Gobierno analiza limitar venta de entradas para estadio de Peñarol

La falta de infraestructura para el ingreso genera embotellamientos
Peñarol debía jugar mañana su primer partido oficial en el estadio Campeón del Siglo pero una asamblea de clubes de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) no aprobó una excepción al reglamento para que se juegue el encuentro porque dos tribunas no cuentan con el alambrado requerido (más información en Referí). Además de ese obstáculo, el club debe enfrentar otro desafío crucial fuera de la cancha y especialmente fuera del estadio. Las dos fiestas de inauguración realizadas esta semana demostraron que los accesos al campo de juego y los estacionamientos son insuficientes, por lo que se generan embotellamientos que colapsaron las rutas 101 y 102. Ante esta situación, el gobierno mirará con lupa la forma de acceso del público para el próximo partido que se jugará en el Campeón del Siglo. En caso de que los embotellamientos se repitan, el Ministerio de Transporte y la Intendencia de Montevideo analizarán limitar la venta de entradas para futuros encuentros en ese estadio, que tiene una capacidad para 40.000 personas, informaron fuentes del gobierno a El Obsevador.

El Ministerio del Interior y la Intendencia del Montevideo habilitaron ayer las instalaciones con el objetivo de que Peñarol las inaugurara ante River Plate. De todas maneras, la habilitación regía solo para ese encuentro, que no se jugará en el Campeón del Siglo por la medida tomada por los clubes. El reglamento de la AUF establece que todas las tribunas deben tener un alambrado de 2,20 metros de altura pero el estadio de Peñarol tiene alambrado solo en las cabeceras.

Si los accesos al estadio vuelven a colapsar en el primer partido que se juegue, las autoridades estudiarán limitar la venta de entradas a 20.000 ó 30.000 hasta que la infraestructura vial se optimice, informaron las fuentes.

La obra se inauguró el lunes con un partido amistoso entre Peñarol y River Plate de Argentina, que los locales ganaron 4 a 1. Luego de los problemas de estacionamiento generados durante el encuentro, el ministerio del Interior "exhortó" en un comunicado de prensa a "utilizar el transporte público" para asistir al espectáculo musical que se realizó en la noche del miércoles. De todas maneras, el estadio volvió a llenarse y los problemas de acceso del público se repitieron. Incluso, el show se retrasó una hora, tregua otorgada por los organizadores para que miles de hinchas llegaran a tiempo.

El ministerio fijó una zona de exclusión de circulación en la intersección de las rutas 102 y 8, y la prohibición de estacionar en la ruta 102 hasta Camino del Regadío. Esa decisión generó molestias en las autoridades de Zonamerica. El gerente general, Jaime Miller, acusó en una carta a la secretaría de Estado de actuar de forma "intempestiva".

El subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, dijo ayer a El Observador que "se trató de asegurar el tránsito de la gente que trabajaba y de los camiones que salían de Zonamerica". El jerarca expresó además que "si Zonamerica quiere iniciar una acción legal, que la inicie".

Proyectos de ley sobre seguridad

El presidente Tabaré Vázquez se reunirá con los líderes de la oposición para discutir sobre seguridad. En ese marco, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, anunció que presentará en el Parlamento "cuatro o cinco proyectos de ley" sobre seguridad que le parecen "muy importantes". De todas maneras, el ministro cuestionó en rueda de prensa a la oposición. "Hasta ahora no hemos oído demasiadas propuestas. La única propuesta que hemos oído ha sido la del senador Larrañaga con respecto a la Guardia Republicana ampliada con personal militar. Nosotros, cuando asumimos en el 2010 y se votó el presupuesto en 2011, abrimos la posibilidad de un ingreso masivo de militares para la Guardia Republicana pero el ingreso fue mucho más bajo de lo que habíamos previsto", dijo Bonomi.

Populares de la sección