Gobierno anunció baja de gasoil para aliviar costos de producción

Astori dijo que será en pocos días; sectores productivos dicen que es "imprescindible"

La economía uruguaya muestra señales de recuperación, pero eso todavía no se percibe en la mayoría de los sectores productivos y tampoco en la generación de empleo. Además de estos dos grandes desafíos, los problemas de competitividad siguen latentes como un aspecto pendiente de mejora que reclama el empresariado.

Cada semana el tema se repite en el discurso de ejecutivos y analistas. Ahora esa preocupación parece haber llegado finalmente a los oídos del gobierno. Al menos eso se dejó a entrever en las últimas horas. El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, reconoció que el precio de comercialización del gasoil "es uno de los problemas que está teniendo gran parte de la producción agroindustrial del país", informó radio Uruguay.

En ese sentido, anunció que en los próximos días se concretará una rebaja en el precio del gasoil, aunque no dio otros detalles sobre la medida. De hecho, en el Directorio de ANCAP se desconocía hasta ayer cómo se va a procesar esa rebaja. Astori explicó que eso se enmarca en un proceso de equilibrio de la situación del ente que también podría reflejarse a futuro en el precio de otros combustibles, como la nafta.

La posibilidad de contar con un gasoil a precio diferencial para la actividad productiva también le fue comunicada a principios de mayo a una delegación de la Federación Rural que se había reunido con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre.

En Uruguay el gasoil valió durante años la mitad que la nafta. En parte porque reflejaba ser un producto menos refinado y además porque recibía subsidios para apalancar a la producción.

Pero también la refinería generaba una oferta desbalanceada, faltaba gasoil, y por eso se comenzó a tratar de reducir la demanda. Así se prohibió la importación de motores diesel usados, se aumentaron los impuestos a la importación de esos vehículos y subió en proporción muy fuerte el precio del gasoil en comparación con las naftas.

Los precios más caros

La demanda de gasoil entre 2003 y 2016 pasó de 766 mil a 893 mil metros cúbicos, es decir, aumentó 17% y promedió un crecimiento anual de 1,21%, pero con años como 2012, 2014 y 2015 donde cae.

En tanto, la demanda de nafta en el mismo período casi se triplicó y pasó de 275 mil a 807 mil metros cúbicos con un crecimiento promedio anual de 8,73%, según datos de SEG Ingeniería

La diferencia en la evolución de las demandas de esos combustibles es consecuencia en gran medida del emparejamiento entre los precios de los productos. A modo de ejemplo, en julio de 2001, el gasoil y la nafta Súper costaban $ 6,2 y $ 15,7 por litro respectivamente.

A partir de 2002 la brecha entre ambos precios se reduce gradualmente y en junio de 2008 casi se igualan, cuando el gasoil costaba $ 33,4 versus los $ 33,7 que costaba la nafta Súper, siendo la brecha de 0,9%. Actualmente la diferencia entre ambos es de 9,8%. La nafta Súper vale $ 45,9 por litro, frente a $ 41,8 en el caso del gasoil.

Hoy Uruguay tiene el gasoil más caro de la región. Los últimos datos disponibles a abril en la comparación que realiza SEG Ingeniería marcan que mientras en Uruguay el precio era de
US$ 1,47, en Argentina era de US$ 1,10, US$ 0,96 en Brasil y US$ 0,75 en Chile. Por otro lado, si se observa el comparativo que publica la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea), la diferencia entre el precio del gasoil comercializado al público ($ 41,8) y el precio de paridad de importación ($28,4) era de $13,4, de acuerdo a los últimos datos actualizados a abril. Aunque en los últimos dos años la reducción en los precios internacionales ha dado margen para una baja de las tarifas de ANCAP, el gobierno dio prioridad a recomponer las finanzas del ente.

Una rebaja "imprescindible"

En diálogo con El Observador, el vicepresidente de la Federación Rural del Uruguay, Ricardo Berois dijo que es "imprescindible" que se concrete una rebaja.

El dirigente dijo que por el momento el gobierno no ha comunicado cuál podría ser el mecanismo a instrumentar.

Una alternativa podría ser por medio de un subsidio como ya existe para el combustible que se usa en el transporte urbano de pasajeros, por ejemplo.

En ese caso se impone un sobrecosto en el precio interno para el resto de los consumidores del combustible. Es un subsidio cruzado donde el beneficio llega a una parte importante de la población pero grava a otros usuarios como el agro y el transporte de insumos.

Además dijo que el argumento que históricamente se manejó, en cuanto a que se entendía que era imposible establecer un gasoil con precio diferencial porque después la gente lo termina usando fuera de la producción, hoy no es válido porque la tecnología permite controlar cómo se utiliza.

Por otro lado, durante una conferencia el miércoles 31 en el hotel Sheraton, los economistas Alfonso Capurro e Ignacio Munyo estimaron como "poco probable" que el ente baje las tarifas de los combustibles. "No imaginamos, dada la restricción fiscal, levantarnos un día con la noticia de que los precios bajaron", dijo Capurro, quien de todas formas agregó que eso es algo que "debería pasar".

El dólar bajo

El tipo de cambio es otro punto que está en la agenda de los sectores exportadores. En ese sentido, la línea del gobierno ha sido tratar de mantener el dólar por encima de los $ 28 cada vez que corrió riesgo de dejar ese piso.

El presidente del Banco Central, Mario Bergara, dijo que es "imprescindible" sostener el dólar, aunque cuesta plata, porque si se dejara caer sería "más costoso". Pero el reclamo de los exportadores va en dirección a tener un dólar más fuerte y no solo evitar que se debilite. Para distintos expertos una recuperación del billete verde podría tener lugar solo por movimiento de las condiciones financieras internacionales o alguna corrección de precios en Argentina y Brasil.

Populares de la sección