Genética Holando de Don Policarpo se consolida en una trayectoria exitosa

Expo Holando mostró una renovada expresión de la principal raza lechera

Una vaca vitalicia se llevó la mayor cocarda de la Expo Holando de otoño, muestra que este año tuvo la particularidad que se trasladó de Florida a la Rural del Prado, en Montevideo. La exposición confirmó que una cabaña que generalmente sobresalía en los concursos lecheros y de Selección Holando (SH) empezó a tener una exitosa y sustentable trayectoria.

La calificación se realizó el sábado pasado, un día lluvioso que no impidió la actividad pues se cumplió bajo techo, en el galpón de ventas de la Rural del Prado, como estaba previsto ya que en el ruedo principal se desarrolló la Expo Otoño de Criollos (ver página 6). Fue bien valorado por los participantes haber realizado la exposición en la Rural.

El animal expuesto por Don Policarpo, de Federico Benítez y otros, impresionó en la pista por su buen estado y porque, siendo una vaca de cuatro lactancias, tiene un sistema mamario muy correcto. Es detalle pronostica que la vaca va a soportar otros 40 mil kilos de leche, "porque está muy bien", resaltó a El Observador Agropecuario el jurado canadiense Glen Barkey.

Se trata de un animal de gran tamaño, que sobresale por su carácter lechero y profundidad, según resaltó durante las etapas previas de calificación.

Los principales premios de la Expo Otoño fueron para reconocidas cabañas: El Chivo, de Antognazza Hnos, obtuvo la Reservada de Gran Campeona; Sociedad Ganadera San Alberto ganó el Gran Campeón Macho; y La Muesca, de Darío Jorcín, se coronó con la Gran Campeona SH.

Criterio del jurado


El jurado explicó su criterio y las características de las diferentes categorías calificadas, al comentar que "la diferencia de los animales más jóvenes es que no tienen ubre y por lo tanto tiene que buscar las mismas características que los adultos en cuanto a grupa, patas y la conformación lechera, que les van a dar la fortaleza en su futuro".

Jurado Holando muy exigente con animales jóvenes para evitar que males se amplifiquen a futuro

Una observación atenta a su trabajo en la pista permitió apreciar su exigencia con los animales más jóvenes, principalmente en el caso de las terneras. Luego explicó que no deja pasar "ninguna falta en esa categoría porque la tendencia es que esa carencia se amplifique cuando la vaca sea más grande. En consecuencia, en una vaca más grande se perdonan algunas cosas, que en las terneras no se admiten", explicó Barkey.

Consultado acerca de cómo había llegado a ser un criador que trabaja la novena generación de Holando, resaltó que precisamente elige la genética desde la función de productor. Explicó que las generaciones excepcionales vienen de lo alcanzado tiempo atrás por su familia, por lo que se para sobre los hombros de su padre para continuar y obtener lo mejor de la raza en cada generación. Y por eso pone mucho énfasis en la selección de sus animales.

Para los criadores, el Holando es una raza que "no se defiende tanto en los sólidos como otras, pero termina siendo la vaca que más plata da en los tambos", reveló Jorcín a El Observador Agropecuario. "Claramente es la raza más numerosa del país y lo seguirá siendo, porque no hay que olvidar que cada vez se concentran más vacas en menos tambos y que hay que encerrarlas para superar el tema del barro", acotó.

Gran momento



Julio Eduardo Antognazza, asesor de destacadas cabañas de Holando en el país y en el exterior, destacó a El Observador Agropecuario que el Holando está sufriendo los vaivenes del momento económico. Sin embargo, dijo que gracias al esfuerzo de sus criadores la raza "está atravesando un gran momento por el trabajo de evaluaciones genéticas, donde cada vez hay más información en conexión con centros mundiales de genética, lo que permite que cada día se pueda mejorar y alcanzar un Holando superior, satisfaciendo la demanda interna y de exportación".


Populares de la sección

Acerca del autor