Gibson busca la redención con el resurgimiento de su carrera

El actor dirigió un nuevo filme bélico titulado Hacksaw Ridge

El actor y director ganador del Oscar, Mel Gibson, es tratado como un paria desde hace una década por sus comentarios antisemitas. En 2006, a raíz de su detención por exceso de velocidad, estado de ebriedad y su discurso contra los judíos, Gibson apenas ha conseguido un puñado de papeles en películas rebuscadas o con mala recaudación, en las antípodas de la adulación que disfrutó gracias a Mad Max y Arma mortal en la década de 1970 y 1980. El actor estadounidense, que se crió en Australia, se había consagrado antes como estrella internacional por el filme Corazón valiente (1995), con el que ganó los Óscar a Mejor película y director.

Ahora, Gibson cree que ya es hora de pasar la página. A pocos días de que se estrene en Estados Unidos Hacksaw Ridge, su nueva película como cineasta, el actor confía en que los cinéfilos tengan peor memoria que los altos ejecutivos de la industria del entretenimiento.

La película, que transcurre durante la Segunda Guerra Mundial con la religión como hilo conductor, narra la historia verdadera de Desmond Doss –interpretado por Andrew Garfield–, que se alistó en el ejército dispuesto a salvar vidas en el frente como médico pero que se negó a empuñar un arma por convicción.

El filme "muestra lo que significa para un hombre de convicción y de fe encontrarse en una situación infernal y, en medio de esa pesadilla, ser capaz de profundizar su espiritualidad y de alcanzar algo más grande", dijo Gibson durante una reciente conferencia de prensa en Beverly Hills.

Consultado sobre su propia fe, el actor pareció sentirse incómodo y simplemente respondió que era "imperfecto" y un "mal practicante", que podría aprender algunas lecciones de la vida de Doss.

A juzgar por las críticas, el regreso del intérprete detrás de la cámara se perfila como un éxito. Es su primera película desde que dirigió Apocalypto, una cinta de acción y aventuras ambientada en los últimos días del imperio maya y estrenada en 2006.

En un reciente podcast con la revista Variety, confió que trata de dejar atrás el incidente de 2006, pero le "exaspera" que sea recordado constantemente. "Han pasado diez años. Me siento bien. Estoy sobrio, todo esto para mí es una etapa oscura de mi pasado", dijo.

Los ingresos del primer fin de semana de Hacksaw Ridge dirán si el público lo perdonó o no.

Hollywood y el público en general tienen la voluntad de darle una nueva oportunidad a los directores que llegaron a la cumbre", señaló Jeff Bock, analista de la firma especializada en recaudación Exhibitor Relations.

"Gibson demostró que tenía una madera de director que trasciende la programación de los multicines, a menudo mediocres. Con Hacksaw Ridge, parece tener el respaldo de la crítica, lo cual es prometedor", estimó.


Fuente: AFP

Populares de la sección