Gobierno busca que taxis tengan sistema de pago como el de Uber

A través del celular se podrá abonar el viaje sin necesidad de presentar la tarjeta al taxista
Si se concreta un proyecto que tiene en carpeta el gobierno, la rendija en la que hoy se coloca el dinero cuando se llega a destino y es hora de pagar un viaje en taxi será cosa del pasado en poco tiempo. Para dejar eso en el pasado, se está trabajando en una aplicación que, con la misma lógica que utiliza el sistema de pagos de Uber, permita que la persona que la instale en su celular pueda pedir y abonar por el viaje a través de ella.

Sobre fines de marzo el gobierno había informado que el pago con efectivo en estaciones de servicio y taxis tenía los días contados. Con esta medida se buscaba, entre otros, reducir los niveles de inseguridad que padecen estas dos actividades. En ese momento, se había estimado que en unos 30 días la práctica estaría en marcha.

El pasado domingo, un mes y medio después del anuncio, las estaciones de servicio de Montevideo y Canelones dejaron de aceptar pagos en efectivo entre las 22.00 horas y las 6.00 de la mañana. Se trata del puntapié inicial del cronograma que hará que para el 15 de mayo esta medida se haya extendido a las estaciones de todo el territorio nacional durante las 24 horas del día.

Mientras esto pasa en las estaciones, los taxis, en cambio, siguen cobrando su tarifa como lo hicieron siempre. El principal obstáculo que encontraron las autoridades en este caso fue que entienden importante que la sustitución de efectivo esté ligada al uso de la tarjeta STM, el plástico disponible para abonar viajes en el Sistema de Transporte Metropolitano. Eso debido a su extensión –hay alrededor de 1,2 millones de tarjetas–, lo que la vuelve una alternativa atractiva para comenzar a pagar con ella los viajes en taxi (ver recuadro).

Como se trata de un desarrollo de la Intendencia de Montevideo es necesario realizar varias modificaciones y ajustes para extender su uso a los taxis, lo cual ha dilatado el proceso.
En este escenario se están barajando "soluciones un poco más sofisticadas para el taxi", dijo a El Observador el coordinador del programa de inclusión financiera del Ministerio de Economía, Martín Vallcorba. Se trataría de una aplicación (o más de una, inclusive), instalada en el celular del pasajero, y que tendría un "esquema similar" al que utiliza Uber. "Estamos trabajando en esa dirección", señaló Vallcorba.

De esa manera se busca que la persona descargue la aplicación, la asocie a una cuenta y que esa cuenta esté vinculada a un medio electrónico de pago. Esa aplicación no solo permitirá solicitar un taxi a cualquier punto de la ciudad sino además pagar el viaje sin efectivo y sin necesidad siquiera de presentar la tarjeta al taxista. La aplicación se encargará de cobrar el viaje con el medio de pago asociado, de manera automática y fuera de la unidad. Igual que en Uber.

Eso no quita que el auto pueda también estar equipado con un POS (terminal electrónica de pago) y que quien prefiera realizar el pago con tarjeta, lo haga. Así, más allá de la aplicación, quien lo desee podrá abonar el viaje presentando una tarjeta de crédito, de débito o una prepaga. También se piensa extender esta alternativa a un sistema de mensajería para aquellos usuarios que no posean un celular con acceso a internet.


Usar lo ya disponible


La Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), el Laboratorio Tecnológico del Uruguay y el Plan Ceibal son los actores que están encargándose del soporte tecnológico que requiere una solución de este tipo, indicó Vallcorba.

"El proyecto más completo debiera pasar por el hecho de que las aplicaciones que hoy están disponibles para pedir un taxi tengan todo el proceso, desde que uno lo pide hasta que lo paga", dijo Vallcorba. Actualmente, Easy Taxi y Voy en Taxi son dos de las plataformas para pedir un taxi que operan localmente.

Para Vallcorba, esas alternativas pueden "tener exactamente la misma funcionalidad que tiene la aplicación de Uber". Se trataría, añadió, de un paso más en la "modernización" del sistema de pagos. "El mundo va al uso del celular y en el caso del pago de transporte parecería ser el plan piloto ideal para que de alguna manera se desarrolle y se difunda", sostuvo el jerarca del MEF.

Por este tema han habido varias reuniones con la Gremial Única del Taxi, indicó Vallcorba, quien añadió que encontraron "total disposición" de parte de la gremial para aplicar una solución de este tipo. Ahora, el MEF está abocado a la tarea de definir cuáles son las opciones, así como también cuál sería el esquema de incentivos para el taxi frente a esta nueva modalidad.En palabras de Vallcorba, se trata de una "tendencia que se viene" y que además ayudaría a volver más segura la labor de los taximetristas.

Más puntos para recargar la tarjeta STM


La tarjeta STM es un instrumento que está "muy extendido", pero no es tan popular "cargarla" con dinero, sino que se utiliza más para pagar el boleto en el ómnibus directamente, dijo Vallcorba en entrevista con El Observador TV.

Esto sucede "en buena medida" porque son pocos los locales de recarga, admitió el jerarca del MEF. En Montevideo hoy son 42 los puntos donde los usuarios de esta tarjeta pueden ponerle dinero.

La Intendencia de Montevideo, señaló Vallcorba, trabaja para aumentar de manera importante esa cantidad en las próximas semanas. Se estima que su número podría trepar a 2.000 locales.

Más allá de los locales ya existentes, las redes de cobranza y otros tipos de comercios podrían también ser bocas donde cargar esta tarjeta.

Acerca del autor