Gobierno anunció medidas para reactivar empleo en Juan Lacaze

La tasa de ocupación en Uruguay durante enero fue la mas baja desde 2008; el interior con mayor deterioro

El presidente Tabaré Vázquez y su gabinete productivo llegaron ayer por la tarde hasta Juan Lacaze para anunciar un paquete de medidas que buscan atender la difícil situación por la que atraviesa esa zona del país, tras el cierre de la planta de Fanapel. "Cuando Juan Lacaze vive una situación tan particular, no podía caber otra posibilidad que el gobierno esté junto a ustedes", dijo Vázquez ante autoridades y trabajadores de la ciudad.

Las autoridades comunicaron que habrá un seguro de paro especial para los 300 trabajadores de Fanapel por el plazo de un año, mientras se procesan otras alternativas que, de concretarse, darán oxígeno a esa zona del departamento de Colonia. La medida también incluirá a empresas tercerizadas vinculadas con la fábrica de papel.

El plan oficial apuesta a dinamizar el puerto de la ciudad y a promover la instalación de nuevos emprendimientos productivos en el parque industrial que allí funciona. "Juan Lacaze tiene condiciones naturales para convertirse en un polo logístico libre de impuestos", dijo el ministro de Economía, Danilo Astori.

En breve se comenzará a analizar con el apoyo del Fondes-Inaccop la viabilidad de instalar una planta textil cooperativa. Otras alternativas manejadas pasan por la posibilidad de que se radique en la zona un planta de producción de aceite y otra de bolsas de papel.

Por otro lado, también se informó del interés de empresarios privados en invertir US$ 10 millones en un barco transportador de camiones que operaria en el puerto y permitiría llevar carga a los puertos de Buenos Aires y La Plata sin tener que realizar el trayecto terrestre por Fray Bentos. Este emprendimientos generaría puestos de trabajo directos e indirectos en otras áreas como hotelería y gastronomía. "Teniendo la ventaja de un puerto en la ciudad y la cercanía con el mercado argentino eso brinda posibilidades", dijo el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García.

Empleo con malos datos

En paralelo, el año empezó con malas noticias en el mercado de trabajo. La buena temporada turística y la mejora en las condiciones de la actividad económica en general no tuvieron su correlato en la creación de puestos de trabajo. De hecho, se trató del peor enero en materia de ocupación y desempleo de los últimos nueve años con un agravamiento de la tendencia a la pérdida de puestos respecto a los últimos meses.

El economista Germán Deagosto de CPA Ferrere dijo a El Observador que el dato "no fue bueno" y confirma que la mayor parte de la mejora que se había visto durante el último tramo del año pasado respondía a factores de carácter estacional. "En un escenario de poco dinamismo y con problemas de competitividad, no esperamos una recuperación del mercado laboral en el corto plazo, que incluso podría continuar deteriorándose gradualmente" afirmó.

Según los datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de empleo se ubicó en 57,3% de la población en edad de trabajar, muy por debajo del 58,8% que tuvo lugar en igual mes del año pasado.

Una forma de evitar en el análisis la fuerte volatilidad que tiene el indicador es considerar qué pasó con el empleo en el promedio de los últimos 12 meses relevados en enero, y compararlos con el año móvil finalizado en diciembre. De esa manera, se dibuja una tendencia en los números que permite hablar de mejora u agravamiento de la situación del mercado laboral. En esa dimensión, los números muestran una leve caída. La tasa de ocupación pasó de 58,4% en los 12 meses finalizados en diciembre a 58,3% a enero. Y no se trata de la primera caída. Desde noviembre el registro viene retrocediendo luego de tres meses de leve repunte.

Mayor deterioro en el interior

En términos absolutos, en el promedio de los 12 meses finalizados en enero hubo 5.300 uruguayos ocupados menos que un año atrás. Esto implicó una aceleración en el ritmo al cual se contrae el mercado de trabajo –a diciembre, la caída anual era de 3.200 puestos–. De todas maneras, el deterioro del mercado laboral está muy lejos de los niveles de finales de 2015 y principios del año pasado, cuando se perdían 29.100 empleos anuales –dato promedio del año móvil a diciembre de 2015 respecto a los 12 meses anteriores–.

La tasa de desempleo –que mide la cantidad de uruguayos que busca un empleo pero no lo encuentra respecto al total de los uruguayos activos– aumentó frente a enero de 2016, al pasar de 7,7% a 8,1%. Sin embargo, a diferencia de la tasa de ocupación, el desempleo mantiene una tendencia estable. En el promedio de los últimos 12 meses se mantuvo en 7,9%, el mismo valor que en el año móvil finalizado en diciembre.

La mayor caída del laboral se concentró en el interior del país. Allí el número de personas ocupadas se contrajo drásticamente respecto a la capital. Los números del INE muestran que la tasa de ocupación cayó de 58% a 55,8% entre enero de 2016 y el primer mes de este año.


Populares de la sección