Globalización o "neonacionalismo" tributario

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico vive momentos de desconcierto y su principal contribuyente muestra una actitud errática ante los procesos de integración internacional.

Durante este mes de mayo, estamos presentando un nuevo trabajo académico publicado bajo el impulso de Pharos, el Think Tank de la prestigiosa Academia Nacional de Economía. En colaboración con la Facultad de Derecho de la Universidad de Montevideo, y con un equipo integrado por Ignacio Munyo, Gabriel Rizzo y Martín Aguirre, expusimos las ventajas y dificultades que enfrentaría Uruguay si se propusiera emprender el camino para integrarse como miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

De este tema nos hemos ocupado desde el año 2009, cuando Uruguay conoció la peor cara de la organización e inició su proceso de reforma fiscal acelerado, y nos ocuparemos con más detalle en el próximo número, para comentar algunos detalles de esa investigación, que va mucho más allá de lo tributario, en la medida que esta organización lidera las mejores prácticas en todas las áreas de la gobernanza mundial y refleja los intereses del G20.

Sin embargo, en este número recibimos un notable aporte de nuestro amigo Fabián Birnbaum, que a nuestro juicio pone el ojo en el tema más relevante en los próximos años: ¿es compatible el avance de la globalización tributaria que la OCDE propone con el fenómeno de "neonacionalismo tributario" que encarna Trump y otros movimientos populistas en los países desarrollados? La OCDE misma vive momentos de desconcierto, cuando su principal contribuyente muestra una actitud errática ante los procesos de integración internacional.

Cualquier estrategia que se desenvuelva debería ser especialmente cauta si hablamos de un proceso de integración internacional. Y leer bien el posible desenlace de los acontecimientos futuros.

¿ TAX(IT) ?

Por Fabián Birnbaum

¿Es compatible el mundo de "Make America Great Again" and "Lets take back control" con el intento más grande de cooperación fiscal internacional?

Trump , Brexit , etc

El 2016 fue un año de hitos políticos los cuales pueden marcar un nueva etapa en el Mundo. El jueves 23 de junio 2016 en referéndum el 51,9 % de los votantes del Reino Unido dijo 'no' a la Unión Europea . Conforme al artículo 50 del Tratado de la UE, esto supondrá la salida en dos años.

La mayoría de los analistas comentan que el voto por el Brexit fue contra el libre comercio, la inmigración y por la nostalgia de lo que ya no es o se cree que fue.

Por su parte y dentro de las latitudes Americanas, se vio un cambio presidencial, sorprendente para muchos, con la elección de Donald Trump como Presidente de Estados Unidos. Trump, un outsider de la política, pudo lograr una victoria electoral al poder captar al elector descontento con Washington, Wall Street, los tratados de libre comercio y el establishment político. A partir de ello pudo justificar su victoria bajo la promesa de hacer a los a Estados Unidos "grandioso otra vez".

Existen semejanzas y diferencias entre ambos procesos anteriormente descriptos sin embargo el sentimiento nacionalista parece ser un elemento en común y relevante .De hecho el lema de TRUMP era "Make America Great Again" y el del Brexit "Let's take back control".

International tax world

En un contexto de globalización, la cuestión tributaria dejo de ser un asunto enteramente de soberanía nacional bajo el cual cada país podía decidir autónomamente sus decisiones tributarias sin tener en cuenta asuntos extraterritoriales.

Lo anterior se vio agravado luego de la crisis del año 2008 y a partir de allí los países desarrollados decidieron implementar diversas reformas fiscales internacionales a los efectos de preservar e incrementar su recaudación impositiva.

Las reformas fiscales difieren en muchos aspectos pero tienen un denominador común que es lograr un mundo fiscal más transparente y de mayor cooperación entre los países. Las principales reformas a las que hacemos alusión son el proyecto BEPS y el proyecto de Intercambio Automático y Multilateral de Información el cual se adhirieron más de 100 países .

Trump, Brexit , etc con/o International tax world

El único problema de los antedichos eventos es que los mismos ocurren en el mismo planeta.

Por un lado se ve un sentimiento nacionalista a nivel de los candidatos presidenciables y por supuesto de sus electores mientras que simultáneamente existe un intento sin precedentes de cooperación internacional a nivel tributario.

Nos es menester recordar que la historia ha demostrado que en materia fiscal, los países siempre antepusieron sus intereses nacionales ante cualquier interés global. Asimismo, la política fiscal es parte del universo de decisiones que los gobiernos tienen que tomar por lo razonablemente deben seguir una línea de coherencia.

En esta línea de razonamiento, supongamos que una multinacional accede a pagar X monto de impuestos a nivel mundial y que los países debieran de definir como atribuir ese pago global entre ellos y no hagan que cada contribuyente se tenga que enfrentar con cientos de autoridades fiscales simultáneamente. ¿No sería más sencillo y justo esto? ¿Sería viable de aplicar?

El anterior supuesto nos sirve para ilustrar que el problema tributario es un tema estructural del mundo y que los países compiten por recaudar impuestos. El hecho de que se pretendan derribar todas las barreras tributarias no soluciona el problema verdadero sumado a que la corriente nacionalista y proteccionista va a contrapelo de dicha transparencia.

Cabe resaltar que el presente artículo tiene por objetivo alzar una voz en el sentido que el discurso oficialista de la OCDE, por más buenas intenciones que existan, tiene serias amenazas para su éxito. Sumado a esto, la actual coyuntura socio-política confirma y agrava las amenazas antedichas.

El tiempo dirá si el mundo tributario va hacía una mayor cooperación entre países o si solo estamos frente a la búsqueda de chivos expiatorios (tax havens, blacklists, BEPS, Panama Papers, and whatever ) que justifican los déficits fiscales de los Estados luego del 2008.


Comentarios

Acerca del autor

Carlos Loaiza

Carlos Loaiza

Carlos Loaiza Keel es abogado, Master en Tributación y Derecho Empresarial, y director del Postgrado en Tributación Internacional de la Universidad de Montevideo