvieron presentes en la firma del contrato de la regasificadora en la Torre Ejecutiva en setiembre pasado. Por otro lado, el ejecutivo de GDF Suez volvió a dejar abierta la puerta para que un futuro pueda ingresar otro socio local o extranjero al proyecto.


Populares de la sección

Comentarios