Gobierno de Argentina prevé caída del PIB de 1% para este año

La acttividad económica cayó 4,3% en junio

La economía de Argentina cerrará el 2016 con una contracción del 1%, respecto del año pasado, dijo el miércoles el jefe de gabinete del país sudamericano, cuyo gobierno está llevando adelante una serie de reformas de corte liberal para impulsar una actividad estancada desde hace años.

Anteriormente, la administración de Mauricio Macri esperaba que el Producto Interno Bruto (PIB) finalizara el año entre estable o con una expansión de hasta el 1%. Pero el ajuste que el gobierno ha aplicado sobre la economía aún no se ha materializado en suficientes inversiones.

"Respecto a este año, nosotros estamos estimando una caída (del PIB) del 1%. En el ultimo trimestre esperamos que sea positivo", dijo el jefe del gabinete, Marcos Peña, durante una exposición en el Congreso argentino.

El gobierno responsabiliza por el frágil estado de la economía a la gestión de la ex presidenta Cristina Fernández, quien dejó el poder en diciembre. Sus medidas intervencionistas ahuyentaron a los inversores y dejaron un severo déficit fiscal debido al alto nivel de gasto en medidas de asistencia social.

"Comenzó esta recesión en el último trimestre del año pasado, las cifras eso lo han dejado claro. Aspiramos que sea una recesión más corta y menos profunda que la del 2014", añadió Peña.

Hace dos semanas, Macri dijo que la economía de Argentina crecerá un 3,5%en el 2017 por la llegada de inversiones atraídas por las nuevas políticas más amigables con los mercados y a la estabilidad generada por una menor inflación tras años de amplias regulaciones estatales.

La actividad económica en Argentina cayó un 4,3% interanual en junio, dijo el miércoles el gobierno, una cifra que se ubicó por encima de las expectativas de los analistas.

El ente de estadísticas volvió a dar a conocer este indicador tras haberlo discontinuado por sospechas de manipulación por parte de la anterior administración.

Un sondeo realizado por Reuters había estimado una merma del 1,1% en promedio para el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) para el sexto mes del año.

El último dato oficial había sido el de septiembre de 2015 con una mejora de 2,8 por ciento.

El Gobierno del presidente Mauricio Macri, que asumió el 10 de diciembre, declaró la emergencia estadística y cambió la jefatura del Instituto Nacional de Estadística y Censos con el fin de ajustar la metodología.


Fuente: Reuters