Gobierno carece de fondo para emergencia y redireccionará gastos

El director de la OPP, Álvaro García, planteó en diciembre idea de crear una reserva
El tornado que azotó la ciudad de Dolores el viernes de tarde y las inundaciones que generaron más de 4.000 evacuados en 16 departamentos del país en los últimos días despertaron una necesidad económica para empezar a solucionar el daño que estos fenómenos desataron en diferentes puntos del territorio.

A diferencia de otros países, Uruguay no posee un fondo monetario específico para emergencias de esta naturaleza, señaló a El Observador el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García. La idea de crear un fondo de este tipo fue puesta sobre la mesa el 29 de diciembre pasado en la Comisión sectorial de descentralización del Congreso de Intendentes, señaló el jerarca. "Lo hemos conversado informalmente pero no ha avanzado nada, simplemente es una idea", indicó.

La implementación de una herramienta de este tipo "no es sencilla" porque implica definir "muy bien qué es una emergencia" y "qué tipo de uso se le puede dar". La implementación de una herramienta de este tipo "no es sencilla" porque implica definir "muy bien qué es una emergencia" y "qué tipo de uso se le puede dar".

Ayer García informó en conferencia de prensa que el Estado realizará el "aporte que sea necesario para llevar adelante las prioridades", entre las que enumeró la reconstrucción de las viviendas que fueron afectadas. En Dolores, una tercera parte de las manzanas fue golpeada por el tornado, indicó.
Se tratará, dijo García, de un aporte "extraordinario", cuyo monto aún resta definir. Esto implicará que se "redireccionen" otro tipo de gastos que ya estaban estipulados.

"Ya se está trabajando en ver si se puede redireccionar el Fondo de Desarrollo del Interior (FDI) y eventualmente el Programa de Desarrollo y Gestión Subnacional (PDGS) para Soriano, pero eso requiere del visto bueno de la intendencia", sostuvo García a El Observador. En las otras áreas hay que consultar a los ministerios correspondientes, añadió. "Ya se está trabajando en ver si se puede redireccionar el Fondo de Desarrollo del Interior (FDI) y eventualmente el Programa de Desarrollo y Gestión Subnacional (PDGS) para Soriano, pero eso requiere del visto bueno de la intendencia", sostuvo García a El Observador. En las otras áreas hay que consultar a los ministerios correspondientes, añadió.

Asimismo, informó que a partir de hoy hay dos cuentas habilitadas en el Banco República (BROU) para "aportes de la ciudadanía". También aquellos comercios o unipersonales que se hayan visto afectados podrán apelar a un préstamo de República Microfinanzas, agregó.

Mecanismo
El diputado Jorge Gandini sostiene, sin embargo, que ya existe un mecanismo al que se podría echar mano en un escenario como el actual. Se trata, dijo, de un artículo incluido en la ley 15.903 (de 1987), que indica que "no podrán comprometerse gastos de funcionamiento o de inversiones sin que exista crédito disponible" salvo ciertos casos, dentro de los cuales se incluyen cuando "acontecimientos graves o imprevistos requieran la inmediata atención del Poder Ejecutivo o de las Intendencias Municipales en sus respectivas jurisdicciones".

Se estipula que "el monto de los créditos que, anualmente se podrá autorizar en uso de esta facultad, no podrá exceder al 1% del Presupuesto Nacional o Departamental".
Gandini recordó que este instrumento se usó, por ejemplo, en 1996 para ayudar a reconstruir el Mercado Modelo tras un incendio, y, más acá en el tiempo, para levantar un establecimiento del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa).

En relación a este mecanismo, García dijo no tenerlo "presente", pero que podría ser una alternativa a "revisar".

Gasto no previsto

Los intendentes consultados por El Observador se mostraron afines a la creación de un fondo de emergencia.
José Luis Falero, intendente de San José, dijo que "hubo una primera conversación" en el seno del Congreso de Intendentes para trabajar en el diseño de un fondo para este tipo de fenómenos.
"Es un tema que nos preocupa desde hace tiempo porque son situaciones que se van dando cada vez más seguido y no hay nada previsto en los presupuestos para ello como debería ser", dijo.

San José –departamento en el que ayer había 450 personas evacuadas a cargo del Comité de emergencia y otras 800 autoevacuadas, fruto de las inundaciones que lo afectan– tendrá que hacer frente a un "gasto no previsto" que traerá como consecuencia una "replanificación" del ya proyectado, explicó el jefe departamental. San José –departamento en el que ayer había 450 personas evacuadas a cargo del Comité de emergencia y otras 800 autoevacuadas, fruto de las inundaciones que lo afectan– tendrá que hacer frente a un "gasto no previsto" que traerá como consecuencia una "replanificación" del ya proyectado, explicó el jefe departamental.

"No tengo ni cerca números porque hasta que esto no baje y se sepa realmente el destrozo confirmado no podemos cuantificarlo", manifestó Falero, quien agradeció las muestras de solidaridad recibidas. "Estamos ordenándolas, no queremos recibir en forma desmedida ni tampoco cosas que no son necesarias", dijo en relación a las donaciones.

En tanto, el intendente de Florida, Carlos Enciso, comentó que se ve con buenos ojos que se "formalice" a nivel del Estado un mecanismo que "ayude a paliar y reconstruir lo que puede ser casi una ciudad entera".

Asimismo, apuntó que Florida destinará –a partir de 2017– un porcentaje de la contribución a generar un fondo destinado a "imponderables", con lo cual tendrá un "recurso limitado a nivel departamental" para atender fenómenos de esa índole. l

Las experiencias de Argentina y México


En América Latina algunos países han llevado adelante diferentes mecanismos para utilizar en momentos de desastres naturales.
Argentina anunció en enero de este año que crearía un fondo de $250 millones (unos US$ 28 millones) a utilizarse durante el primer trimestre en caso de inundaciones, sismos, incendios forestales y posible actividad volcánica.

De acuerdo a lo informado en su momento por el gobierno argentino, los fondos para la atención de emergencias serían administrados por el Ministerio de Seguridad.

Por su parte, México -uno de los países de mayor actividad sísmica del mundo- posee el Fondo de Desastres Naturales (Fonden). Se trata de "un instrumento de coordinación intergubernamental e interinstitucional que tiene por objeto ejecutar acciones, autorizar y aplicar recursos para mitigar los efectos que produzca un fenómeno natural perturbador, en el marco del Sistema Nacional de Protección Civil", según lo consignado en su sitio web. l

Populares de la sección