Gobierno crea nuevo órgano para minimizar incidencia de siniestros de tránsito

Uno de los objetivos es mejorar la articulación con las intendencias
Con la idea de incidir con más fuerza y dar un nuevo impulso a las políticas de seguridad vial, el gobierno prepara el lanzamiento de la Junta Nacional de Seguridad Vial, creada a través de la Ley de Presupuesto.
Esa Junta, integrada por los subsecretarios de los ministerios de Transporte, Interior, Salud Pública y Educación; un representante del Congreso de Intendentes y uno de la Unidad Nacional de Seguridad Vial, tendrá como cometido -según lo establece el artículo 43 del Presupuesto- "asesorar, recomendar y proponer las acciones y los planes de control para el efectivo cumplimiento de las normas" de seguridad en el tránsito.

El prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, afirmó a El Observador que el objetivo de ese organismo estará centrado en profundizar y relanzar el esquema de políticas en esa materia, que "tiene aspectos positivos en algunas partes pero que en otras requiere rediseñarse" y en intentar lograr políticas de largo alcance que lleven a un cambio cultural. Se trata así de dar un "mayor rango" a esas políticas, e institucionalizar la coordinación que ya se venía dando ente ministerios, Unasev y los departamentos.

"El problema real es la articulación verdadera con los gobiernos departamentales ", dijo Juan Andrés Roballo

Aunque desde Presidencia se afirma que la preocupación por avanzar en estos temas está sobre la mesa desde hace tiempo, la necesidad de dar un nuevo impulso se vio reflejada en la alta siniestralidad de los primeros días del año, cuando fallecieron 30 personas, un aumento de 122% con respecto a la misma época de 2015, informó La República. Uno de los puntos en los que se dio un siniestro fatal fue la ruta Interbalnearia a la altura del ingreso a balneario Solís donde murieron dos personas. En el mismo cruce se dieron 24 muertes en un año.

Para avanzar en políticas más eficaces en la prevención de accidentes, uno de los puntos neurálgicos de esa Junta estará en lograr una "articulación más eficiente con los gobiernos departamentales", dijo Roballo, y recordó el caso de intendentes que dentro de la campaña electoral hicieron campaña ganado votos a partir de la oposición al uso del casco, invocando la autonomía departamental.

Consultado por El Observador, el presidente del Congreso, Sergio Botana, puso énfasis en que la autoridad en el tránsito la tiene cada departamento, aunque reconoció que "la coordinación es imprescindible para evitar que convivan dos políticas en el mismo ámbito".

Dentro de las políticas a profundizar se encuentra la tolerancia cero al alcohol, continuar con la implementación del permiso único de conducir y libreta nacional por puntos; profundizar la respuesta sanitaria en caso de accidentes y en la fiscalización a través de la Policía de Tránsito. Además de la creación de nuevas campañas y el trabajo de la concientización desde edades tempranas.

Para Roballo, "se viene invirtiendo tiempo, energía, dinero" y por el gobierno quiere "minimizar las posibilidades de que una persona se lastime o pierda la vida en el tránsito; gestionar ese riesgo eficientemente con políticas de fondo", afirmó. Para ello, los ministerios trabajan en la evaluación y proyección de las políticas actuales "para incidir con más fuerza en este tema", agregó el jerarca.

Populares de la sección