Gobierno convencido de que salió bien parado contra Philip Morris

El Ejecutivo hace una valoración positiva del resultado del juicio
Uruguay salió bien parado del juicio con la tabacalera Philip Morris, dijo a El Observador una fuente de gobierno. El fallo del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), dependiente del Banco Mundial, se dará a conocer a la brevedad pero en algunas de las oficinas del Estado ya se celebra por lo bajo ante la certeza de que el país obtuvo una victoria en la mayoría de los 14 puntos que formaron parte del litigio. Sin embargo, el fallo le reconoce un par de puntos a la tabacalera.

Philip Morris demandó a Uruguay en febrero de 2010 por una cifra que luego derivó en US$ 25 millones por presuntos perjuicios derivados de la normativa que el primer gobierno del presidente Tabaré Vázquez implementó como forma de lucha contra el consumo de tabaco. El juicio generó una atracción global y fue bautizado como el caso de David vs Goliat.

El litigio comenzó luego de una denuncia de la tabacalera, que alegó que Uruguay violaba varios puntos del Tratado Bilateral de Inversión que el país tiene con Suiza desde 1998. Philip Morris apuntó contra la norma uruguaya que estableció que cada marca debía tener una única presentación de cigarrillos –lo que prohibía, por ejemplo, los cigarrillos "Light"–.

Ese hecho generó que la tabacalera tuviera que retirar del mercado siete de los 12 tipos de cigarros que tenía a la venta. Además, Philip Morris argumentó que la advertencia sanitaria que sigue ocupando el 80% de las cajas no dejaba espacio en la cajilla para mostrar las marcas registradas. "Estas medidas van más allá de las regulaciones del tabaco que ya existen en prácticamente todos los países y que no han demostrado que logren reducir los índices de consumo de cigarrillos", manifestó la multinacional en un comunicado durante el juicio.

La defensa de Uruguay estuvo basada en la idea que las normas adoptadas priorizan el derecho a la vida y que el tabaquismo es una "enfermedad crónica adictiva", que impacta en la mortalidad por cáncer (está vinculado a 15% de los cánceres del país) y en enfermedades cardiovasculares. Ésta línea argumental habían generado la convicción en las altas esferas del gobierno que el resultado de la contienda judicial sería positiva.

Aunque ahora el gobierno respira aliviado, Vázquez había dicho que seguiría firme en sus políticas antitabaco más allá de cuál sea la sentencia. La lucha contra el tabaquismo fue una de las principales banderas que el presidente desplegó durante su primera administración, cuando entró en vigor una prohibición para fumar en espacios públicos cerrados y Uruguay se convirtió en el quinto país del mundo "libre de humo".

Durante el gobierno del expresidente José Mujica, se prohibió la exposición de cigarros o cualquier producto que derivara del tabaco en quioscos y puntos de venta. En su visita a la Casa Blanca, Mujica puso el juicio arriba de la mesa: "Uruguay se enfrenta a intereses muy fuertes (...) Estamos en una pelea dura y durísima en la batalla por la vida y nadie tiene que hacerse el distraído", dijo.

Vázquez volvió a izar su bandera cuando asumió la Presidencia por segunda vez y a principios de 2016 el gobierno aumentó 15,5% el Impuesto Específico Interno (IMESI) para los cigarrillos y todos los productos derivados del tabaco. Eso implicó que, una caja de 20 cigarros que costaba $ 95 pasó a valer $ 110.

La victoria uruguaya no sólo salva al país de asumir un costo millonario sino que también sienta un precedente para que otras naciones pequeñas den la batalla contra una tabacalera multinacional, algo que Philip Morris pretendía evitar a toda costa con este juicio. Ahora, más que nunca, David tiene un poco más de aliento.

Los efectos de la lucha contra el tabaco

Desde que en 2005 el presidente Tabaré Vázquez le declaró la guerra al tabaquismo, 443 mil uruguayos dejaron de fumar, según datos del Fondo Nacional de Recursos divulgados a fines de mayo.

La última encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE) concluyó que todavía hay 22,2% de fumadores entre los mayores de 15 años, de 35% que fumaba antes del 2005.

El objetivo del Ministerio de Salud Pública (MSP) para el quinquenio es pasar de ese 22% a 17%, según dijo a El Observador el responsable del Programa de Control de Tabaco de esa cartera, Enrique Soto. Para tener un mejor monitoreo de las cifras de tabaquismo, el MSP solicitó al INE que realice encuestas anuales.

Las autoridades trabajan en una nueva medida que se sumará a las que se han venido tomando desde hace once años: las cajas de cigarrillos neutras, es decir, que tienen la misma tipografía y color para todas las marcas.

Aplicar las cajillas de ese tipo, conocidas también como “cajillas planas”, requiere de un estudio que se le realiza a los fumadores, para saber qué color es el que les causa más rechazo.

El apoyo de la OPS durante el juicio

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) apoyó a Uruguay durante todo el proceso. En su momento envió al Ciadi un documento en el que manifiesta su “expreso apoyo” a Uruguay en el litigio. “Los esfuerzos de Uruguay por llevar adelante las normas dirigidas a proteger a su población del consumo del tabaco y de la exposición al humo de tabaco ajeno, pese a las acciones de las tabacaleras, demuestran que el país no se dejó intimidar por la industria”, dijo Carissa Etienne, directora de OPS.

Cadena nacional

El Poder Ejecutivo anunciará en las próximas horas el resultado del juicio contra Philip Morris en cadena nacional. Se espera que sea el presidente Vázquez quien haga el anuncio.

Populares de la sección