Gelman: sacar beneficios fue decisión "programática", no recaudatoria

La diputada de IR señaló que la medida busca "proteger más que nada la educación pública"

Una propuesta de la diputada Macarena Gelman, de la agrupación IR, plantea retirar los beneficios fiscales a privados que realicen donaciones a universidades privadas. La medida, un aditivo al proyecto de la Rendición de Cuentas, fue aprobada ayer por la bancada oficialista y supondría para las instituciones perder el acceso a US$ 1,4 millones anuales.

Con la posibilidad de dejar fuera del régimen a la Universidad ORT, la Universidad de la Empresa, la Universidad Católica, la Universidad de Montevideo y el Instituto Claeh, y de reducir la cantidad de becas que otorgan las casas educativas, la propuesta despertó críticas tanto desde el ámbito terciario como desde el político e incluso el religioso.

Según Gelman, "no es un tema que sea un monto significativo o no", sino que está vinculado a "lo conceptual de proteger más que nada la educación pública".


¿En qué consiste la propuesta de recortar los beneficios para las universidades privadas?

Tiene que ver con la modificación del artículo 79 del texto ordenado de 1996 donde establece un beneficio para, entre otros, universidades privadas cuando las empresas realizan donaciones a dichas instituciones. Lo que pasa es que hay una renuncia fiscal por parte del Estado y esos fondos son destinados a la educación privada. Nosotros priorizamos obviamente la educación pública. También vale aclarar que no se han eliminado para todas las instituciones, es solamente para las universidades privadas.

¿Por qué esa decisión de no abarcar todas las instituciones y solamente a las universidades privadas?

En principio hay consideraciones que tienen que ver con realidades y contextos que habrá que tratar más en profundidad, pero consideramos que no es una medida violenta ni mucho menos que no se exonere de los impuestos a las empresas por sus donaciones a las universidades privadas.

¿Cuánto es el monto que no recauda el Estado por esto?

Para eso hay que ver los números. Depende del monto de la donación en el año lo que reduce el Estado, por eso es un porcentaje.

¿Le parecen montos significativos para el Estado?

No es un tema que sea un monto significativo o no, tiene que ver con lo conceptual de proteger más que nada la educación pública que es responsabilidad del Estado, y a la que se tiene libre acceso. En la educación privada hay obviamente un acceso restringido.

¿Entonces se podría considerar como un tema ideológico o programático?

Sí, se puede llamar un tema programático.

¿Cuál es el nexo entre el apoyo a la educación pública y hacer que las universidades privadas no cuenten con estos beneficios?

Cuando una empresa dona a una universidad privada, a esa empresa se le devuelve un monto muy importante de lo que dona, que consiste en una renuncia fiscal que hace el Estado. De alguna manera, estos impuestos direccionan los destinos del gasto público y esa renuncia impositiva del Estado por las donaciones a instituciones privadas no está yendo en beneficio de la educación pública.

¿Qué le hace pensar que esas empresas van a volcar el dinero a la educación pública?

Evidentemente hay un incentivo para las donaciones.

¿Mantuvieron alguna charla antes con el Ejecutivo?

Hubo una consulta en el ámbito de la bancada con el Ministerio de Economía y Finanzas.

¿Y cuál fue la respuesta?

Que era potestad del Legislativo.

Populares de la sección