Gobierno apela a los niños para combatir el Aedes aegypti

Es el transmisor de tres enfermedades que preocupan en la región
Con el aumento de la temperatura que supone la llegada de la primavera y el verano, el gobierno retoma una vieja preocupación: el calor genera un ambiente propicio para la reproducción del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue, chikungunya y zika.

En el marco de la semana de acción contra los mosquitos, autoridades de la educación y la salud realizaron una campaña en la Escuela Brasil de Pocitos, el barrio donde el verano pasado aparecieron los primeros casos autóctonos de dengue.

"Ustedes son los aliados número uno para que nos ayuden a erradicar estas enfermedades transmitidas por el mosquito. La única manera es que ustedes nos ayuden", dijo a los alumnos la ministra interina de salud, Cristina Lustemberg.

Entre globos verdes que decían "Pica aedes", se lanzó con los alumnos de la escuela el juego que lleva ese nombre. Cada uno con su ceibalita debía sacarle foto a un recipiente que funcionara como lugar para que el vector establezca su criadero y hacer el reporte en un mapa online, que recoge lo que publican niños de todo el país. Había macetas de plantas, vasos porta cepillos de dientes, recipientes de helado, floreros, frascos y botellas. El juego tiene el propósito de que los niños tomen conciencia del riesgo que presentan los mosquitos para la salud.

En ese sentido, la directora de la Administración Nacional de Educación Pública, Irupé Buzzetti, sostuvo que los niños "como siempre, son los multiplicadores de lo que aprenden, entonces la prevención tiene que llegar a las casas". Las distintas instituciones involucradas buscan que sean los más pequeños quienes repliquen las acciones de prevención con su familia.

"Estas enfermedades existen porque existe el mosquito y la única manera probada (de combatirlo), aunque parezca algo banal, es que cada uno en su domicilio esté atento a los recipientes", expresó Lustemberg.

Para los que se van


Este año, la campaña para evitar los casos autóctonos de esas enfermedades tendrá su foco en los viajeros, luego de que los primeros casos de contagios domésticos desconcertaran a las autoridades sanitarias. El primer registro de dengue autóctono en el territorio uruguayo en febrero de este año, luego de estar 100 años libres de la enfermedad, estuvo vinculado a personas que habían viajado al exterior. De ellas surgieron los brotes de que luego se expandieron en la ciudad, en particular en Pocitos y Malvín. Las autoridades esperaban que el dengue ingresara por el litoral del país, considerada una zona de riesgo, pero lo hizo a través Montevideo.

Eso llevó a que decidieran realizar cambios en la campaña contra el dengue para la próxima temporada. Resolvieron reforzar con información todos los puntos de entrada y salida del país.
El método busca que las personas conozcan la sintomatología de las tres enfermedades transmitidas por el mosquito y se les advierta de que en caso de registrarlas consulten al médico rápidamente, lo que permite hacer el control de los focos antes de que crezcan.

En lo que va del año se registraron 46 casos importados y varias decenas de contagios autóctonos, pero las autoridades sanitarias dejaron de divulgar las cifras.

Los virus y sus consecuencias

El dengue es asintómático en el 80% de los casos, pero existe una forma de dengue grave que es potencialmente mortal. El zika está asociado con malformaciones en los recién nacidos cuando las madres adquieren el virus durante el embarazo. El chikungunya, por su parte, si bien no es un virus mortal, ocasiona dolores articulares extremadamente intensos e invalidantes y en algunos casos, persisten por algunos meses.

Populares de la sección