Gobierno descartó accionar contra los meteorólogos

Comentarios de meteorólogos privados molestaron al Poder Ejecutivo

El prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, volvía el viernes de ver la tragedia de San Carlos cuando se encontró con una serie de comentarios en redes sociales que "relativizaban" y "cuestionaban" las alertas del Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) que lo fastidiaron.

Por eso en ese momento el jerarca anunció que el gobierno analizaba jurídicamente acciones ante lo que consideró desestimación de la información oficial que brindan los servicios de meteorología a la población.

"Vimos alguna expresión a través de las redes sociales que desestimaban o relativizaban la información oficial del Estado en materia de pronóstico de tiempo y se presentaba una especie de simpatía o preferencia por algún profesional que pronostica de forma particular. Eso es muy grave, pero muy grave, y se está haciendo un análisis jurídico porque ya nos pasó antes y, ahora sí, hemos tomado la decisión de cortarlo", dijo Roballo al programa Visión nocturna de radio Uruguay.

Sin embargo, Roballo dijo ayer a El Observador que el gobierno no está evaluando tomar ninguna acción judicial específica contra aquellos que "relativizan" la información oficial del Inumet, sino que hará un "análisis del ordenamiento jurídico" para alentar la colaboración y el diálogo entre los diferentes actores sociales.

El jerarca dijo que puede haber coincidencias o diferencias en torno al pronóstico climático y que no hay ningún problema sobre la diversidad de opininones en este sentido. Pero recordó que el Estado es el único habilitado para emitir alertas oficiales y que ningún meteorólogo privado puede "decretar alerta roja" por su cuenta. "Las alertas se emiten según un pronóstico y de acuerdo a estándares internacionales y ningún actor privado puede decretar una alerta, de la misma manera que no pueden cambiar la hora", afirmó Roballo.

Para Roballo, el hecho de que un meteorólogo privado desestime una alerta del organismo oficial o predisponga a la población con comentarios críticos es peligroso en tanto que estará formando opinión sobre decisiones que pueden afectar directamente la vida humana.

"No puede ser que digan que las alertas del Inumet no sirven para nada. Esto está incidiendo en las decisiones de la gente en temas tan importantes como la integridad física", afirmó el prosecretario de la Presidencia.

De todas maneras, Roballo subrayó que en ningún momento se pensó en la adopción de acciones penales contra quienes hacen estos comentarios en redes sociales o medios de comunicación.