Germán Cardoso: "Me estoy comiendo un garrón"

El diputado colorado relató cómo fue su contacto con Francisco Sanabria antes del cierre del cambio Nelson

El miércoles 22 de febrero, clientes del cambio Nelson en Maldonado se impacientaron al ver el local cerrado con un cartel en la puerta que decía: "cerrado por reorganización empresarial". Comerciantes y particulares mantenían negocios de intermediación financiera que no están previstos en la operativa normal de un cambio, como depósitos y gestión de cuentas corrientes. El dueño de la empresa, Francisco Sanabria, partió junto a su familia a la tarde del jueves 23 de febrero, dejando atrás un tendal de damnificados, en una maniobra que se estima totaliza US$ 15 millones.

La noticia también generó revuelo político, ya que Sanabria era secretario general del Partido Colorado en Maldonado, y diputado suplente de la banca cuyo titular es Germán Cardoso (secretario general del Partido Colorado).

El jueves pasado el mediodía, Cardoso recibió un llamado de Sanabria a su celular, donde el empresario le comentó que renunciaría a sus cargos partidarios. Cardoso relató este sábado a El Observador cómo fue la comunicación con Sanabria, sobre quien ahora pesa un pedido de captura internacional.

Según dijo el diputado, el jueves había ido a la casa de sus padres a almorzar. En ese momento recibió una llamada de Sanabria, quien lo informó de inconvenientes que tenía con RedPagos. En la conversación, Cardoso le comentó que lo mejor sería que diera un paso al costado a sus cargos, tanto en la dirigencia partidaria como en su suplencia en el Poder Legislativo. Eso no fue necesario –siempre según la versión del legislador- porque Sanabria le informó en ese momento que ya tenía la decisión tomada, y que le haría llegar las notas escritas con las renuncias.

Lea también: ¿Quién es Francisco Sanabria?

A las pocas horas, Sanabria se fue del país rumbo a Estados Unidos, en un vuelo que tuvo escala en Buenos Aires. Si bien ese jueves ya se sabía que cambio Nelson había cerrado, Cardoso asegura que su suplente nunca le informó de sus intenciones de salir del país, ni mucho menos de dejar a gente sin cobrar.

"Me estoy comiendo un garrón", dijo Cardoso a El Observador. "Yo voy de frente y con la verdad. No hablé con ningún prófugo porque en ese momento no había pedido de captura ni cierre de fronteras contra él. Además, fue él quien me llamó, y yo no sabía que se iba a ir porque nunca me lo dijo y ahora no sé dónde está. Tengo la prueba en mi celular", comentó.

El diputado del grupo de Pedro Bordaberry remarcó que su vínculo con Sanabria siempre fue político y nunca comercial, ya que en ningún momento compartió negocios ni integró directorios de alguna de sus empresas.

Este viernes, cuando el escándalo estaba instalado y las denuncias contra Sanabria se empezaron a acumular, el Partido Colorado emitió un comunicado donde informa que Sanabria renunció a sus cargos luego de comunicarse con el secretario general de la colectividad. A partir de ese momento algunos dirigentes políticos de izquierda y otros partidos comenzaron a preguntarse cómo era posible que las autoridades coloradas hayan hablado con un prófugo de la Justicia. Cardoso explicó a El Observador que el comunicado lo emitió el viernes porque ese día le llegaron las cartas de renuncia de Sanabria. "Yo procedí de una forma ética que no es común, cuando otros tienen procesados y no hicieron lo mismo", insistió Cardoso.


Populares de la sección