Gobierno brindará asistencia psicológica a personas afectadas

También se atenderá al personal de salud que está trabajando en la ciudad
Ver o ser dueño de casas destruidas, haber perdido a un familiar o amigo o atender a decenas de heridos. El tornado que el viernes 15 azotó a la ciudad de Dolores causó un impacto emocional muy fuerte en personas que se vieron afectadas directa o indirectamente. Por ese motivo, el Ministerio de Salud Pública (MSP) coordina junto la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) y la facultad de Psicología la atención psicológica de todos aquellos que lo requieran.

Se atenderá a los familiares de fallecidos y lesionados, así como el personal de salud "que ha venido soportando esa carga de tensión y estrés", informó el MSP en un comunicado. "Se estima (que el tornado) dejará secuelas que deberán ser monitoreadas por personal capacitado, a lo largo del tiempo", agrega.

También se proveerá atención a la salud mental a quienes se están dedicando a los cuidados, limpieza "y acondicionamiento de sus hogares y entorno".

Un hospital destruido


Gran parte de la ciudad de Dolores quedó destruida por el tornado del pasado viernes 15 de abril. Una de las instituciones más afectadas fue el Hospital de Dolores, que tuvo que ser desalojado ya que quedó prácticamente inutilizado.

El vicepresidente del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), Alfredo Toledo, llegó el sábado a la zona afectada y según relevó, a nivel de infraestructura de salud la situación es realmente compleja. No funciona el block quirúrgico ni la sala de rayos. Esto quiere decir que no se pueden realizar operaciones, solo se atienden casos de emergencias.

El sábado al mediodía se reunieron las autoridades de ASSE, encabezadas por su presidenta Susana Muñiz y el director de la Unidad de Seguridad Vial (UNASEV), Gerardo Barrios en donde se definió un plan de emergencia para las primeras 72 horas. "Se decidió derivar a los pacientes graves a las instituciones privadas de la zona, que también estaban golpeadas por el tornado", dijo Toledo a El Observador.

El plan de contingencia de las primeras 72 horas culminó este lunes 18 y el vicepresidente del SMU dijo que hay que pensar en la situación que se viene. "Hay enfermos crónicos, pacientes con problemas respiratorios producto de la permanencia en lugares sin ventilación y las lluvias", comentó.

Más allá de los dos niños trasladados a Montevideo, de los cuales uno evoluciona favorablemente en el Sanatorio Americano y el otro continúa en estado grave en el Hospital Policial, no hubo más casos de pacientes trasladados a Montevideo.

Desde el punto de vista sanitario, aún no se ha tenido una evaluación general de los faltantes. Toledo explicó que el hospital espera recibir un aparato transportable de rayos porque la sala de imagenología quedó inutilizada.

Este lunes partieron varias camionetas desde Plaza Independencia hacia Dolores con médicos voluntarios que ayudarán en la atención de los enfermos. Por otra parte, en Dolores están trabajando médicos de la Federación Médica del Interior (FEMI) y un grupo de socios del Sindicato Anestésico Quirúrgico (SAQ), se puso a disposición del hospital para las operaciones que se necesiten realizar.

Carmelo muy afectada

El último reporte del Sistema Nacional de Emergencias indica que hay 3.623 desplazados en 13 departamentos de todo el país. De ellos, 1280 son evacuados y otros 2.343 son autoevacuados.

Carmelo es una de las ciudades más afectadas de Colonia por las inundaciones, con 120 evacuados según el último reporte del Comité Departamental de Emergencia. Hasta allí viajó el vicepresdiente del SMU para evaluar la situación. "Hay que ser cautos con los recursos que se necesitan", comentó y agregó que lo más urgente es mantener la limpieza de los lugares en donde está hacinada la gente y para eso se necesitan artículos de limpieza fundamentalmente.


Populares de la sección