Gobierno cree que cárteles de drogas "fracasaron" en Uruguay

Jorge Vázquez dijo que grupos internacionales intentaron instalarse entre 2005 y 2010

Las incautaciones de cocaína están en picada. Tras alcanzar un récord histórico en 2013, cuando la Policía logró capturar una tonelada y media de ese polvo blanco, en el primer semestre de este año se incautaron 20 kilos. En el gobierno consideran que eso responde a una reducción en la actividad de los grupos criminales. La hipótesis oficial indica que, a menos tráfico, menos incautación. "Hubo una intención fuerte en el período 2005-2010 de instalarse las organizaciones internacionales en este país para utilizarlo como tránsito. Yo creo que fracasaron sistemáticamente", dijo a El Observador el subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, que está desde la primera presidencia de su hermano Tabaré Vázquez en la primera línea del gobierno.

El exdirector de la Policía Nacional, Julio Guarteche, que murió el pasado 29 de junio, estuvo al frente de la Dirección General de Represión del Tráfico Ilícito de Drogas (Dgrtid) entre 2005 y 2010, cuando, según Vázquez, grupos de narcotraficantes intentaron plantar bandera. Entre esos años se dieron los golpes más grandes a los cárteles. En 2006, por ejemplo, se realizó la Operación Campanita, cuando se incautaron 350 kilos de cocaína, vehículos, armas, dinero y propiedades, entre ellas un laboratorio instalado en Parque Batlle. Hubo decenas de detenidos y unos 30 procesados.

El combate a los narcotraficantes trajo amenazas para los gobernantes. En noviembre de 2010 Vázquez dijo en el programa En La Mira de VTV que detectaron un plan para atacar a jerarcas del Ministerio del Interior. La acción se iba a realizar "a la mexicana" y además "iban a venir sicarios del exterior especialmente".

"Los escuchamos, pero además los tenemos grabados, los tenemos fotografiados por la DEA (agencia antidrogas estadounidense) y sabemos sus nombres", dijo entonces Vázquez. Aunque el plan de las organizaciones "fracasó", las amenazas continúan. El semanario Búsqueda informó el 8 de junio que el narco mexicano Gerardo González Valencia, integrante del grupo "Los Cuinis", dejó por escrito semanas atrás una amenaza al ministro del Interior, Eduardo Bonomi. "Me tuvieron desnudo con temperaturas bajo cero. Si el ministro del Interior Bonomi sigue mandando sus guardias a torturarme que busque el puente más alto del Uruguay donde lo voy a colgar", dijo el narco en un interrogatorio y lo ratificó con su firma.

Por su parte, Bonomi ha dicho que el enfrentamiento entre narcos locales se elevó al nivel de "guerra", lo que aumentó la cantidad de homicidios en ciertos barrios de Montevideo. Ante eso, se está desplegando un nuevo plan de patrullaje para lograr reducir las rapiñas en los últimos tres meses.

Subió el consumo de cocaína

El director de la Dgrtid, Walter Menéndez, explicó a El Observador semanas atrás que este año se está "apretando mucho en la frontera con Brasil por los Juegos Olímpicos, entonces las pasadas por la frontera en las que solían traer cocaína han disminuido mucho". Ante esa situación, el jerarca considera que los traficantes de cocaína "han cambiado la ruta". Vázquez dijo ayer a El Observador que "probablemente el tráfico de cocaína ha disminuido, pero sí ha aumentado el consumo, porque ha venido de la mano del aumento del poder adquisitivo de los uruguayos". Un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) de abril de 2015 reveló que EEUU, Canadá y Uruguay son los países con mayor prevalencia en el consumo de cocaína del continente americano

Populares de la sección